Olvido

A veces se le olvida quién es. Entonces, buscando fotos viejas, se mira en el espejo comparándose y se recuerda en espacios intermitentes del pasado. De regreso al pretérito, ya no volvió a encontrarse, ni comprendió por qué de pronto la mudaron desnuda a una casa tan pequeña y fría.
Escrito por Ala Maya

19 comentarios :

  1. Carmen Hinojal26/2/16 12:20

    Ala tu micro está lleno de una sensibilidad y ternura que llega al corazón. Imagino la tortura que debe ser padecer de la enfermedad del olvido. Solo puedo imaginarla. También imagino el sufrimiento de sus seres queridos. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen! por tu comentario. Aunque he tardado en responderte no ha modificado mi agradecimiento! Ala

      Eliminar
  2. La enfermedad del olvido. Que no afecta sólo a quienes la sufren. Debe ser terrible ir perdiendo los recuerdos. Tengo grabados muchos momentos de esa terrible enfermedad en un ser querido, porque la memoria emocional no se borra. Un beso significa más que una comida, una canción te transporta a tiempos pasados, un beso o un abrazo te dan gran seguridad, y una sonrisa... ya ni te cuento.
    Lo importante es que los que vivimos la enfermedad del olvido, desde fuera, no les olvidemos.
    Muy bonito tu relato. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Olga, sobre todo porque al parecer has sido participe indirecta de esta patologia. Lo mio es puro Imaginar, en palabras, claro. cincuenta. gracias

      Eliminar
  3. Ala, me gusta tu forma de escribir. la grase 'De regreso al pretérito' es genial. obviamente se ve que hablas de la enfermedad del olvido con nombre alemán (creo que jamás se le ha tenido más manía al nombre de un psiquiatra y neurólogo, a pesar que él solo detectó la enfermedad). Pero el final de tu relato me da a pensar dos tipos de interpretaciones: que esté recluida en un centro psiquiátrico perdida, o que esté muerta en vida, o en un ataúd muerta. Ya ves, ese final me ha dejado pensativo.
    Enhorabuena por tu primer relato. Es muy bueno.
    Besos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pablo por haber comentado algo sobre el estilo con que cada uno escribe este desafio en cincuenta palabras, independientemente de la emocion que pueda genenrar la trama que elijamos. Creo que el valor esta en lo literario no en la materia prima de la emocion en sí misma, muerte, sangre, fiesta etc. Gracias es muy valorado por mi, que hayas destacado algunos de los recursos literarios de los cuales nos valemos para mejorar o empobrecer la obra.

      Eliminar
  4. Ya sabemos que envejecer conlleva la pérdida inevitable de facultades físicas. Sin embargo, la memoria, pese a ocupar un espacio material en el cerebro, está en íntima conexión con el espíritu, con lo que somos, la suma de lo que hemos sido. Cuando ese rinconcito se rompe lo hacemos también nosotros. Una pérdida puede ser aún más dramática que la muerte misma al borrarnos del mapa, nos niega la existencia a nosotros mismos de forma gradual, hasta que ya resulta irreversible, como sucede en tu relato. Una palabras de cinco letras como título, poco más hace falta para señalar uno de los peores dramas.
    Un saludo y bienvenida

    ResponderEliminar
  5. Cuando la memoria pierde los recuerdos, es como si nunca hubiese existido el pasado; y el presente sin pasado no tiene futuro. A mí, como a Pablo, me queda la duda en tu relato sobre qué es exactamente esa "casa tan pequeña y fría", a la que además "mudaron desnuda". No sé si se trata de la cama o la silla de una residencia u hospital en la que está sujeta. Sea como sea, has reflejado muy bien el drama del olvido. Bienvenida, Ala Maya, y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juana!!! la duda... la gran motivadora de ventanas que se abren en la vida. Gracias

      Eliminar
  6. Bienvenida a 50palabras Ala.
    Reflejas muy bien la cruel enfermedad del Alzheimer. En donde el olvido y la falta de recuerdos y memoria lo inunda todo.
    Me ha gustado Ala, enhorabuena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Bienvenida, Ala Maya, y no olvides que aquí tienes futuro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Ala, bienvenida a la familia.
    Has tratado con mucha ternura y delicadeza esta terrible enfermedad del olvido. Dejan de ser ellos mismos. Acaban tan perdidos que no saben si están vivos o muertos.
    Buen estreno!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar!!!! Es un relato del cual desconzco por completo mas, de los que todos sabemos. Esta en poder desarrollar un tema con este desafio. Cincuenta Palabras.

      Eliminar
  9. Es muy bonita la forma en la que has contado algo tan terrible como la enfermedad del alzheimer.
    Bienvenida Ala, buen relato para tu debut.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Malu, me alegro que te haya gustado el sentido de cómo lo oriente. Ala

      Eliminar
  10. Imagino el Alzheimer, la demencia senil y otros males que afectan a nuestra memoria, como unos agujeros que se van haciendo en ese queso que podría ser nuestro cerebro, como una biblioteca a la que le van robando los libros, y cuando uno acude a buscar alguno no lo encuentra, como grumos de antimateria devastándolo todo. Debe de ser como si a uno le desposeyesen de sí mismo, como un desahucio desde dentro.
    Eso es lo que parece sucederle a la protagonista del microcuento, con un final que deja una sensación de encogimiento del ánimo al imaginarse uno de esos lugares tenebrosos en los que se recluye a las personas que ya no pueden valerse por sí mismas.
    Muy delicada y pertinente la historia, mi enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enrrique. Tu adjetivo "delicada" es muy significativo en contraposicion dela dureza del tema.

      Eliminar
  11. Precioso y sentido retrato de una enferma mental (de alzhéimer o de otras cualquiera, ¡son tantas1), cuyo padecimiento, para quien ha tenido ocasión de conocerlo de cerca sabe cuán terrible es.
    ¡Muy bueno, Ala! Te ofrezco, junto a mi me gusta, mi bienvenida a esta familia literaria que se agranda con escritoras y escritores tan buenos como tú.
    Un saludo y mi enhorabuena.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!