Dame la mano

Antonio el maestro invitó a los niños a plasmar su mano impregnada de pintura en un formato DIN A4. "Te doy mi mano para que recuerdes cuán pequeña era cuando todavía necesitaba la tuya. ¿Que dónde se encuentra, dices? Conservo una lata de tesoros, por si algún día me pierdo".
Escrito por Pilar García

10 comentarios :

  1. Lo primero, si no me equivoco darte la bienvenida a 50palabras Pilar.
    Presentas un relato que yo veo lleno de poesía y sentimientos.
    Siempre todos necesitamos una mano que nos ayude, que nos diga aquí estoy, o simplemente para saber que no estamos solos.
    Buen estreno Pilar, espero más relatos y tan bellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El maestro es modelo y se modela a sí mismo a través del tiempo y las edades que vive la persona a lo largo de la vida. Coincido con Javier en los calificativos de bello y poético. Además, me toca la fibra profesional. Como maestro, sé bien de lo que hablas. Todos los maestros guardamos, bien oculto, un tesoro en algún lugar del corazón.
    Bienvenida, maestra Pilar. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Buena idea, tener una mano amiga, siempre es una oportunidad
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen Hinojal2/11/16 11:26

      Precios relato, amiga Pilar, recuerdos de un tiempo para mi ya lejano de mis buenas maestras y maestros. Siempre hay que tener una mano amiga que envuelva la tuya y te lleve por la senda de la esperanza. Recuerdo la primera vez que fui a la escuela, el miedo que tenía a los extraños, y la cara amable y las manos cariñosas de mi primera maestra, Doña Pilar. Me ha llenado de emoción. Gracias y besos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por vuestra amable acogida. Me alegro de haberos hecho recordar hermosos momentos. Vosotros hacéis posible algunos de los míos hoy.

      Un saludo,

      Eliminar
  4. Conservar las siluetas de las manitas inocentes de los niños, ofrecidas con generosidad en un trabajo de clase, como si se tratase de un juego, puede ser un pequeño tesoro que justifique la profesión de un maestro, al que éste puede recurrir durante esos momentos que a veces nos invaden a todos, en los que la vida se pone difícil y todo parece perder sentido.
    Un saludo y bienvenida, Pilar

    ResponderEliminar
  5. Una mano pintada es una mano tendida a la imaginación y a la esperanza de ser escuchado y protegido. Esa es mi lectura de tu tierno relato, Pilar. ¡Bienvenida!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pilar, bienvenida a esta gran familia.
    Precioso homenaje a los profesores que dejan huella y nos ayudan a dar nuestros primeros pasos hacia el conocimiento...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Bienvenida a esta familia, Pilar. Los niños aprenden a dejar sus huellas pintadas en un papel, mientras el maestro dejará su huella en su formación. Hermoso homenaje a los docentes. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestras hermosas palabras. A seguir escribiendo!

    Un saludo,

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!