Sueños inalcanzables

Cincuenta palabras no le bastaban para expresar su total desaliento.

Harta de levantarse cada día con tareas pendientes, deseaba tiempo para vaguear, pensar, pasear, leer, escribir, ver una "peli" con los amigos...

Le escocía que aún le quedaran diez años, si Montoro lo permitía, para no hacer nada. Pero, ¿resistiría?
Escrito por Gloria Arcos Lado

28 comentarios :

  1. Que se arme de paciencia, ya que al paso que vamos le van a quedar más de 10 años y encima no sé si cobraremos la pensión. Más vale que realice los sueños ya, por lo que pueda pasar.
    Un relato muy actual, Gloria, me ha gustado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo19/3/17 0:53

      Muchas gracias, Javier. Como dices tal y como vamos no vamos a poder jubilarnos y acudiremos al trabajo con el bastón, el pañal o el tacataca. Sí, creo que mi protagonista debe ir cumpliendo su sueños aprovechando los fines de semana o su tiempo libre por si no hay un mañana.

      Eliminar
  2. Gloria, has puesto el dedo en la llaga. Los sueños de tu protagonista coinciden con los de muchos que llevamos toda la vida trabajando, y que cada vez nos queda más lejos la fecha de jubilación y ya veremos si cobramos.
    Recomiendo que no espere a vivir sus sueños, que viva el presente, el mañana es incierto, por desgracia.
    Buen micro para el debate.
    Besos apretados, para ti y para tu hijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo19/3/17 2:00

      Tienes razón, Pilar. No tenemos seguridad en que nuestro futuro vaya a ser positivo. Por eso es mejor disfrutar el presente, por lo que pueda pasar. Recibid los dos un beso muy fuerte mío y de Adrián, y a ver si podemos volver a vernos pronto.

      Eliminar
  3. Gloria, me siento muy identificada con este micro tuyo, salvo que a mí me quedan cuatro años más que a tu protagonista para la jubilación. Y como dicen Javier y Pilar, mejor disfrutar ya se los sueños, que el futuro es incierto. Me ha llamado la atención porque además tiene muchas similitudes con el mío de abril.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo19/3/17 2:02

      Debe ser que cómo se nos acerca la hora, ya empezamos a pensar en que pasará. Disfrutemos entonces del hoy como nos aconsejan Pilar y Javier, y ... que nos quiten lo "bailao". Un beso enorme. Gloria

      Eliminar
  4. Un relato pegado a lo cotidiano, un grito de impotencia ante lo que se anhela y no llega, el mundo absorbente y un futuro incierto no lo permiten. Que lo que expones en este relato directo y protesta sea un sentir general tampoco arregla nada. No sé si queda otra que no pensarlo mucho y vivir el momento, bueno sí, lo que has hecho tú: escribirlo; al menos, como poco, desahoga.
    Un abrazo grande, Gloria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo19/3/17 2:12

      Sí, Ángel. Yo suelo estar pegada a lo cotidiano. es lo que me motiva y da argumentos, además no poseo la capacidad fabuladora de los grandes como tú. Sólo me queda, ante el futuro aciago y tan incierto que parece que nos espera, el recurso del pataleo, aunque no sirve para nada, solo para desahogarse. O sea que seguiremos acudiendo a él. Recibe un abrazo enorme de Gloria

      Eliminar
  5. Ánimo, Gloria. Yo tengo una receta: escribir todo lo que se pueda, aunque sea a salto de mata. Y leer relatos como los tuyos, que alegran el corazón.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patricia. Está claro que me lees con buenos ojos. Bueno le pondremos buena cara al mal tiempo y escribiremos y escribiremos... Así la espera será más corta. Besos mil

      Eliminar
  6. ¡Claro que resistirás, Gloria! No nos puedes dejar sin tus maravillosos microrrelatos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios mío, ¿quien se esconde debajo de tu nick? Bueno, aunque no sea cierto te prometo que resistiéndose.!Qué remedio! Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. "Jubilación" procede de "júbilo", ese estado de alegría que se desea alcanzar tras una extensa vida laboral que comienza, en muchas ocasiones, con el regalo de un reloj por parte de la empresa o de los compañeros. Justamente entonces no apetece medir el tiempo, sino dilatarlo y entregarse a la inactividad o a aficiones postergadas. Así debiera ser pero, si siguen alargando la edad de jubilación, los "jubilosos" serán unos ancianos cansados y un tanto tristes, tan triste como este panorama que planifican nuestros gobernantes.
    Habrá que organizarse, pues, durante la espera postergada y no olvidar que se trabaja para poder vivir dignamente. Organizarse y disfrutar de todo aquello que de verdad nos alegra.
    Mucho ánimo y un beso, Gloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Esa es mi pena y mi temor, llegar triste, cansada o enferma y que entonces no tenga fuerzas, ganas o tiempo para hacer aquello deseado durante tanto tiempo. Besos mil y a ver si nos podemos ver pronto de nuevo. Gloria

      Eliminar
  8. Ánimo, Gloria, a algunos nos ha llegado ese momento cuando menos lo pensábamos. La vida te da sorpresas. De todos modos, aprovecha el presente, es el mejor modo de mantener vivas las ilusiones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo23/3/17 5:35

      Gracias, Juana. Imagino que cuando te imponen la jubilación o peor, el despido, la desazón es mucho peor. Pero es que cuando te hablan de trabajar hasta los 67 o los 70 años, es que no te ves. Te imaginas que entonces estarás tan mayor y tan cansada que cuando llegues esos deseos de escribir, de disfrutar o viajar ya no serán asequibles, y lo peor que quizás ya no podrás acometerlos. Os haré caso e intentaré disfrutar por el camino, si los hados me lo permiten...

      Eliminar
  9. Resistir es lo que nos queda, ante muchas cosas. Resistir, entre otras muchas cosas, como escribir microrrelatos de 50 cincuentas palabras, por poner un ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo23/3/17 5:37

      Sí, Luisa es lo que nos queda. Y nos daremos con un canto en los dientes mientras podamos hacerlo. Pero mientras, que no nos quiten los micros, nos dan, o al menos a mi, me dan la vida. Hacen que piense que no todo es trabajo, que también quedan momentos de esparcimiento y creación. Aquí os quiero ver a todos...

      Eliminar
  10. Un relato con "chispa" como la que produce el júbilo cuando llega. Yo ya sé de eso...
    Besicos Gloria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo23/3/17 5:39

      Qué suerte la tuya y espero que la estés disfrutando. Por favor, vive a tope y sé feliz.

      Eliminar
  11. ¿Ya pensando en la jubilación? Yo soy más modesto: me limito a pensar en el verano. Y ni siquiera me importa si Montoro lo permite o no.
    Saludos, Gloria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo23/3/17 5:41

      Bueno, son elucubraciones de cuando estoy con el bajón y veo solo por delante trabajo, trabajo y más trabajo y escasas compensaciones. Haré como tú y pensaré en el verano o incluso antes, en la Microquedada de mayo, que está más cerca. Espero poder coincidir allí con muchos de vosotros. Un saludo

      Eliminar
  12. El cuento está muy bien, pero no creo que sea un problema de Montoro. Es una realidad global.
    Nadie quiere ver que la realidad nos podrán en una situación gravísima porque sería injusto que después de años de aportes no pagaran lo que corresponde al sistema previsional.
    Sin embargo, habría que cambiar las leyes en el sentido de que las pensiones por muerte no se heredaran salvo en caso de hijos menores (hasta los 26 años, por poner una edad adulta) o si el sobreviviente no tuviera otro modo de vida, y en su caso, que pudiera elegir cuál jubilación o pensión prefiere continuar.
    La longevidad es cada vez mayor y el sistema está resquebrajado.
    En Argentina tenemos leyes que otorgan pensiones a cónyuges y concubinos/as, además de millones de planes sociales por desempleo.
    La cantidad de trabajadores activos no pueden soportar la carga tributaria y los salarios son bajísimos (por eso las marchas que habrán visto en los diarios).
    Si el problema no se empieza a plantear hoy mismo, dentro de diez años TODOS vamos a asistir a la quiebra independientemente de que gobiernen las izquierdas radicalizadas, las leves, las derechas, las ultraderechas, el centro, la centroizquierda, la centroderecha o el payaso Plim Plim.
    Aprovechemos la oportunidad de llegar a pactos sociales de fondo, viables y sustentables, y que sirvan de ejemplo para el resto de los países.
    Lu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo lo que argumentas es muy cierto. Por eso viene mi intranquilidad. Ya asumo que hasta los 67 años no me podré jubilar, si eso ocurre. Pero mi temor es otro, que tras (de momento 29 años cotizando, y si no me despiden antes o no hacen un Ere en mi empresa creo que llegaré a los 39 años) no cobre jubilación. No soy un experta en el tema, estoy de acuerdo contigo en que hay que reformar las leyes, pagar salarios Just y fomentar la natalidad ayudando a las familias, pues en España esa es el principal problema, la pirámide de la población y que los que en su día nacimos en el periodo del "baby boom" ahora debemos jubilarnos, y por supuesto, debemos hacerlo con todas las garantías y derechos adquiridos. Cómo ves no es un tema menor aunque lo haya hecho desde un óptica un poco humorística. Gracias, Luís por tus comentarios. Un fuerte abrazo. Gloria

      Eliminar
    2. Perdona el corrector ha cambiado tu nombre, Lu y pedía sueldos justos también. Besos.

      Eliminar
  13. Yo creo que son sueños alcanzables, pero hay que tener paciencia, porque queda un tiempecito para cumplirlos. Mientras tanto, a disfrutar de las vacaciones, los fines de semana y a llevar el día a día de la mejor forma posible.
    Un beso grande, Gloria.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Malu, lo tomaré con calma. A veces es que uno lo ve tan lejos que cree que jamás llegará a verlo. Mientras tanto a disfrutar de los pequeños respiras. Besos y a ver si coincidimos en Valencia.

      Eliminar
  14. Claro que resistirá, porque hay días malos, pero también hay días buenos y proyectos que idear y que cumplir; pero, para ello, hay que dirigir la vista hacia lo positivo y seguir esa estela.
    Así, que, arriba, Gloria, que ya ha amanecido otra vez.
    Besos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!