Te echo de menos

Será su olor, su tacto en mi piel, el vaivén de sus movimientos... Me contagia de su libertad, me sumerge en otro tiempo y en otro lugar. Te hace caer en un embrujo que te atrapa, te arrastra, y te hace olvidar.

Cómo te echo de menos, mi querido mar.
Escrito por Lulú

16 comentarios :

  1. Lulu, y quien no se enamora del mar. Tu historia de amor la cuantas de tal manera que hasta la última palabra no descubrimos de quien está enamorado o enamorada.
    Buen relato, Lulu.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y quién no?
    Bienvenida, Lulu, a este rincón cincuentista que ya es también tu casa literaria. Espero no tener que recordarte tu acertado título.
    Enhorabuena por tu primer cincuenta.

    Cuando lo he leído se me ha venido a la cabeza el conocido poema de Rafael Alberti (1902-1999), «El mar. La mar», y no he podido resistir la tentación de añadirlo a mi comentario:

    «El mar. La mar.
    El mar. ¡Sólo la mar!
    ¿Por qué me trajiste, padre,
    a la ciudad?
    ¿Por qué me desenterraste
    del mar?
    En sueños la marejada
    me tira del corazón;
    se lo quisiera llevar.
    Padre, ¿por qué me trajiste
    acá?
    Gimiendo por ver el mar,
    un marinerito en tierra
    iza al aire este lamento:
    ¡Ay mi blusa marinera;
    siempre me la inflaba el viento
    al divisar la escollera!»

    De 'Marinero en tierra? (1924).

    ResponderEliminar
  3. Evocador relato. Lo mejor es que a cada uno nos aporta unas vivencias, aromas, recuerdos en definitiva, que son muy particulares, pero todos agradables.
    Bienvenida al club "cincuentista", espero que te sientas como en casa.
    Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Lulu, bienvenida a cincuenta. Esta casa tiene su vaivén propio. Si te dejas arropar por sus palabras, sentirás mecerte como si del mar se tratara.
    Durante un tiempo en que viví en Madrid después de haber vivido años en Málaga, yo, sin ser marinero, experimentaba con frecuencia la sensación que tan bien recreas en el relato. El mar es mucho más que ola y arena. Es horizonte, palabra en movimiento, esencia que se hace color y horizonte, cielo líquido en el suelo, corazón salado que palpita...
    Gracias por traerlo aquí, tan bello, esta mañana. Suerte, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Lulu, bienvenida a 50 Palabras. Llegas con brisa marina y olor a sal. Enamorados del mar, te recibimos agradecidos por todas las sensaciones que evocan tu micro.
    Me sumo al homenaje albertiano de José Antonio (bellísimo "Marinero en tierra").
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias a todos, por la bienvenida y por tan bonitas palabras. Un saludo a todos !

    ResponderEliminar
  7. El mar con esa inmensidad rotunda que se pierde en el horizonte, bajo el rumor de su respiración y movimientos, inevitablemente ha de atraernos, aunque no se trate del elemento en el que nos manejamos cada día, sin olvidar que hay que tenerle respeto y saber que también podemos ser blanco de su ira.
    Bienvenida y un saludo, Lourdes

    ResponderEliminar
  8. Yo puedo echar de menos a mi querido Aznaitín, pero no el mar. En cualquier caso, me ha gustado el micro. Saludos, Lulu

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida, Lourdes, a la familia cincuentista. Espero que permanezcas con nosotros. Respecto al micro, hablar del mar siempre es acertado porque es tan rico en matices, se puede decir tanto de él... Lo que tú relatas es puro sentimiento. Felicidades. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lulu, bienvenida a la familia.
    Los que hemks nacido cerquita del mar sabemos muy bien de los sentimientos que expresas en tu micro.
    Muy buen estreno.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Enrique Caño5/3/17 20:38

    Hola Lulu, me ha gustado mucho cómo has mantenido la incertidumbre del relato hasta el final. Cuando he conocido que te referías al mar, la segunda lectura me ha gustado aún más. Felicidades.

    ResponderEliminar
  12. Qué tendrá el mar que nos atrapa y fascina, supongo que todavía hay algo dentro de nosotros que nos recuerda que es de ahí de donde salimos. Muy bonito, Lulu. Un saludo y bienvenida.

    ResponderEliminar
  13. El mar. La mar.
    ¿Qué será lo que nos da, que tanto lo echamos de menos?
    Precioso relato para tu estreno Lulu
    Un beso, bienvenida.
    Malu.

    ResponderEliminar
  14. ¡Quién no echa de menos el mar! Sobre todo los que vivimos en el interior. Muy bien contado, Lulu.
    Bienvenida.
    Pablo

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!