La misión

Cada cual cumplía su misión. El bullicio en la calle era permanente, desde que amanecía hasta bien entrada la noche. Busqué soledad y no encontré, busque tristeza y no hallé. Bastante tenían con sobrevivir a su manera. Quizás nunca habían salido de aquel gueto, quizás no les hacía ninguna falta.
Escrito por SnowThomas

6 comentarios :

  1. Cuando la primera necesidad es sobrevivir, el ser humano convoca todas sus fuerzas al objetivo primordial de la subsistencia, sin conceder lugar a soledades ni tristezas, entre otras, porque el triste y el solitario no sobreviven, fenecen sin que lo sepamos. En los guetos anida la miseria y a poco que tengan oportunidad, huyen hacia paraísos reales o creados. Otra cosa, bien distinta, es que no conozcan más allá de sus angostas fronteras.
    Dura misión la que relatas, Snowthomas. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, si el protagonista no encontró tristeza, entonces es que allí se encontraba muy bien. Es cierto, Snowthomas, algunos no salimos del sitio donde estamos quizás porque creemos que no hay otra cosa fuera. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Veo muchas posibles interpretaciones en tu relato, Snowthomas, tan bello y elegante como bien escrito, por cierto. Son numerosísimas las veces que los seres humanos hemos irrumpido en mundos que funcionaban perfectamente, con la idea de ayudarles, y solo hemos logrado hacerles daño. Aunque lo cierto es que raramente nuestras intenciones han sido altruistas. En una segunda lectura, encuentro que tus palabras podrían encajar también en la vida de un hormiguero o algo así.
    Gran relato en cualquier caso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por tu primer 50 palabras. Un relato con mucho misterio que nos introduce en un mundo desconocido y cerrado pero en el que todos hemos estado en algún momento. Espero que sigas participando y nos hagas cómplices de tus palabras.

    ResponderEliminar
  5. Interpreto que quieres decir con tu relato algo así como que cuando en un grupo se centra en tener cubiertas sus necesidades básicas, no hay lugar para la tristeza y la soledad.
    Muy misteriosa esta misión. Ya nos explicarás.
    Bienvenid@.
    Malu.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5/6/17 15:47

    Gracias por vuestros comentarios. De cada uno de ellos he aprendido un poco

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!