Noche de terror

Noche de tormenta. Asustada por los truenos y relámpagos, decidí irme a la cama. En ese instante, una brisa gélida invadió la habitación.

"No puedo dormir", me dijo al oído mientras se metía en la cama conmigo y me abrazaba. Desperté sobresaltada, junto al vestido con el que fue enterrada.
Escrito por Belén Sánchez Sánchez

9 comentarios :

  1. El título es un guante ajustado al contenido del micro. Leer esta serie de tus relatos es suscribirse a un vuelco al corazón garantizado. Vida y muerte se entrecruzan haciendo vida común y dejando un rastro que se mide en escalofríos y sobresaltos.
    Verdaderamente, terrorífico. A ver quién duerme esta noche. Saludos, Belén.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que el terror se apodere de 50 palabras.
    Un saludo compi.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus palabras. Seguro que ha descansado.

    Saludo desde Asturias

    ResponderEliminar
  4. Mis felicitaciones a la autora, muy bueno.

    ResponderEliminar
  5. Es que ahora hacen las tumbas que parecen de papel. Tenían que estar insonorizadas.
    Fuera de bromas, un terrorífico microrrelato. Menos mal que lo he leído de día. Saludos, Belén

    ResponderEliminar
  6. Menudo relato de terror has logrado, Belén. No me parece nada fácil idear una situación tan sobrecogedora.
    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hay miedos que no se despegan de las personas y les acompañan más allá de la vida, el espectro de tu relato es un claro ejemplo. El problema es que cuando busca protección contra ese temor, solo produce pavor en los seres vivos.
    Escalofriante de principio a fin.
    un saludo, Belén

    ResponderEliminar
  8. Vas creando la atmósfera adecuada para la sorpresa final de esta difunta que se le abraza.
    Un micro espeluznante. Enhorabuena y un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!