Jazz

El bajo rompe el silencio, el piano lo endulza y la batería estalla. La trompeta, suave, ilumina una melodía improvisada a la que el saxo, perdiéndose entre notas, envuelve en una caricia. El pentagrama se despereza mientras la voz, acunada por el sonido, canta una historia de amor y perdición.
Escrito por Pablo Núñez - Twitter

57 comentarios :

  1. ¡Perfecta definición de una jam session! ¡Cómo se nota que eres un entendido, un devoto (diría yo) de esa clase de música! Pienso que deberían adoptar tu micro como definición del género en las enciclopedias musicales, Pablo. ¡Bravo!
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María José. Sí que me gusta el jazz y he intentado plasmar la acción de compañerismo que envuelve a un pequeño grupo de jazz.
      Me alegro de que te guste.
      Y por el comentario, un regalo:
      https://youtu.be/4P0hG3sD0-E

      Eliminar
  2. Me han dado ganas de coger la guitarra. Además da la casualidad que mientras te estoy leyendo, estoy escuchando jazz. ¿Lo has hecho a propósito? jejeje.
    Me gusta mucho. Y lo sabes.
    Un fuerte abrazo, Paul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me gusta mucho que me digas que me te gusta mucho ;-).
      ¿Ganas de coger la guitarra? Pues cógel a y acompaña a este que te dejo aquí abajo.
      Gracias, amigo.

      https://youtu.be/gRRDxEkr_kU

      Eliminar
    2. pablooooooooooooooooQué K brón eres! siempre que me hablas de música aciertas y tampoco hemos hablado de música tú y yo más de dos minutos. Eres un p... brujo! jejeje! Esa versión no la conocía, pero me gusta tanto o más que el original.

      Eliminar
  3. Parece el comienzo de una novela negra... Me imagino Sevilla, una noche en la que brilla la luna llena y en un pequeño local, a orillas del Guadalquivir, Pablo lamenta, a través del lamento del saxo, que ella no volverá... Ay, todo eso me ha sugerido tu micro, mi arma.
    Besote fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he relacionado el jazz con la novela negra. Quizá el ambiente de esos club de jazz, que ya me gustaría que abundasen en Sevilla, el humo, o las portadas de los discos de Blue Note, me lo acercan.
      Aquí sigo esperando a orillas del Guadalquivir que alguien me quite la nostalgia mientras el lamento del saxo lame mis heridas.

      Un beso fuerte,y para ti, esta:

      https://youtu.be/dVxBDEqmwSA

      Eliminar
    2. Ayyyyyy... ¡Guapo! ¡Guapo! ¡Guapo!

      Eliminar
  4. Me gusta el jazz, me gusta tu relato y me gustas tu Pablo.😜
    Es verdad, parece de novela negra, uno de mis géneros favoritos... Solo puedo decirte "Tócala otra vez Pablo."
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esto sí que es un piropazo, Raquel. A mí también me gustas tú, lo que comentas, lo que escribes y tu desbordante imaginación.
      Déjame que piense a ver qué regalo te dejo...

      https://youtu.be/3zrSoHgAAWo

      Eliminar
    2. Es uno de los mejores regalos que he recibido en mucho tiempo. Siento amor, ahora mismo.
      Besos Pablo.

      Eliminar
  5. Pablo, has compuesto una melodía que rompe el silencio trenzando palabras a ritmo de jazz.
    Buen micro.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pretendía, Pilar, componer una melodía de jazz con palabras. Gracias por expresarlo tan bien.
      Un beso y un regalo:

      https://youtu.be/qfl33p_abyM

      Eliminar
  6. Carmelo Carrascal3/9/17 18:34

    Pablo, me sumo a los comentarios halagüeños, bien merecidos, de mis predecesores comentaristas.

    Escribir con musicalidad, tal como haces, de la propia música, hacer que las palabras suenen armónicas, melódicas, rítmicas, juguetonas, picaronas ellas...

    Precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Carmelo. Tus palabras, nunca mejor dicho, son música para mí.

      Algo rítmico y juguetón... Ahí tienes tu regalo.

      https://youtu.be/5G7UIeYGq0k

      Eliminar
  7. Precioso, Pablo. No te puedo decir otra cosa que: "Poesía eres tú". Con el permiso de Gustavo Adolfo. Muy lindo, una vez más.

    Besitos sonoros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, María José. Y gracias por nombrar a mi admirado paisano por estos lares. Me lo pones difícil para buscarte un regalo. A ver qu encuentro...

      https://youtu.be/991uASejkY8

      Eliminar
  8. Un relato lleno de armonía y de música. Esa forma de ir incorporando instrumentos a la narración lo haces de forma melódica. Incluso se oye esa voz cantando esa desgarradora historia de amor.
    Buen relato, Pablo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ´Muchas gracias, Javier. Ese es el jazz que más me gusta, el que va incorporando poco a poco los instrumentos para crear una melodiosa improvisación.
      A ti te dejo por aquí... esto, ya que estás en la playa. Quizá una rubia guapa se ha fijado en ti.
      ;-)

      https://youtu.be/usH4nVyy9A4


      Eliminar
  9. Un gran amante del jazz y escritor enorme, de nombre Cortázar, disfrutaría a varios niveles, igual que nosotros, con esta joya. Un arte, la música, pasa a ser descrito por otro, el de las palabras, y de qué manera. Detrás de todo ello late una persona que sabe apreciar los matices y contarlo como nadie.
    Un relato de calidad superior que bien puede servir como definición de referencia, a cuyo autor conocemos y del que nos sentimos orgullosos.
    Un abrazo fuerte, Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me nombras a Cortázar y hago reverencias. Tengo un discom llamado Jazzuela, de hace muchos años, en el que vienen los temas que aparecen en Rayuela.
      Me ha encantado tu comentario, amigo.
      Ahí llevas con todo mi cariño mi regalo.

      https://youtu.be/X2AHuRvvHR4

      Eliminar
  10. Aunque en la actualidad no soy muy aficionado al jazz, en otro tiempo sí que me gustó escuchar discos, que aún conservo, de Chet Baker, Davis, Coltrane, Henderson... y, además, me parece que resumes muy bien ese "compañerismo" aglutinador entre los distintos elementos de una banda de jazz clásica y algunos de sus temas recurrentes. Suerte y saludos, Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos músicos me nombras, amigo Jesús. Cada música tiene su momento y de eso tú sabes bien, ya que además de excelente escritor eres un gran músico.
      Para ti he buscado una canción que me encanta y sé que apreciarás.
      Un abrazo.
      https://youtu.be/OujUQvCeaOo

      Eliminar
  11. A medida que se van incorporando los instrumentos, nos dejamos envolver por la musicalidad de tus palabras, para culminar con esa voz que canta una historia de amor y perdición. Qué desgarro final, Pablo.
    Un aplauso por esta sesión de jazz. Y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me dejo envolver por tus palabras, Carmen. Y te voy a dejar una canción de una de mis películas favoritas. Y la canción también me gusta tela, ¿eh?

      Ahí va.

      https://youtu.be/jaShvVW1w5U

      Eliminar
    2. ¡Mil gracias, Pablo! Me encanta The Cotton Club. No recordaba la canción (preciosa).
      Besos.

      Eliminar
  12. Un micro donde las palabras te van acunando entre bellos sonidos. Se siente la música envolviendo esa historia de amor.
    Muy bello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Galilea. Bello es que te pares a dejarme tu comentario. Mil gracias.
      Así da gusto. A uno se le queda una sonrisa en la boca al leer tan amables comentarios.

      Ahí va tu regalo.

      https://youtu.be/-EclGYJ8TGk

      Eliminar
  13. Hermosa melodía poética nos obsequias Pablo.
    Prosa con sabor a jazz que es murmullo y caricia de terciopelo a los sentidos. Te ha quedado espléndido. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Alejandro. Intento buscarte algo que se asemeje a un murmullo y una caricia. No es fácil, pero busco y te dejo tu canción.

      https://youtu.be/4JS9WYeUGAo

      Eliminar
  14. Brillante descripción de una pieza de jazz donde has puesto el color con los verbos que tu genialidad ha sabido elegir, obteniendo un resultado tan disfrutable e inolvidable como una buena jam sesión.
    Como amante del jazz, te doy mi enhorabuena, Pablo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Georges. Me dejáis sin palabras, así que para daros las gracias tengo que echar mano de repertorio jazzístico.
      A ti, como amante de jazz, te dejo una de las filmaciones que más me gustan de una jam session. Espero que sea de tu agrado.
      Un fuerte abrazo y ahí te la dejo:

      https://youtu.be/Hn5d2Q1NJLU

      Eliminar
    2. Gracias, Pablo. ¡Qué gozada! ¡Lo qué debe haber sido estar allí!

      Eliminar
  15. A mi que me gusta mucho el jazz, he disfrutado leyéndote amigo Pablo en esa velada de armonía que envuelve en caricias...
    Suerte por este cincuenta.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte la tengo con vuestros comentarios, así que con eso me doy por satisfecho. Me dices que te gusta el jazz, así que tendré que coger algo bueno. A ver qué encuentro para ti. De momento te envío un beso, y ahora... mi trompetista favorito.
      https://youtu.be/14C7A7V6q8k

      Eliminar
  16. En el Vaticano, decidieron traducir jazz por ‘absurda symphonia’. Leyendo tu micro, Pablo, se me ocurre una definición mejor: ‘expontanea symphonia’. ¡Qué bien has sabido describir una jam session. Enhorabuena. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu definición, Plácido, además me parece muy acertada. Mil gracias por pasarte por aquí.
      Ahí te dejo una pieza de "expontanea symphonia".
      Un abrazo.

      https://youtu.be/pKYCPk-JZoU

      Eliminar
  17. Apenas se distinguen los instrumentos sumergidos entre la niebla del humo del tabaco y la tenue luz de un espeso tugurio de harlem, pero sí puedo escucharlos y notar cómo surgen de las entrañas las sensaciones que sólo el jazz consigue.
    Le has puesto voz a 'Kind of blue', mi querido Pablo, con tu compás dulce y desgarrado, y con esa sensibilidad que sólo un gran músico de relatos como tú es capaz de plasmar.
    Gracias por la belleza que nos has dejado este mes y que grato saber que, además, compartimos el amor por el jazz.
    Por cierto, me he asomado a una de las 11 esquinas del callejón y me he encontrado con un sensacional relato que llevaba tu firma.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan solo por leer el comentario que me dejas, y por haber descubierto que también disfrutas con el jazz, ha merecido la pena escribir este relato y, aunque se suele hacer antes de publicar un escrito, a mí me apetece dedicarlo ahora y te lo dedico a ti, amigo Antonio, por muchísimas cosas, sobre todo por tu gran humanidad.

      Me has puesto a huevo el regalo que te voy a colgar. Espero que lo disfrutes.

      Un fuerte abrazo.

      https://youtu.be/zqNTltOGh5c

      Eliminar
  18. Acompasada en palabras, la música toma el relato, el micro destila atmósfera y desgrana todo su feeling convertido en puro ritmo.
    Mágico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mágicos son tus comentarios, Manuel, al igual que tus relatos.
      Para ti tengo que buscar algo muy especial, porque lo mereces, a ver si encuentro alguna de mis favoritas.

      https://www.youtube.com/watch?v=P_tAU3GM9XI&feature=share

      Eliminar
    2. Pablo Núñez, después de escuchar tu dedicatoria (maravillosa pieza) ahora sé que eres un piano de cola que arrastra palabras, blancas y negras, negras y blancas, en el devaneo de su teclear.

      Eliminar
  19. - ¿Que qué ocurre cuando a un relatista de excepción se le ocurre convertir al Jazz en un microrrelato?

    -...
    - Pues que una melodía deliciosa te envuelve y te hace soñar.

    Abrazo, Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Carles. Tu comentario también es una melodía para mí.
      Me voy a buscar tu regalo, a ver qué encuentro, amigo. ¿Tú eres batería, no?
      Ahí va.
      https://youtu.be/NKtoskzi9Pc

      Eliminar
  20. Pues como "jazz" te han dicho lo estupendo que es tu micro, y yo no soy especialmente entendida en el tema, solo puedo decirte que has logrado que suene en mis oídos cada uno de esos instrumentos conforme los vas citando, al tiempo que mi imaginación se iba adentrando en esa historia de amor y perdición. Precioso, Pablo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta lo que dices, Juana, y si te ha llegado algo de la magia del jazz a tus oídos, me doy por más que satisfecho.
      Te voy a dejar un tema que me gusta mucho. Hay cantantes de pop que se han acercado al jazz y lo han bordado. Este es el caso del cantante que te dejo por aquí. Espero que te guste.
      Un beso.

      https://youtu.be/7M94zJK5wzs

      Eliminar
    2. Aunque un poco tarde, decirte que me ha encantado tu propuesta y la he escuchado varias veces. ¡Gracias, Pablo!

      Eliminar
  21. Qué bien has rematado este fantástico relato, que cuenta en realidad el orden y el modo en el que va apareciendo cada personaje y cómo estos forman un fondo perfecto para ese personaje principal, una voz que canta una historia que a buen seguro conmueve a quien la escuhe. Me parece una creación perfecta, Pablo, que además de lograr que oigamos esa música y nos situemos en el ambiente en el que se desarrolla, disfrutemos con su excelente literatura. Aprovecho para decir por aquí que, después de "tratar" contigo tanto tiempo, pienso que la improvisación literaria es uno de tus fuertes, por lo que no me extraña que te guste el Jazz.
    Enhorabuena, amigo, por esta "master piece".
    Un abrazo (espero que te quede algún regalo por ahí).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya comentario, amigo. Me dejas sin palabras, y tú bien sabes que eso es difícil. Oye, pues me ha gustado eso de la improvisación literaria y el paralelismo con el jazz. Eres un crack!
      Claro que hay regalo para ti.
      Hay una cantante que cantaba que es difícil encontrar un hombre bueno. Eso es que no tuvo la suerte de conocerte a ti.
      Un abrazo.


      https://youtu.be/ERjYanrioy4

      Eliminar
  22. No puedo decir que el jazz sea una de las músicas que más me guste, quizá me falte educación y sensibilidad para saber apreciarla, y por lo mucho que he leído acerca de ella escrito por autores a los que admiro, me siento un tanto frustrado por esa carencia, pero a uno no le queda más remedio que llevarse lo mejor que pueda con sus incapacidades y sus limitaciones.
    Lo que sí que detecto en tus cincuenta palabras es música, no sé si de jazz o de una sonata, tus palabras tienen una prosodia suave que le va a uno introduciendo en el ambiente, de tal forma, que llega a imaginarse en algún lugar, no sé si de recogimiento o de perdición, disfrutando de esa música que provoca poéticos ensueños o pasiones poco confesables, aunque me inclino más por lo segundo, y dado que en el mundo de la fantasía y la imaginación nos es dado serlo todo, voy a dejar que un ramillete de historias envueltas en nubes de humo de tabaco y con regusto a fuertes licores, me envuelvan mientras comienzo a leer otra vez tu magnífico microcuento que reúne música, ambientes, sueños, fantasías, amores, lugares poco recomendables y no sé cuántas cosas más.
    Genial, Pablo, me ha gustado mucho. Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, majestuoso tu comentario, y eso que no te gusta mucho el jazz, que si no... Aunque como bien dices, lo importante de un tipo de música, sea el que sea, es sentirla.
      He rebuscado entre músicos de jazz algo que pueda gustarte, y creo que esta interpretación puede que sea de tu agrado.
      Ahí te la dejo.
      https://youtu.be/qEwXcgwzIYE


      Eliminar
  23. Estamos ahí escuchando ya. Nos haces oír la música y hasta la voz del cantante.
    Muy bueno y melódico, Pablo. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, colibrí. Me alegra verte revolotear de nuevo por aquí.
      A ver qué regalo te dejo.

      https://youtu.be/prnS5URkyc8

      Eliminar
  24. Veinte días después de inundar la página con tu música, vengo yo a seguir con el ritmo... La verdad es que me encanta el jazz, he estado en varias salas donde se puede escuchar jazz en directo y es una maravilla, al igual que tu relato. Has sabido plasmar la magia que se produce cuando todos esos instrumentos se combinan, resultando una delicia para nuestros oídos.
    Fresco, rico, rítmico, alegre, original... me ha encantado, Pablo.
    Un beso grande y que siga la música.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que continúe el ritmo, Malu. Es una delicia escuchar a una buena banda de jazz en directo, si es tomando una copa, mejor. Me encanta lo que me dices: Fresco, rico, rítmico, original. A mí sí que me gustan tus comentarios.
      Para ti, que tanto te gusta viajar, y cierta ciudad, te tengo un regalo que creo que te va a gustar. Esta música es la que tengo puesta en mi móvil cuando me llaman. A mí me gusta muchísimo, y el vídeo, también.

      Besote.


      https://youtu.be/bmVTnLR02Nc

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!