Nido vacío

El silencio ocupa la casa habitada de recuerdos. Todo está en su sitio, nada perturba el orden: ni una colcha arrugada, ni un balón por el pasillo. Y mientras él evade ausencias tras el periódico, ella se confunde al poner la mesa y pela cebollas en la cocina para disimular.
Escrito por María José Escudero

15 comentarios :

  1. Ooooohhhh!!!!!. María José, no es que me haya gustado, sino lo siguiente. Magnífico relato, de los que se me va a quedar en la memoria mucho tiempo. Un título insuperable y una manera de contar una ausencia, simplemente magistral. Un 10. ¡Qué bueno encontrar tesoros como el que has escrito!
    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Una casa des-habitada es el preludio de un relato como el tuyo, pleno de vibración y sentido. Derroche de sensibilidad y estilo para hacer sitio al vacío. Como dice Pablo, un tesoro.
    Besos, Mª José.

    ResponderEliminar
  3. Tanto desear que los hijos permitan a una pareja volver a serlo, preparándoles desde que nacen para que vuelen solos, para que cuando llegue el momento sintamos en la garganta un nudo, que solo es la punta del iceberg de lo que ocurre en el alma. Los padres tratan de sobrellevarlo, pero, al menos en sus inicios, no debe ser fácil, como no lo es escribir un micro tan redondo como éste, en el que tanto se cuenta sin dwcirlo
    Un abrazo grandw, María José

    ResponderEliminar
  4. Una redacción elegante, sin tremendismos, que engrandece el relato. Qué bien has expresado la incomunicación que ha dejado la ausencia.
    Enhorabuena, María José.

    ResponderEliminar
  5. Precioso relato... Me ha emocionado. Besitos

    ResponderEliminar
  6. Maravilloso relato, Maria José. Lo padres que aún tenemos a nuestros hijos en casa idealizamos ese momento en que las responsabilidades paternas hayan desaparecido, pero lo cierto es que la mayoría de las veces el síndrome del nido vacío genera tristeza en la pareja. Me encanta la forma en que has explicado las distintas formas en que los padres afrontan la situación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Lo peor para mi, aparte de ese silencio, es que no se hablen. Muy bueno

    ResponderEliminar
  8. Muy sugerente y atractivo texto el tuyo, María José. Me gusta. Suerte y un saludo.

    ResponderEliminar
  9. María José Escudero26/9/17 12:48

    Os doy las gracias por vuestros generosos comentarios. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Bravísimo, Mª José! Creo que me queda mucho para tener esa sensación, pero he podido sentirlo con tus letras.
    Me ha emocionado, enhorabuena, un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  11. Demasiado orden en esta casa llena de ausencia. Has expresado el dolor de esta pareja y su incomunicación sin recurrir al tono trágico, con elegantes detalles cotidianos.
    Muy bien escrito, María José. Enhorabuena y un beso.

    ResponderEliminar
  12. Magnífico relato. El silencio, el invitado que invade la casa y un periódico que lo ocupa todo. Enhorabuena Mª José.

    ResponderEliminar
  13. Pintas la soledad como un cuadro sin color. Dibujas la tragedia como un relato perfecto.
    Me gusta mucho. Un saludo. Pregunta: ¿Se va a Segovia?

    ResponderEliminar
  14. Estupenda reflexión sobre la vida en pareja. Triste y Conmovedora.Me ha gustado.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!