Adiós, lobo, adiós

Caperucita está en camino. Llueve, coge un atajo, no quiere mojarse. Cuando llega a casa de su abuelita, ve al lobo en la cama, que le pregunta:

—¿Qué llevas en la cesta, Caperucita?

Esta saca su arma reglamentaria y tras responderle "para matarte mejor”, efectúa un único y certero disparo.
Escrito por Silvia Asensio García

8 comentarios :

  1. Carmelo Carrascal20/11/17 13:44

    Silvia, buena versión reconvertida del famos cuento.

    El lobo iba de listo. Pero Caperucita no tenía un pelo de tonta, en la cestita llevaba algo importante...
    Ya está bien de fábulas donde los malos abusan de los buenos y estos parecen tontitos. La verdadera bondad es el cénit de la inteligencia y Caperucita era una niña buena.

    Me ha gustado, Silvia (Caperucita del rincón 50 del bosque (je, je)

    ResponderEliminar
  2. Ja, Ja, Ja! Me encanta esta intrépida caperucita, toda una "loba"
    Suerte, y un besito virtual

    ResponderEliminar
  3. Una niña poco inocente, con las cosas claras y de proceder efectivo. No habrá quien la tosa cuando llegue a la edad adulta.
    Tajante y divertido.
    Un saludo. Silvia

    ResponderEliminar
  4. Sí, es una Caperucita un poco peculiar. Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  5. ¡Pobre lobo! Un ejemplar único en su especie: sabía hablar.
    Un buen micro. Saludos, Silvia

    ResponderEliminar
  6. Qué te voy a decir yo...! En mi avatar, Caperucita le está leyendo la cartilla al lobo. Jeje
    Una Caperucita la tuya... sabiendo defenderse. Caperucita prevenida vale por dos jejeje

    Muy buen micro

    ResponderEliminar
  7. Gracias Plácido Romero y Galilea de parte de Caperucita.

    ResponderEliminar
  8. Silvia, desde luego que esta Caperucita lo tiene bien claro y cierra el cuento de forma rotunda. No es que esté yo a favor de la violencia, pero en este caso aplaudo y le digo bravo a tu protagonista.
    Un saludo.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!