¿Derecho a defensa?

—Señor Juez, tengo testigos. Ocurrió junto a la plaza de toros, al ladito mismo del suburbano. Intenté escapar como pude, pero con cinco tíos relucientes, con espadas y capotes, ya me dirá qué podía hacer yo... La muchedumbre me rodeaba, comenzaron a darme estocadas y tuve que utilizar los cuernos.
Escrito por Olga Noya

16 comentarios :

  1. Creo que tu protagonista tiene todo el derecho a defensa, todos haríamos lo mismo en esa situación, aunque también el miedo nos podría paralizar.
    Me ha gustado esa personalización del toro y la ambientación a modo de juicio que has dado a la corrida de toros.
    Me ha gustado, Olga.
    Besos.
    Aprovecho este comentario dado el día que es, para felicitarte a ti, Olga, la Navidad y a todos los compañeros y compañeras de esta página de 50palabras, FELIZ NAVIDAD A TOD@S.

    ResponderEliminar
  2. Carmen Hinojal25/12/17 10:26

    Preciosa historia Olga. Este torito toro, tiene toda la razon. A nadie le debe de extranar que actuara en legitima defensa. Muchos abracitos. Y FELICES FIESTAS para ti, y todo/as los cincuentistas.

    ResponderEliminar
  3. También los animales tienen sus derechos. El toro ha actuado en legítima defensa y expone sus argumentos ante la justicia. Parece que los humanos no sepamos vivir sin respetar al resto de las especies.
    Feliz Navidad, Olga. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Esta embestida está más que justificada, y el tono del relato crea un alegato conseguido y convincente para que nos pongamos de su parte. Saludos, Olga.

    ResponderEliminar
  5. Sacas a colación un tema muy actual, en permanente polémica. Por un lado, los partidarios de continuar con lo que consideran una tradición y, por otro, los derechos, cada vez más reconocidos, de los seres no humanos. En un caso y en el otro el animal parece tener alguna posibilidad de defenderse, como bien se deduce de tu relato, partidarios y detractores de la llamada fiesta nacional no se lo niegan, en las razones y en las formas es donde radica la diferencia.
    Un abrazo, Olga. Felices fiestas

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno tu micro, Olga, es de los que me encantan, de los te enteras de qué va la historia en la última palabra.
    Este mes, tanto tú como Carmen Cano, han puesto a animales en el banquillo de los acusados. Ella, al más famoso de los lobos, tú a un incógnito y seguramente no por voluntad propia, torito de lidia,
    Entre los humanos, generalmente la justicia no es la misma para ricos y famosos que para los individuos del montón, por lo que, en los casos de estos animales, me temo que los veredictos irán exactamente en contra de lo que nos gustaría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Original planteamiento de un tema polémico. A mí, por mis raíces gallegas y nada taurinas, las corridas de toros las siento como algo un tanto lejano, pero entiendo toda la controversia que existe alrededor. ¡Felicidades, Olga, y buen año 2018!

    ResponderEliminar
  8. Pues soy de los que opinan que si tiene ese derecho a la defensa (y a muchos otros); pero, por desgracia, me temo que lleva las de perder. La fuerza bruta, en este y muchos otros casos, parece ostentarla de manera natural el "hombre". Interesantes reflexiones nos genera la lectura de tu relato. Me ha gustado. Suerte, Olga. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, bueno, Olga, me ha hecho reír, reír y reír, el protagonismo que le has dado al toro.
    suerte, feliz 2018, y un besito virtual.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta la personalización del toro y has logrado que nos haga pensar. Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Derechos, vida, tradición y fiesta en conflicto. Original visión desde el otro lado de la muleta. Un abrazo, Olga, y feliz 2018.

    ResponderEliminar
  12. A mí lo único que me gusta del mundo taurino es el lenguaje, pero estoy totalmente en contra de las corridas y otros espectáculos crueles con animales que se siguen dando. Muy buen micro-denuncia y solidario con el toro, Olga. Un beso y te deseo lo mejor para el 2018.

    ResponderEliminar
  13. Olga, entiendo perfectamente al toro, yo habría hecho lo mismo, actuó en legítima defensa.
    Muy buen micro, al tratar al toro como si fuese humano vemos la fiesta nacional desde el punto de vista del otro protagonista del duelo.
    Enhorabuena. ¡Feliz 2018!
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios.
    Sólo he podido comentar algunos, aunque los que quedaron finalistas me parecieron impresionantes.
    FELIZ 2018, PARA TOD@S. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Hay tantos aspectos del ser humano que son reprochables que la lista donde se anotasen sería bastante larga. Una de ellas es la de la crueldad con los animales. Aunque, por otra parte, ¿qué puede esperarse de unos entes que se han escabechado a lo largo de los siglos de las formas más feroces?
    La crueldad con los animales, no sólo presente en esos festejos, sino también en ritos y sacrificios, es algo que debe repugnar a quien tenga algo de sensibilidad, a quien piense que la vida debería ser algo muy distinto de lo que ha sido y es. Como decía José Saramago: “Si te gusta ver cómo sufre un animal, entonces no eres un ser humano, eres un monstruo”.
    Por tanto, al animal, ante esa ferocidad con la que le ataca la muchedumbre –y eso me hace recordar cierto festejo polémico que sus valedores defienden recurriendo a la tradición- sólo le queda defenderse.
    Un abrazo, Olga.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!