Aniquilado

Al salir de aquel lugar inmediatamente sintió vértigo, casi cayendo de bruces donde todo se movía, el piso parecía abrirse en dos. Mantuvo equilibrio a medias; logró detenerse en un poste de energía eléctrica y en su mirada gente iba y venía amorfamente.

Por fin, cayó aniquilado por el alcohol.
Escrito por Xavier Hernández - Google

6 comentarios :

  1. No sé como se sienten, pero has logrdo trasmitirlo.!Qué desagradable debe ser! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maite, sin duda debe ser desagradable el exceso

      Eliminar
  2. Eduardo Martín Zurita12/1/18 19:57

    Hola, Xavier.
    El coma etílico muy bien desenvuelto. Un título que nos sitúa y un final que enlaza con él, pasando por un nudo con una atmósfera lograda. Cuidado con el alcohol, en poca medida es un tónico, en mucha un tóxico que puede matar. Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo Eduardo, quienes abusan deberían pensarlo.

      Eliminar
  3. Bien expresadas las sensaciones del exceso de alcohol, Xavier. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!