Amor etéreo

Dejó caer las vendas y se mostró: inerte, traslúcido, insignificante... Deseó volver a ser piel y átomo. 

Ella deslizó sus dedos y descubrió temblorosa su gélida textura, sus formas imprecisas. En el dorso de su mano, una lágrima; en sus labios, una leve presión que le hizo cerrar los ojos.
Escrito por Jose Bravo - Twitter

8 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita22/2/18 15:17

    Hola, Jose.
    Un amor de aire y de fría textura que se revela como tal. Un amor a la par muy sensible, como del más allá. No sé, como sideral. Buen texto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eduardo.
      Aquí tenemos al hombre invisible en una versión menos truculenta que la de H. G. Wells, entregado e indefenso, expuesto ante su amada en un instante de mutuo descubrimiento.
      Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Prosa poética de gran belleza; difícil de definir, fácil de sentir.
    Saludos
    Clara Guti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado transmitir ese sentimiento del que hablas, el momento en que ambos se funden a pesar del miedo y las dudas.
      Gracias, Clara. Saludos.

      Eliminar
  3. Este es el mejor amor. Me ha recordado una escena de la película Ghost. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre la película y este hombre invisible hay muchas similitudes, un amor encendido, imposible e irracional.
      Gracias por tu comentario, Maite.

      Eliminar
  4. Un amor con una criatura que ha traspasado el límite de la vida.
    Bella prosa llena de sensaciones .Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El amor es el más sorprendente y común de los milagros. Y este es un caso tan común como especial que supera la lógica y los límites de los sentidos.
    Gracias, Carmen. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!