Go-Tis caen

Tis no es cualquiera entre billones de gotas que se precipitan desde las nubes.

Al poco la reconozco posada en el cristal de la ventana. Perla que titubea y se abre paso estremeciéndose.

Se deja caer sobre un charco. ¡Plof! Roto el espejo, al salpicar Tis dibuja un diminuto surtidor.
Escrito por Carmelo Carrascal

16 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita1/3/18 17:41

    Hola, Garmelo.
    Simpático texto, jugando con aquel "gotascaen" (llover en alemán) para ponerlo en diminutivo. Una defensa de lo diminuto, de lo muy pequeño, que tiene su razón de ser y da lugar a un surtidor. De una pequeña idea has conseguido un gran texto. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Muchas cosas son susceptibles de atención, pero con la vida acelerada que llevamos se vuelven invisibles a nuestros ojos, ocupados en tareas más acuciantes. Una mirada reposada puede convertir a una gota de lluvia en un personaje a tener en cuenta: al considerarla, aprendemos a valorar en su justa medida lo que nos rodea.
    Un abrazo, Carmelo

    ResponderEliminar
  3. Carmelo en muchas ocasiones en lo mínimo, en lo más pequeño o simple se encuentra lo mejor. Esos pequeños detalles son los que en ocasiones nos llenan y nos hacen sentir. Como esta bella historia de una gota de lluvia que se convierte en la gran protagonista de este bello relato. Además tus palabras lo han hecho muy fotográfico este texto.
    Me ha gustado, Carmelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No parece escrito este relato, Carmelo, sino pintado con lápiz de agua y gesto inspirado. Una impronta fresca y sonora del azar sobre el cristal de la vida.
    ¡Luminoso Carmelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Carmelo Carrascal2/3/18 13:31

    Muchas gracias, Eduardo ("defensa de lo diminuto"), Ángel ("valorar lo que nos rodea"), Javier ("pequeños detalles que hacen sentir") y Manuel ("pintado con lápiz de agua sobre el cristal de la vida") por vuestros generosos y sensibles comentarios.
    Si en un instante luminoso cabe la eternidad, en un detalle mínimo retumba el fragor del universo. Detectarlo, reflejarlo por escrito, menudo gran reto.
    Aunque este micro venga de antes, acabo de ver la peli "La forma del agua", donde aparecen - ráfaga de belleza - imágenes de unas gotas de agua sobre un cristal que también allí saben escurrirse y danzar...
    Abrazos a los cuatro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si en un instante luminoso cabe la eternidad, en un detalle mínimo retumba el fragor del universo." [...(¡Oh!)...]

      Eliminar
    2. Carmelo Carrascal2/3/18 16:59

      Manuel, si te soy sincero, desde que nos "conocemos" en este espacio mágico de las letras, no es la 1ª vez que me entran ganas de darte un abrazo muy fuerte. Aunque ya lo sabrás de sobra, eres una persona especial, pongamos - ¡para no exagerar! - un superhombre (jajaja)

      Eliminar
  6. Un primerísimo primer plano maravillosamente filmado. Me ha venido con el surtidor una evocación de la película 'El increíble hombre menguante' Las cosas son pequeñas desde el punto de vista que las miremos. Una invitación a pararnos más a menudo a contemplar lo mínimo, a veces hay un verdadero mundo dentro de una gota de agua. Un abrazo Carmelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmelo Carrascal2/3/18 17:22

      Cristina, lo 1º gracias por tu abrazo.
      Lo 2º: veo acercarse a Matías el del Ebro, François el del baño y Pitt (aquel día de lluvia...). Buenos amigos que nos informan de que el agua te dice mucho. Y a mí tb.

      Siempre el agua, tan cerca de la vida, tan dentro de ella,la vida, donde tan bien juegan a químicos los señores Hidrógeno y Oxígeno... ¿Habrá influido esto algo - siquiera inconscientemente - para que te haya gustado (muchas gracias y un beso) mi último 50?

      Eliminar
  7. En una gota de agua cabe toda la belleza y todo el misterio del Universo. Solo hay que saber mirar. Y contarlo del modo tan visual como tú lo has hecho, Carmelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmelo Carrascal2/3/18 17:27

      Muchas gracias por tu amable comentario, Carmen.
      Un beso!

      Eliminar
  8. Poético y bello, no hay nada como observar y absorber de todo lo qué tenemos alrededor. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Cuánto mundo puede contener una minúscula gota de agua. Estoy segura de que si fuésemos capaces de entender y admirar lo extraordinario de las pequeñas cosas, seríamos mucho más felices. Me han gustado mucho el fondo y la forma, felicidades, Carmelo. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Cada gota guarda la esencia del agua, esa misma esencia que no entiende de cantidades y que hace a cada una de ellas semejantemente única.
    Y al final, en su caída, aunque sólo estremezca el líquido a su alrededor, en la memoria del agua perdurará el gran premio de haber existido.
    Una enorme reflexión sobre la transcendencia de lo efímero. Enhorabuena, Carmelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Después del comentario de Antonio, me disuelvo como una gota de agua sin siquiera hacer ¡plof!
    Me parece un micro lleno de sensibilidad. Detenerse a observar lo minúsculo debería ser una constante en nuestras vidas. A veces, llevados por las prisas y deslumbrados por falsos brillos, nos olvidamos de que las cosas sencillas y los pequeños detalles son los que tejen y dan sentido a cada día de nuestra existencia. Felicidades, Carmelo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!