Beatriz

Recordaba una foto añeja, los almuerzos después de la escuela, los palmazos por las travesuras, los mejores regalos de cumpleaños y su risa contagiosa. Hoy, al pie de su cama, la mira tiernamente y sufre porque no puede decirle todo lo que significa para él. Sí, adivinaron, es su abuela.
Escrito por Giancarlo Ubillus - Twitter

3 comentarios :

  1. Las gotas que vas dejando en el relato: la foto añeja, los almuerzos después de la escuela... nos hace ver, por lo menos a mí, esa infancia en la que mi abuela hacía todo lo que cuentas, y más. Hay que decirles todo antes de que sea tarde, se lo merecen.
    Un abrazo y gracias por hacerme recordar a las mías.

    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pablo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. !Las abuelas!, que bien nos las haces recordar. Muy tierno. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!