Juan Antonio

De forma inesperada, sus pasos le llevaron al barrio que le vio nacer y de donde salió hace más de 40 años.

Llegó a la altura de su calle, nada era lo que fue, solo quedaban la higuera, el olivo y la palmera. Sintió que había nacido en un jardín.
Escrito por SnowThomas

8 comentarios :

  1. Un exelente relato, en pocas lineas cuenta una larga historia. Bello texto con su descripción, su carga poética y las palabras justas. Es la partida y el regreso que muchos emprendimos alguna vez. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/4/18 2:37

    Muy bello tu relato, con una gran carga de nostalgia. Una vuelta al pasado que jamás es igual. Un abrazo. Gloria

    ResponderEliminar
  3. Dice el excelente tango que 20 años no es nada. Sí que lo son, y más de 40, toda una vida.
    Nostalgia a flor de piel.
    Un saludo.
    Pablo

    ResponderEliminar
  4. Aurora R.M.11/4/18 17:12

    ¡Qué bonito!Impresiones nostálgicas coronadas por un precioso final.

    ResponderEliminar
  5. Un relato muy nostálgico y muy bien resuelto con pocas palabras, las justas, que dicen mucho. Enhorabuena SnowTomas.

    ResponderEliminar
  6. Qué hermosos es mirar al ayer con mirada limpia de prejuicios. El que sabe construir sus recuerdos vive permanentemente en un jardín. Muy bello. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Nos ofreces un relato con mucho sabor a nostalgia. Autobiográfico, quizas? Pero el título me hace pensar en algún familiar querido. Enhorabuena, Snow. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Todo cambia, solo queda lo importante, creo que ese es el jardín. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!