Monogramas

La discípula supera por días al Maestro. Él está seguro de que sus pinturas brillarán en el futuro. E intenta protegerla de las voces cada vez más airadas del Gremio.

Ella pinta satisfecha, ajena a murmuraciones maledicentes. Y traza su firma dentro de monogramas, que perfecciona a cada pincelada certera.
Escrito por Maest

5 comentarios :

  1. Esa joven artista promete. Alguien que es capaz de crear un arte que despunta solo con unas letras o símbolos es que tiene mucho dentro y es capaz de muchas más cosas. Ese maestro lleva razón al vaticinarle un buen futuro. Un ejemplo de que cuando algo se hace bien, por pequeño que parezca, termina por tener algún resultado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Aunque a veces hacen falta siglos para reconocerles su valor.

    Pero ahí están sus obras, las de Judth Leyster (con su firma en forma de monograma) y muchas otras.

    http://www.mujeresenlahistoria.com/p/pintoras.html

    Un abrazo Ángel

    ResponderEliminar
  3. Paloma Hidalgo19/4/18 16:18

    En los años que viví en Francia, conocí la pintura de Séraphine Louis, otra pintora de esas que cuando una la descubre, se queda con la boca abierta. Gracias por hacerme recordarla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Maest, me has hecho trabajar, pero con gusto, he descubierto maravillas a través del relato y el enlace. Muy bueno. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Smokey pisó la raya22/4/18 22:18

    Que interesante, Maest. Me ha gustado tu relato. Muchas gracias. Un besito.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!