Reconstrucción

Hoy he aspirado nuestro colchón a la máxima potencia.

He rescatado tus restos de piel muerta, tu esencia incrustada y los secretos que escondimos entre los muelles.

Solo falta mezclarlos con tus cenizas, para comprobar si es cierto que nunca abandonamos del todo aquellos lugares en los que hemos amado.
Escrito por Asun Paredes

20 comentarios :

  1. Excelente la reconstrucción que has urdido en este bellísimo relato lleno de magia y sentimientos.
    Una genialidad made Asun.
    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has alegrado el día con tu comentario, Pablo. Viniendo de ti es doblemente halagador lo que dices de mi relato, por tu profunda sensibilidad como lector y como escritor.
      Un beso, amigo.

      Eliminar
  2. Extraordinario relato, Asun. De lo mejor en mi opinión entre lo mucho y bueno que he leído en esta página.
    Felicidades y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, lector anónimo. Estoy feliz de que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Partiendo del imposible abandono de los lugares que han sido testigos del amor, has construido este hermoso relato, Asun, aunque solo lo descubrimos al final. La idea de mezclar las cenizas con los restos impregnados en el colchón es genial. Yo creo que descubrirá que no podrá la persona amada no puede irse del todo, porque la lleva muy adentro, en el corazón.
    Bellísimo micro. Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu interpretación de mi relato es muy acertada, Carmen. Los sentimientos y las sensaciones tan intensas no pueden borrarse, seguro que permanecen impregnadas de algún modo en los lugares que habitamos.
      Un beso y hasta muy pronto.

      Eliminar
  4. Qué bonito Asun, una oleada de tristeza se extiende por la casa, los objetos, la vida. El aroma del amado en los rincones, su presencia. Tanta belleza en tan pocas palabras. Un abrazo muy fuerte Asun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu cariñoso comentario, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. María Sotés22/5/18 14:29

    Precioso relato, Asun. Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. La materia, seguro, acabará abandonando este mundo, pero el recuerdo puede alargar la existencia en la memoria. Buenísimo, Asun. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recuerdo de aquello que amamos siempre perdura, Salvador.
      Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar
  7. Bello y conmovedor micro. Es todo un placer leer textos como el tuyo, Asun.

    Un afectuoso saludo,
    Nuria

    ResponderEliminar
  8. Maria Galerna24/5/18 21:49

    Jo! Me has tocado la fibra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro de que te haya gustado, María. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Siempre queda. Muy bello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Has envuelto recuerdos y ausencia con una elegancia que se respira, Asun, y con el lazo invisible de esa frase final que atrapa.
    La verdad, no sé cómo se me ha podido pasar este relatazo. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres elegante, Antonio. Todo un caballero de las palabras que disfruta de esta afición común, al margen de la vanidad. Espero que sigas compartiendo tus letras en cincuenta, dentro o fuera de concurso (eso es secundario, lo importante es seguir leyendo tus buenas letras).
      Un beso y gracias.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!