Sant Jordi

Desde pequeña les admiraba. No por correr tras un balón, ni por ser ovacionados por millones de fans, ni por tener mansiones fabulosas y fortunas.

Simplemente porque la hacían soñar. Un día al año se sentaban entre libros y escribían dedicatorias amables a sus lectores.

Algún día también firmaría ella.
Escrito por Pau

4 comentarios :

  1. Buen relato, está bien que aunque sea una vez al año el mundo del libro sea protagonista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es un día precioso. Los libros y los escritores son los grandes protagonistas. Largas colas de lectores esperan pacientes la dedicatoria de sus escritores favoritos. Por una vez son las estrellas. Más vale que la pequeña encuentre aquí a sus ídolos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El futbol está muy supervalorado, donde esté un buen libro

    ResponderEliminar
  4. María Sotés17/5/18 13:32

    Bonito sueño el de esa niña...

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!