La última copa

Brindo contigo esta noche, garnacha seductora, con el ímpetu y el ansia de un amante.

Danzas en mi boca con cada beso. Y siento en mi garganta tu abanico de sudores, de mujer.

Hoy, que desnudo tu cuerpo y reto los surcos de tu mirada, bebo en silencio tu recuerdo.
Escrito por Conchita Burillo

3 comentarios :

  1. Carmelo Carrascal5/9/18 13:21

    La sensualidad y el erotismo se atraen mutuamente. Si no se funden en el intento, ambos invitan a la escritora o el escritor, los reta, a trabajar las palabras idóneas, bien escogidas y articuladas.
    Aquí, en tu bello microrrelato, Conchita, tú aciertas y sales airosa. Bien!
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sensorial relato, donde asemejas el efecto vino con el efecto erótico de una mujer recreando cada una de las sensaciones.
    Suerte y saludos, Conchita

    ResponderEliminar
  3. Evocadora copa la que llevas a tus labios, Conchita; de una parte, carnal, y de otra, melancólica.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!