Fabricio

Le decían que era un bueno para nada, lo acosaban compañeros y tutores, hasta que un día pasó al frente, pusieron una canción, y con su baile a todos asombró.

Se volvió dueño de la plataforma, cautivó con su talento, pero más que todo con su seguridad, soltura y pasión.
Escrito por Eliezer Sánchez - Facebook

1 comentario :

  1. Maria Galerna23/10/18 17:36

    Todos somos buenos en algo, sólo hay que descubrir en qué.

    Un saludo, Eliezer

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!