Sacar las uñas

Barajó los detalles de su larga relación. La convivencia, los mimos sin ganas, los arañazos de más, las ausencias sin avisar, los gemidos a medianoche, la maraña de pelo enroscada en su cepillo, y llegó a la conclusión de que no merecía la pena malgastar sus siete vidas con ella.
Escrito por Mª Belén Mateos Galán

10 comentarios :

  1. Qué bueno! Nos vas llevando poco a poco al huerto... para acabar en la gatera. Muchos saludos, Mª Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepe por tu lectura tan audaz.
      A veces hacen más de siete vidas para terminar en una gatera de vida.
      Seamos mariposas libres de palabra siempre...
      Muchos abrazos.

      Eliminar
  2. jeje Me has engañado. Conseguiste que picara y estaba bien angustiada con tu relato. Buen final. Seis vidas más dan para encontrar un buen lugar en el mundo... :-)
    Saludos Mª Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay vida, no una, si no más para encontrar ese hueco en el que anidar con quien lo merece...
      Muchas gracias Nuria.
      Besos sin angustia y con cariño.

      Eliminar
  3. En el fondo todas las convivencias se parecen un poco, que sean más o menos satisfactorias será otra cosa. Por si no lo teníamos claro, tú lo has puesto negro sobre blanco al detallar aspectos de la convivencia extrapolables a personas y/o mascotas.
    Los gatos también tienen derecho a dar su opinión y a elegir con quién desean pasar su vida, un tiempo siempre efímero, aunque se tengan siete.
    Un micro llevado con finura y precisión felinas, con un golpe final tan sorprendente como simpático, todo ello rematado con el título más adecuado.
    Poeta o relatista, siempre grande.
    Abrazos Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre es un gusto leer tus comentarios.
      Sabes sacar las uñas de las palabras para detallar cada imagen o sentido.
      la vida es efímera en todo ser vivo, tener siete para degustarla un lujo que no se debe menospreciar con quien no lo deseas.
      Aprendiz de poeta y relatista ..
      Muchas gracias Ángel abrazos siete veces grandes.

      Eliminar
  4. Josep Maria Arnau19/10/18 21:05

    Todo, desde el título hasta el final, crea una atmosfera “felina”. Una sugestiva forma de observar o analizar una relación. Vista así, realmente siete vidas son muchas para malgastarlas. El final lleva incorporado un significado con impacto potente y duradero. Enhorabuena por tu relato, Belén.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos esa faceta felina de vida. Todos deseamos vivirla siete veces siete. Pero la realidad tenemos una para degustarla cada uno de los siete días de la semana.
      Muchas gracias Josep por tus palabras tan acertadas y cariñosas.
      Un saludo envuelto en abrazo.

      Eliminar
  5. Es un relato que juega con el equívoco de maravilla. Sólo un plural y un número al final giran el argumento proporcionándole originalidad y frescura.
    muy bien llevado y mejor construido, Mª Belén.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leerte siempre es un placer siete veces grande Antonio.
      Jugar con las palabras, los números, el plural o singular es algo que hacemos con la frescura de disfrutar de cada instante de vida y tú sabes muy bien disfrutarlo.
      Un abrazo enorme.
      Muchas gracias.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!