El divorcio de Narciso

El reflejo de Narciso estaba harto: "Siempre lo mismo. No me busques más ni en el agua ni en ninguna otra parte; quiero el divorcio".

Narciso, abandonado por su reflejo, se convirtió en vampiro.

Su reflejo, liberado y más vanidoso y depravado que nunca, se dispersó por toda la humanidad.
Escrito por Sandra Rebrij - Web

20 comentarios :

  1. Carmen Hinojal2/6/16 17:20

    Bonito tema elegido Sandra, lo mitologico da mucho juego. Ahora ya sabemos de donde viene la vanidad. Besos

    ResponderEliminar
  2. Así que por eso los vampiros no se reflejan en los espejos...
    Genial, Sandra. Tu micro es un espléndido rompecabezas armado con las piezas de dos cajas distintas.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Muy original, Sandra.
    Narciso pasa de la admiración excesiva y exagerada que siente por sí mismo, por su aspecto físico o por sus dotes o cualidades, a estar harto de la monotonía.
    Me ha gustado mucho, es muy imaginativo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Se sale tal y como se entra,por muchos cambios que tengamos.
    Buen relato y buenos reflejos literarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Un reflejo de Narciso tan vanagloriado de sí mismo, que se pervierte en su estado edonista más puro y envilecido, deshaciéndose del lastre humano. El paradigma del yo-self o egocentrismo.
    Y lo hilas magistralmente con el vampirismo, ahora Narciso vaga en el mundo de las sombras sin su alma, que no era otra cosa que su propio reflejo.
    Muy buen relato. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Los excesos no pueden traer nada bueno. Tanto el original como el reflejo vivían en un delirio que acabó por derivar en dos existencias separadas y dañinas. No le hubiese ocurrido si se hubiera dedicado a mirar un poco más a su alrededor y menos a sí mismo, algo que siempre enriquece.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Ya se sabe que del amor al odio hay un paso y pienso que eso le ha pasado ha Narciso, de tanto quererse ha acabado odiandose.
    Buen relato Sandra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó tu relato, Sandra. El reflejo es el que se libera de Narciso y el que lo convierte, como un buen vampiro, en un ser sin reflejo.
    ¡Genial!
    Besos.
    pablo.

    ResponderEliminar
  9. Qué buena historia, Sandra. Me ha encantado. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  10. La vanidad y vanidoso, no pueden funcionar por separado y así les fue. Llamamos vanidad a la infección del alma por el ego y sin ella en el cuerpo, el alma desaparece hasta del espejo. Mejor suerte corrió la vanidad a la que nunca le faltará un huésped.
    Buen relato, Sandra. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Sandra, original relato. Un reflejo vanidoso suelto es muy peligroso...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Eres grande, muchacha (parafraseando a los simpsons)!! :)!

    ResponderEliminar
  13. Es lo que tiene la metafísica. Si dejas de reflejarte, estás muerto en vida. Y esta historia constituye una magnífica metáfora de lo que le ocurre a ls@ antigu@s div@s que, por el motivo que sea, dejan de aparecer en los medios.
    Buen relato, Sandra.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  14. Tanta importancia le daba a su reflejo que este asumió el control. Terrorífico castigo y maldición para el pobre Narciso. Me ha gustado mucho, Sandra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡WOW! Has rizado el rizo y el resultado es fantástico, enhorabuena Sandra.
    Creo que a partir de ahora este Narciso sin reflejo va a ser mejor persona. De quien no me fío es del otro...
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  16. Pobre humanidad. Original y divertido.
    Suerte, Sandra.

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado ese cambio en Narciso, muy original. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. El resultado de esta fisión ha resultado tan explosivo y peligroso como una de las peores bombas. Muy bueno, Sandra. Una idea muy refrescante y original.
    Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué bueno, Sandra! Así que los vampiros son Narcisos divorciados. Ahora entiendo yo...
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. ¡Muchas gracias a todos por los comentarios!
    Me gustaría haberles contestado uno por uno y haber comentado sus cuentos también, pero estas épocas de tanto trabajo, estudio y exámenes me tienen abducida. :-P
    Les mando un beso grande.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!