Dos almas

De pronto me vi atrapado en un torbellino de pasión. Todo giraba armoniosamente. Danzábamos al ritmo de nuestros corazones. Y entre sudores, caricias, besos y muchos 'te quiero', se me escapaba la vida. Cuando abrí los ojos y observé la cama vacía y fría, lo comprendí. Mi alma había regresado.
Escrito por Giancarlo Ubillus - Twitter

16 comentarios :

  1. Giancarlo, nos hablas de una amor vivido desde el más allá, con tanta pasión que a tu protagonista le parece real, pero por desgracia desconocemos que hay después de la muerte, o por lo menos yo.
    Buen relato y que hasta la última frase nos muestra una pasión muy viva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Javier. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un canto hermoso a la dualidad que somos, alma y cuerpo, y a su unidad en el encuentro. Es un éxtasis espiritual, un viaje más allá del nosotros físico y de la realidad. La vuelta al mundo de la forma siempre es duro y frío.
    Saludos, giancarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel. Espero que podamos seguir leyéndonos. Saludos

      Eliminar
  3. Es fácil perderse en los laberintos de este mundo, pero, de repente algo puede sacudirnos de tal forma que nos haga recuperar lo que creíamos perdido: nuestra verdadera alma.
    Eso me has hecho sentir.
    Muy bonito y elegante, Giancarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia. Me siento halagado injustamente. Saludos.

      Eliminar
  4. Aparentemente sensual, y extremadamente sentimental y afectiva tu historia, con buenas imágenes.
    Suerte y un saudo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las buenas vibras María. Saludos.

      Eliminar
  5. Que micro tan bonito e intenso.
    Un saludo Giancarlo

    ResponderEliminar
  6. Interpreto que se trata de un intenso amor vivido en puro éxtasis, en el más allá, de donde regresa a la realidad.
    Hermoso micro con bellas imágenes, Giancarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Carmen. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Un ardiente micro, pero debo confesar, Giancarlo, que no lo he entendido, sobre todo por culpa de la intrigante frase final. Sin embargo, hay que admitir que está bien escrito y lleno de pasión. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Plácido. La clave está en la última frase. Un abrazo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!