Camionero feliz

Carlos me acompañó casi toda la noche, aunque tenía que madrugar para viajar con su padre en el camión. Le aconsejé que durmiera durante el trayecto, pero pensó que no sería correcto por su parte. Sin duda, su progenitor le mostraba el camino para llegar al mejor destino: la felicidad.
Escrito por Ana Belén Arbués - Web

5 comentarios :

  1. Entiendo el relato como un canto que subraya la fidelidad del hijo y la admiración por su padre por encima de las circunstancias. Percibo también mucho amor por parte de quien lo cuenta, seas tú, Ana, o sea, otra persona que tan unida está al hijo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un pedacito de la vida cotidiana, contado con amor y agradecimiento.
    Besito virtual, Ana.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que está contado con mucho amor porque es la historia de un amigo que siempre supo que seria camionero como su padre.

    ResponderEliminar
  4. No entiendo la última frase.
    Saludos, Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque Carlos no había dormido esa noche, no le parecía correcto dormir al día siguiente mientras su padre conducía el camión. Esto es porque su padre lo estaba educando muy bien y estaba aprendiendo que hay que ser consecuente con tus actos. Por eso, no sólo iba a llegar al destino que ese día les marcaba la carretera, sino que conseguiría la propia felicidad en la vida si seguía los consejos de su padre.
      No sé si te lo he aclarado o te he liado más. Espero que te sirva.
      Un saludo

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!