Obra maestra

El artista ordenó los bártulos, limpió y allanó la superficie con sus propias manos y se dispuso a mezclar los tintes. Tras agotadoras jornadas a la luz de una pobre antorcha, dio por finalizada su obra. Nacido en el corazón de sus fervientes admiradores, un emocionado "uggg" resonó en Altamira.
Escrito por Rafa Sastre - Web

8 comentarios :

  1. Eduardo Martín Zurita6/2/18 11:24

    Hola, Rafa.
    Debió resultar complicadísimo el arte de la pintura en los primeros instantes del hombre. Por eso ese uggg emocionado resonó tan fuerte o más que el redoble de un tambor. Y des luego que las pinturas de Altamira son obras de arte. Ese bisonte a mí nunca se me ha ido de la cabeza. Los ciervos. Un buen texto el tuyo. Enhorabuena. Y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ese mono evolucionado demostró que tenía más inquietudes que las que se limitaban a sobrevivir y reproducirse por puro instinto, capaz de lo mejor, como también de lo contrario, aunque preferimos quedarnos con el espíritu del artista que no sabía que lo era y dibujó esos bisontes.
    Una crónica interesante e imaginada, que bien podría haber sido cierta.
    Un saludo, Rafa

    ResponderEliminar
  3. Uno de los hitos más grandes de la humanidad recreado con esmero y emoción. Miles de años después millones de artistas en todo el mundo siguen emulando a aquel cavernícola anónimo subyugados ante la inmensidad de su obra.También yo en su día dediqué un relato a este gran monumento artístico.
    Saludos, Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Obra maestra que ha sido y seguirá siendo admirada por los sucesores de aquel hombre prehistórico que, seguramente sin saber la trascendencia de su pintura, dejó plasmado su día a día en los techos de las cuevas. Hoy podemos disfrutar de esa belleza en forma de bisontes y ciervos, aunque creo que está bastante complicado entrar. Siempre nos quedarán las reproducciones...
    Enhorabuena, Rafa.
    Malu.

    ResponderEliminar
  5. Nunca me lo había planteado, pero así debió de suceder. Preciosa descripción.

    ResponderEliminar
  6. Y después de miles de años, ese "uggg" sigue saliendo de las gargantas de sus admiradores, incluso cuando ante la dificultad de ver la obra original, nos asombramos ante una reproducción. Felicidades por el micro, Rafa y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. El grito gutural dio comienzo a la Historia del Arte. Por primera vez se representaba con una imagen un referente de la realidad, los hermosos búfalos y ciervos que poblaban el exterior de la cueva.
    Bello micro, Rafa. Un abrazo .

    ResponderEliminar
  8. !Ugggg! Me ha encantado, lo has bordado, no, pintado. Un beso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!