Alcayata

Asió fuertemente con sus huesudos dedos el signo de interrogación de cierre de la pregunta impresa, le quitó el punto y lo arrojó por la ventana. Con lo que le quedaba intentó rascarse pero era casi imposible, así que lo enroscó en un tabique de madera y colgó un cuadro.
Escrito por Gregory Pez - Web
Elegido mejor relato de julio de 2013

10 comentarios :

  1. Me ha gustado mucho encontrar la palabra 'alcayata'. En mi casa se decía siempre 'alcayata' pero luego, cuando me hice mayor, todo el mundo usaba 'escarpia' para lo que a todas luces era una 'alcayata'.
    El relato también me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/7/13 15:41

    A mí me gusta además tu comentario, Gemma, en Murcia cuando te erizas hay una expresión que dice "tengo los pelos como escarpias", y nunca he sabido qué son las escarpias xD

    El relato precioso, que era lo que iba a decir de primeras :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí, en San Sebastián, también se dice "tengo los pelos como escarpias" y curiosamente no se sustituye por "tengo los pelos como alcayatas"... ¡cosas del lenguaje!

      Eliminar
    2. No sé dónde surgió primero la expresión de los pelos como escarpias pero creo que, hoy en día, expresiones como esta han rebasado el ámbito local para pasar a zonas mucho más extensas, incluso para viajar allende los mares.
      En cuanto a la expresión en sí, yo la oigo más bajo la forma "se me ponen (pusieron o han puesto) los pelos como escarpias". En cierto modo es lógico de que así sea ya que, en principio, la expresión corresponde a una situación momentánea provocada por un estado emocional repentino (sorpresa, miedo...) que desaparece en poco tiempo. No obstante, tengo que reconocer que hay situaciones críticas (y no miro a nadie...) tan duraderas que quizá nos hagan tener los pelos como escarpias permanentemente...

      Eliminar
  3. Anónimo4/7/13 16:22

    Que estaria pensando para hacer lo qeu hizo es lo que me gustaria saber.Buen relato como siempre don Gregorio.
    saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/7/13 17:50

    ¡ Genial ¡

    ResponderEliminar
  5. Alice Prin6/7/13 11:57

    Elegante y abierto a múltiples interpretaciones. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. El relato me parece muy imaginativo. Me ha encantado. Felicidades al autor.
    No conocía alcayata, sí escarpia y la citada expresión de los pelos erizados como tales.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!