Desconexión

Sólo recibía noticias tristes. Era una situación que se le escapaba de las manos. Apagó el móvil un día entero, en ese paréntesis se sintió muy tranquilo; cuando lo encendió le llamaron con gritos. Probó a apagarlo una semana, vio cientos de llamadas perdidas. Cambió de número, cambió de vida.
Escrito por Perro Xico - Web

1 comentario :

  1. BURBUJITA12/5/14 21:26

    Una buena idea.Si lo hiciésemos un fin de semana, al final lo aprobarían en el Congreso de los Diputados.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!