La boda

Nos casamos en verano. Él con su niqui azul, yo con mi lazo blanco. En otoño nuestras manos se soltaron: yo empecé en el instituto, él se marchó al seminario. Teníamos once años y no volvimos a mirarnos. Él escondió nuestra historia; yo, los anillos plateados de papel de caramelo.
Escrito por María José Escudero

4 comentarios :

  1. Tierna historia, sobre todo por lo real que podría ser...
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Firmo donde dice Patricia que es una historia "tierna" y "real". Me ha recordado un poco la novia infantil que parece ser que tuvo el Papa Francisco antes de decidirse a tomar definitivamente el camino de la llamada divina.
    Dos personajes que nunca olvidarán aquella "boda" tan inocente y hermosa, unas "alianzas" guardadas para siempre en el corazón y entre las páginas de algún libro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. jogarricruz@gmail.com29/5/14 23:12

    que bonita historia. Pero podia haber empezado por el final

    ResponderEliminar
  4. Soledad García Garrido30/5/14 20:27

    Un microrrelato precioso, tierno, delicioso.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!