La vida es una obra de arte

La hoja del cuchillo apretaba fuertemente contra su cuello. ¿Morir o vivir?, ¿luchar o rendirse?

Una gota de sudor se deslizaba por su mejilla. Pensó durante cinco eternos minutos y se lo rajó completamente. Cayó al suelo desplomado, muerto. Cinco segundos de silencio, de oscuridad...

Y el público aplaudió entusiasmado.
Escrito por Manuel Barea - Web

4 comentarios :

  1. gil hernando de santiago9/6/14 19:55

    Me gusta, es conciso, realista pero posible. Animo, que es bueno.

    ResponderEliminar
  2. Estamos ante una actuación llevada al límite.
    Me gusta el relato, primero te centra en la situación, con,el posible equívoco de pensar en un atraco o similar, después ves que que trata de un suicidio, hasta descubrir que el suicida es un actor frente a un público del que saca una ovación.
    Buen relato

    Saludos
    Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias:) buscaba sorprender de alguna manera, y con el título quería trasmitir al público que los problemas al fin y al cabo son un chiste (obviando algunos), y que todos estamos inmersos en una obra de teatro, una especie de juego del que hay que disfrutar que es la vida

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!