Teorema del mono infinito

Mil años después el azaroso tecleo de los monos comenzaba a tener criterio, circunstancia que amenazaba el éxito del experimento.

El supervisor observó detenidamente la mirada profunda del autor de aquella cuartilla y luego, con manos temblorosas, la arrojó al fuego.

—¡Buscamos sonetos de Shakespeare! —argumentó evasivo—, nada de microrrelatos.
Escrito por Enrique Mochón Romera

10 comentarios :

  1. Pues, Enrique, no sé si a ti te pasará lo mismo que a mí, pero yo mira que me pongo a escribir sonetos al estilo de Shakespeare, de Lope, de Góngora o de Quevedo, y nada, que no me salen ni a tiros. Lo único que sí me salen son microrrelatos de cincuenta palabras y algunos, creo, que son hasta aceptables.
    Muy buen microrrelato el tuyo (no sé si tienes también sonetos...). Va un 'Me gusta' y mi reconocimiento personal.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo tampoco he escrito nunca sonetos, aunque no creo que la poesía sea muy diferente del microrrelato. Será cuestión de intentarlo, claro que poniendo el listón un poco más bajo, jeje. Lo cierto es que con estas historias breves ya me entretengo lo suficiente y encuentro satisfacción, sobre todo cuando sale algo aceptable, como dices tú.
      Muchas gracias por todo, José Antonio.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Enrique, claro que sí. Aleccionar a los monos para que realicen algo útil y que salga con escribir microrrelatos, ¿pero esto qué es? Me ha gustado mucho el sentido del humor utilizado y la sorpresa final.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nicolás.
      Algún día igual me da por cerrar los ojos y teclear a ver qué sale. Seguro que no merece menos la pena jajaja. Me alegro de que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Este relato demuestra que la práctica hace al maestro. Todo es cuestión de insistir. Mil años más y los sonetos de Shakespeare se quedarán cortos.
    Buen texto, Enrique.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángel. Desde luego,insistiendo mucho o se aprende o acaba sonando la flauta alguna vez. También es posible que las ideas nos ronden de manera aleatoria, como plátanos lanzados por las musas, y que la clave esté en nuestra habilidad para atraparlas... Bueno, seguimos hablando Ángel.
      Saludos

      Eliminar
  4. Soledad García Garrido9/6/14 13:25

    Hola, Enrique, no te subestimes. Eres capaz de escribir sonetos y lo que te echen. Suscribe esta afirmación el sol de Cortázar en Fuentetaja.

    ResponderEliminar
  5. Hola Soledad. Ya me había dado cuenta de que te llamas igual que la autora de uno mis favoritos en Fuentetaja, jajaja. Debo decirte que en ese fabuloso "Imaginando a Cortázar" tienes un registro muy distinto al de los relatos que he leído tuyos por aquí, aunque eso sí, el nivel de calidad es el mismo, lo que dice mucho de tu versatilidad. Gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es un relato y los relatos acaban teniendo vida propia y diferentes interpretaciones. Puede ser que los monos de tanto insistir acaben aprendiendo a escribir sonetos, o microrelatos da igual. O podría ser que después de tanto tiempo por una cuestión de estadística las combinaciones de letras al azar acaben teniendo alguna vez sentido, por lo que el supervisor tuvo que destruir rápidamente el papel, para que todo continuara, como tenían que ser las cosas.

    Saludos

    Jesús

    ResponderEliminar
  7. Para ser sincero, creo que no he resuelto bien la historia. Mi planteamiento es el descrito en el primer párrafo. El experimento no cuenta con la posibilidad de que los monos den un uso apropiado al lenguaje (eso sería parte de otro experimento muy distinto); de ahí la contrariedad del científico. La referencia a los microrrelatos bien podría quedarse en un guiño, aunque he intentado que no sea despectivo calificando de profunda la mirada del chimpancé. Quizá no sea bueno explicar un relato, pero ya te digo que con este no me he quedado muy contento..
    Gracias, Jesús, y saludos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!