La condena

En la cripta donde me han conducido los verdugos se respira un hedor insoportable. No puedo evitar que me empujen a una fosa imposible de escalar. Caigo sobre una nube de gusanos entre huesos, carne y líquidos putrefactos de varios cadáveres en descomposición. Esa será mi condena: contemplar mi futuro.
Escrito por Cadillac Solitario

3 comentarios :

  1. Muy bueno Cadillac Solitario. Te pincharía al menos 2 me gusta, pero el sistema sólo me permite uno. Pues un me gusta y un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno, Cadillac, me encanta.
    Mi más sincero "me gusta".
    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
  3. Cadillac Solitario18/10/14 22:34

    Muchas gracias por vuestros comentarios, Isidro y vreinaldo.
    Me cuidaré.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!