Cada quién en su lugar

Mientras espera el tren en el pequeño pueblo compadece a sus habitantes, tan faltos de los conocimientos que da la gran ciudad. Alarga la mano y coge el fruto de aquella planta. Un escozor intenso atraviesa su piel.

El hombre de la boina la mira incrédulo.

—Señora, son higos chumbos.
Escrito por La hija del Ferroviario

14 comentarios :

  1. Muy bien contado.
    Los que subestiman la sabiduría rural, o se creen superiores a otros, se convierten en ignorantes, como la protagonista de tu relato.
    Por otra parte, las mayores enseñanzas que he recibido me las dio mi abuela, que tuvo que dejar la escuela muy pequeña y solo salió de su pueblo casi al final de sus días.
    Todavía no he encontrado a nadie más sabia que ella.
    Un gusto leerte.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija del ferroviario,16/3/15 0:55

      Muchas gracias por tu comentario. El relato es real, un poco fabulado, pero poco. Y la ilusa protagonista soy yo a los 20 años. Pensaba que el que se sabía mover por la ciudad, dominaba todos los escenarios. Menos mal que aprendí y sigo aprendiendo.

      Eliminar
  2. Joaquín Grau15/3/15 17:56

    Pensaba tu protagonista encontrarse entre " paletos", y sin embargo desconocia las "paletas"... Escarmentada queda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija del ferroviario,16/3/15 1:07

      Y que lo digas que quedó escarmentada y aprendió que se puede aprender de todos y en cualquier lugar.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Los ciudadanos urbanos tienden a despreciar a los habitantes rurales, aquejados de una curiosa amnesia que les impide recordar que, si no ellos, al menos sus padres o abuelos vivieron igual. Sancho Panza no es menos sabio que Don Quijote, lo demuestra con sus refranes y sentido común, aunque sí menos estirado.
    El que la Hija del Ferroviario incluya un tren en su relato es un valor añadido, qué duda cabe.
    Me alegro de haber conocido y de leer a la misteriosa narradora que se oculta tras un seudónimo tan familiar para los que frecuentamos Cincuenta Palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija del ferroviario,16/3/15 1:04

      Hola Angel, yo también me alegro de haberte conocido. Lo cierto es que a mi no me gusta esconderme, pero me pareció un bonito homenaje a mi padre.
      Y no me había dado cuenta que he incluido un tren, supongo que porque los trenes forman parte de mi vida. Esa experiencia rural y otras me hicieron ver lo poco que se. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Si te consuela, yo también me he pinchado con esos higos. Y ahora son una de mis frutas preferidas.
    La próxima vez que viajes en tren, ¿me traes alguno?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. La hija del ferroviario,16/3/15 14:43

    Creo que todavía no he aprendido a no pincharme, así es que cuando viaje en tren, me acordaré de ti. Gracias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Como se suele decir la ignorancia es una señora muy atrevida. A veces nos tenemos que "pinchar" para saber que tenemos mucho que aprender. Muy aleccionado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la hija del ferroviario17/3/15 1:48

      Me alegro que te haya gustado. Yo sigo aprendiendo.
      Saludos

      Eliminar
  7. La sabiduría popular y rural nos enseñan cosas que los libros no cuentan. Es bueno ser humilde y aprender a escuchar. Gracias por tu relato. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. la hija del ferroviario17/3/15 1:49

    Gracias a ti. Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, sí señora.
    Yo soy de un pueblo pequeño y me hace mucha gracia cuando la gente dice: "es que los de pueblo sois ...". Pero en muchos casos la gente de pueblo sabe muchísimo más de lo que se creen los que no lo son, doy fe de ello.
    Un beso fuerte, se te echaba de menos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija del ferroviario,23/3/15 1:07

      Gracias Malu, es totalmente cierto que muchos capitalinos, somos unos ignorantes en el ambiente rural, y lo malo es no saberlo.
      Escribo poco, porque me gustan demasiadas actividades y ya sabes, todo no se puede. Un abrazo,

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!