El príncipe

Tras diez besos, Blancanieves no despertó. El príncipe se marchó cabalgando por donde vino; había confundido el cuento.

Varios despistes después, y al no encontrar manera de despertar a la bella Aurora, concluyó que las princesas no eran lo suyo.

Despechado, decidió desposarse con una plebeya que resultó ser periodista.
Escrito por Antonio Bolant - Twitter

21 comentarios :

  1. Antonio, me ha parecido brillante.
    Me ha arrancado una sonrisa tu maravilloso ingenio.
    Parece ser que el príncipe se escapó de los cuentos, encontró su pareja y ahora se encuentra hecho un rey.
    Muy bueno. Me ha gustado mucho.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo.
      La vida de los cuentos, el cuento de la vida.

      Eliminar
  2. ¡Qué bueno! De esta nos cierran el chiringuito, seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:26

      ¡Vaya!, Espero que no.

      Gracias Patricia

      Eliminar
  3. Princesa o no, mientras el cuento no se les acabe...
    Saludos, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:27

      La vida es cuento ... Y los cuentos, cuentos son.
      Saludos Enrique

      Eliminar
  4. Jajaja vaya un repaso... tu micro está basado en hechos reales?
    Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:29

      jajaja, pues no era mi intención, sólo es un final que redondeara y contuviera un guiño a lo que tenemos cerca.
      Saludos

      Eliminar
  5. GIL HERNANDO DE SANTIAGO14/3/15 17:18

    Los hechos son reales , ¿De realeza o realidad? el relato tiene visos de verosimilitud. Pero ¿Y si despierta Blanca Nieves? ¿Y si aparece la bruja?. Mejor gritar !Dios salve a la reina, que el rey se salva solo! Despues de este buen relato puede pasar cualquier cosa.

    saludos reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:32

      Los hechos pertenecen a la realeza de los cuentos. No iban a ser todo príncipes increíblemente infalibles.

      Saludos reales de un cuentista

      Eliminar
  6. Bocanada de aire fresco, ejemplo se como con una simple hecho se monta un relato genial, sigue asi

    Un saludo y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:34

      ¡Ufff!, muchas gracias, Vememos.

      Eliminar
  7. Se pertenezca o no a la realeza, se sea de carne o de pescado, de los Beatles o de los Rolling,nunca se sabe donde puede encontrarse el amor, o algo que se le parezca, en eso y hasta ahí somos todos iguales. Un humor estiloso, en el límite de la transgresión y muy simpático.
    Un abrazo, Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:37

      Muchas Gracias, Ángel.

      Cierto, a veces te encuentras a tu princesa en la charca que menos te esperas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo no le echaría toda la culpa al príncipe. Somos muchas las princesas que andamos por la calle tratando de parecer plebeyas.
    Un saludo, Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:39

      Seguro que sí, princesa. Lo malo es que algunas parecen recién salidas de lo más alto de la más alta torre.

      Un saludo, Margarita

      Eliminar
  9. Y más de uno deseando leer: "Colorín, colorado, este cuento se ha acabado".
    Muy bueno Antonio.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.16/3/15 14:41

      Gracias malú.

      Que cada uno le ponga el colorín a su colorado.

      Otro beso para ti.

      Eliminar
  10. Real como la vida misma... Antonio, me ha encantado y me ha hecho sonreír. Un placer haberte leído en este microrrelato. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio B.19/3/15 10:20

      Gracias Alma, que hayas sonreído es el mejor halago.

      Eliminar
  11. Muy bueno, Antonio. Un relato donde la realidad es un cuento o donde un cuento se hace real.
    Va mi "Me gusta" y un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!