Realidades opuestas

Jemaneh vive de acogida en casa de María. Como cada tarde, meriendan y ven la tele. Después ella se va al baño. Él sabe lo que hace allí dentro, nunca olvidará la vergüenza y confusión que experimentó al descubrirlo.

María no puede evitarlo, se pirra por los huesos de Jemaneh.
Escrito por Rosy Val - Web

51 comentarios :

  1. Buenos días Rosy.
    Me gusta tu micro y me hace pensar.
    ¿Jemaneh no está por María? ¿es la timidez? ¿el miedo a que una relación, finalmente pueda apartarlo de la casa?
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Ummm, lo siento, Pablo, tu comentario me dice que está algo complicadillo :-(
    Voy a esperar un poquito, si después de 250 comentarios seguimos como ahora, te lo cuento... jajajaja
    Lo que sí tengo claro es que, cuando un micro hay que explicarlo, es por que no está bien escrito.
    Un abrazo y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rosy, un relato está bien escrito cuando tiene muchas interpretaciones, y cada lector le da la suya y este te aseguro que lo está.
      Un beso.
      Pablo

      Eliminar
    2. Yo pienso lo mismo que el Conductor. No sé si será correcta pero me parece que se encierra y no precisamente a hacer aguas mayores ni menores.
      Sino a suplantar a Jemaneh.
      Otro saludo

      Eliminar
  3. el conductor de autobús17/3/15 14:42

    Jolines!!!, no se si me equivoco pero, no será que a María le da un calentón cada vez que ve a Jemaneh por delante? Después ella se va a dar una "ducha fría" y él lo sabe. No será que hay que llamar a los bomberos todas las tardes por peligro de incendio? No será que soy un mal pensao?

    ResponderEliminar
  4. Frío frío.... nada de duchas... JAJAJA ¡este micro promete!
    Agradecida de que lo hayas intentado.
    ¡UN ABRAZO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he picado, jajajaja, no será que María tiene femenino el nombre pero masculino el cuerpo, al menos lo que a sexo se refiere.
      Es buen micro. Da mucho juego.

      Eliminar
  5. El conductor de autobus17/3/15 15:19

    A ver...lo de ducha fría entre comillas "--", osea que se tiene que calmar de alguna manera la buena de María. (y yo prefiero no ser explícito),

    Sácanos de dudas por favor!!! danos alguna pistaaAAA!!!

    ResponderEliminar
  6. Que no, conductor, que tampoco hay tocamientos.... jajajaj
    Una pista... la frase final puede interpretarse de dos maneras, pensad, ¡el español es tan rico!!!
    Y este micro habla sobre algo mucho más serio y triste... por desgracia.
    En el vater se hacen más cosas que esas a las que os referís.
    Gracias a ti también, Pablo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. JAJAJAJA Pablo, vaya imaginación la tuya...jajaja
      Este mi micro no va ganar nada pero a comentarios, ¡no le gana nadie!

      Eliminar
  8. María Navarro17/3/15 16:16

    ¿Se puede? Creo que habla de la anorexia. Después de merendar, María se cuela en el baño a vomitar porque quiere estar delgada para gustarle a Jemaneh.

    ¿Es posible?

    P.D. Yo también he pensado como Pablo y El conductor :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus17/3/15 17:35

      Por cierto, María Navarro, eres lo que se suele llamar una lumbreras. Mis felicitaciones para una mente tan aguda.

      Eliminar
    2. María Navarro18/3/15 15:47

      De lumbreras nada, que a mí también se me pasó por la cabeza la versión "caliente", pero eso de que se moría por los huesos del chico no me cuadraba mucho. Así que opté por la opción B :)

      Eliminar
  9. Por fin!!!!! Lo siento chicos, ¡pero es que las chicas!... me imaginaba, no sé porqué, que sería una mujer la que acertaría...
    Un millón de gracias María.

    ResponderEliminar
  10. Ella es anoréxica. A él, le parece una aberración, no lo entiende, en su país se muere la gente de hambre. Maria quisiera estar tan delgaducha como su "invitado"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Navarro17/3/15 16:45

      Seguro que el invitado, porque la quiere, la salvará de ese infierno. Genial relato y genial la manera de dar pistas sobre el problema de María.

      ¡Besos!

      Eliminar
  11. Gracias María. Rosy, todo cuadra ahora. ¿te vale si te crees que iba a entrar a dar esa posibilidad ahora?.;-) Aunque no con tanto detalle y tan bien explicado como María.
    La inteligencia de las chicas una vez más me dejan en mi sitio.
    Saludos y siempre que un micro dé tanto juego es un microrelato ganador.
    P. D. Se lo he enseñado a mi chica y lo ha acertado a la primera :-$

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confidencia por confidencia Pablo, se lo leí a mi marido y no entendió nada, pero mi hija lo cogió como tu chica, a la primera.
      Gracias por tu paciencia.

      Eliminar
  12. Enhorabuena, Rosy. Magnífico ejemplo de relato del género adivina adivinanza. Creo que jamás lo habría acertado, y no por culpa tuya, evidentemente; el que lo haya conseguido María (qué lista) lo demuestra.
    Muy bueno, aparte de ingenioso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Enrique, ¿qué te parece si le proponemos a Alex uno de adivinanzas? jajaja ¡me apunto!
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
    2. Qué bueno! No estaría nada mal, jaaja. Yo también me apunto; igual un dia de estos sale algo...
      Por cierto, qué tema tan duro tratas en tu historia, aunque inevitablemente haya quedado relegado a un segundo plano.

      Eliminar
  13. El conductor de autobus17/3/15 17:33

    Os lo digo de verdad, mi mente calenturienta me ha jugado una mala pasada...,pero es que parecía otra cosa. Aquí la moraleja estaba enterrada unos cinco o seis metros. Pa sacarle el sentido necesitas un Master. Rosy, me has enseñado una buena lección!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha hecho reír con tus comentarios, gracias conductor.
      UN ABRAZO

      Eliminar
  14. El conductor de autobus17/3/15 17:37

    Me gusta, me gusta, me gusta!!!

    ResponderEliminar
  15. No sé, Rosy, te pongas como te pongas lo que creo es que tu personaje es una reprimida, de tomo y lomo. ¿Así que te imaginabas que sería una mujer quien lo descubriría? Eso sí que es un juicio y presunción machista. ¡Vaya, Vaya!
    Bueno, el relato es sí, aparte de la controversia, me ha encantado.
    Felicidades, Rosy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, uy uy... Luis, percibo cierto rencorcillo, ;-) pero ¡TOUCHE!
      Tengo que darte la razón, mi comentario sí que me ha quedado un pelín machista... jajaja
      Gracias por comentarme.

      Eliminar
  16. El relato tiene claramente las dos lecturas, aunque lo de la merienda era un detalle que sobraba para una interpretación de 'amor no correspondido' (por decirlo de una manera suave). Confieso que yo me fui por esta última y no caí en la de la anorexia, hasta que lo desveló María.
    Enhorabuena, Rosy, ha habido debate y eso es bueno. Va mi 'me gusta'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Jesús, pensé que quedaba claro, ese irse al cuarto de baño después de merendar.
      Ya ves, lo tienes en la mente y transmitirlo, es harto complicado, a veces.
      Gracias por ese me gusta.

      Eliminar
  17. Bueno, bueno, sí que están animados estos comentarios, así da gusto.
    Voy a confesar: en una primera lectura, pensé que Jemaneh sería un experto cocinero y que sus huesos harían alusión a los célebres y dulces huesos de santo de mazapán que él haría como nadie. Supongo que me he dejado llevar por la merienda, la lectura entre fogones del micro de Malu, las pastas de almendras y miel de mi vecino musulmán,...
    Después, en una segunda y tercera lecturas, a la pobre María le he preparado la ducha bien fría, como alguno de vosotros, aunque convencida de que me estaba equivocando.
    Y al final, me he dado por vencida y he entrado a ver los comentarios. Cuando he leído a María Navarro... ¡pues claro!
    Rosy, ¡eres una campeona!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo ya, lo que ha dado de sí, o de no, según se mire, este micro. Encantada de haberos tenido un ratito para mi solita...
      Gracias por tu/tus lecturas.
      Un saludabrazo

      Eliminar
  18. Yo tampoco he sabido ver que iba sobre la anorexia. Lo de la "vergüenza y confusión" me ha despistado aún más. Muy buen micro, por lo que nos ha hecho pensar y por el tema que trata. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola Juana, veo que te sumas a la mayoría. En fin, habrá que atinar más con los siguientes.
    Gracias por venir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus17/3/15 21:46

      Que no Rosy Val, que no, que tu relato está perfecto. Lo has explicado genial, y quizá lo mejor ha sido esto, dejarnos pensar y ver cuan equivocados podemos estar cuando algo, inicialmente claro, esconde otra cosa totalmente distinta. Nos has hecho pensar y después nos has ayudado a salir del bache, por eso me gusta tu relato. Lo has hecho perfecto.

      Eliminar
    2. Eres un cielo, gracias conductor...

      Eliminar
  20. Siento decirte, Rosy y deciros a todos que yo me fui también por el camino fácil y lo primero que pensé fue lo de la "ducha", después de la aclaración y sabiendo que la chica es anoréxica y que él no entiende por qué lo hace todo queda resuelto. Así que, con todas las cartas en la mesa, sólo queda decir, que efectivamente, ella SE MUERE por sus huesos.
    ¡Qué lástima que haya tantas personas que sufren esta enfermedad! Daría para muchos micros este tema.
    Un beso y un me gusta, Rosy.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Malu, ella se muere por sus huesos, lo malo es cuando deja de ser metafórico.
      Gracias por ese me gusta.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Bueno, más concretamente hablaríamos de bulimia. Pero yo me uno al grupo de los calenturientos, me temo, aunque me tenía desconcertado y, en cualquier caso, debo admitir que de tener que leer los relatos varias veces, termino a menudo por no leerlos con la debida atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bulimia o anorexia, para el caso es igual, las dos son igual de peligrosas.
      Gracias por asomarte a mi micro, Alex, aunque te propongo una cosita... o nos haces un apartado con esta categoría, o no vuelvas a publicar tamaños despropósitos... jajaja
      Un abrazo y gracias por la paciencia.

      Eliminar
  22. La que has liado, Rosy. El no haber tenido tiempo hasta ahora de leerte, me ha permitido disfrutar, aparte de con tu texto, algo enigmático, con los comentarios posteriores, pero sobre todo, con tu buen humor. Jugaría con ventaja y no sería cierto si dijese que desde el principio percibí la anorexia como tema central, aunque tapado, pero no, me ha ocurrido lo que a la mayoría, también soy del grupo de la ducha. En todo caso, ha sido muy divertido, de verdad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angel esta vez me he perdido unos de esos comentarios tan deseados por todos nosotros... ¡snif!, qué penita.
      Gracias de todos modos.
      Un abrazo sin acertijos, llano, llano como mi Castilla.

      Eliminar
  23. Notincgas18/3/15 8:03

    Oh! He releído el micro a la luz de la solución del acertijo y...brilla. Por tanto, brillante relato.
    Saludos, Rosy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJA así no vale, no te has devanado los sesos como la mayoría... pero gracias por ese "brillante", después de tanta tormenta... ;-)
      Gracias y un saludo

      Eliminar
  24. Creo que has iniciado un nuevo concurso de EL MICROACERTIJO o ACERTIRRELATO. He de reconocer que, tras leerlo varias veces, tampoco lo he acertado. ¡Será la falta de práctica!
    Suerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo acabo de pedir al jefe, a ver, a ver, si se lo toma en serio.
      Un abrazo y gracias por las risas.

      Eliminar
  25. Complicadillo de entender, verdad, lo que no le quita mérito narrativo.
    Yo que he tenido ocasión de leerlo con cierta tardanza (¡qué semana más complicada!), pensé inicialmente, antes de leer los comentarios buscando una solución a la comprensión del texto, que había acudido al cuarto de baño para algo relacionado con las drogas. Para meterse un chute de heroína... (¿?). Pero ya veo que no, que el drama iba por otro lado.
    Va mi "Me gusta". Y mucho más cuando he compredido el porqué.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus21/3/15 17:36

      Hola José Antonio, y que te llevó a pensar que se iba a meter un xute...?

      Eliminar
    2. Pues no sé qué me llevó a pensar en ello. Ese marcharse al cuarto de baño, ese conocimiento que tenía él de lo que ella hacía, la vergüenza de tal descubrimiento... Fue una primera impresión que, como luego he podido comprobar, era un error. Es lo que sucede con una lectura inicial a lo mejor demasiado rápida. Y no te puedo decir más, Conductor.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Bueno, bueno, qué polifacética es la protagonista de mi micro... jajaja
      José Antonio, no te falta razón a ti tampoco, pues el comentario de él, bien puede hacer pensar en algo así.
      Saludos y muchas gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  26. ¡ROSY! Llego y veo que tiene revuelto este lugar con este intrigante, e interesante, relato. Me hubiera gustado que lo dejara sin explicar sobre que iba la historia, pero ya que lo ha dicho confieso que yo también creí que se trataba de un micro con connotaciones sexuales. Es un micro para lectores inteligentes, como María Navarro. Sobra decir que me ha gustado mucho, suerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Hola, Beto, te echaba de menos y tenía curiosidad por ver qué veías tú, ya veo, ya, que también te has decantado por la versión "calenturienta" jajaja.
    Aunque de sobra sabes que me gusta lo enigmático, no me imaginaba que este micro lo fuera tanto... pero me alegro de haberos hecho pensar, ;-)
    Gracias y un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!