Toda una Venus (Por amor al Arte I)

Tras el dramático accidente solicitó el reconocimiento de invalidez. Sin embargo no pudo demostrar las circunstancias del siniestro y, a pesar de la evidencia, rechazaron su petición.

Pero ella conservaba esa espléndida belleza clásica y así pudo ganarse holgadamente la vida. Ella, precisamente ella, no podía quedarse cruzada de brazos.
Escrito por Mª Jesús Rodríguez
Parte I | Parte II | Parte III

39 comentarios :

  1. Hizo bien tu Venus, María Jesús, en tirar para adelante a pesar de su notoria discapacidad física. En esta vida, lo mejor es no cejar en el empeño, no dar tu brazo a torcer por nada ni por nadie. Como ella bien hizo.
    Espléndida y simpatica revisión la tuya, llevada a nuestra época, de una de las esculturas clásicas por excelencia.
    Así que va mi "Me gusta", mi reconocimiento (ya manifestado en anteriores ocasiones) y un fuerte abrazo, con el ánimo de que tú tampoco cejes en el empeño de seguir regalándonos tus microhistorias magníficamente narradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Antonio, tienes razón, no debe haber nada en este mundo que te haga cejar en tu empeño de conseguir cosas, de avanzar, cuando crees firmemente en ellas, bien sea escribir o hacer encaje de bolillos. Sí, esa puede ser la moraleja: no conformarnos y progresar, cada uno a su paso, con los recursos que cada cual tiene.
      Gracias por tus palabras de ánimo, que recojo entre mis brazos para que no se me escape ni una. Y un abrazo grande, grande para ti.

      Eliminar
  2. Me ha encantado M. Jesús.
    Desde el título, que además augura una saga, hasta la frase final, el tratamiento de tu protagonista jugando con la Venus de Milo me ha parecido soberbio.
    Hermoso micro que me ha llegado mucho pues además es un canto de lucha y optimismo para las personas que tienen cualquier tipo de discapacidad, o como prefiero decir, capacidades diferentes (y esto me toca muy de cerca tanto en mi familia como en mi trabajo, que lo uno me llevó a lo otro) y que son verdaderos héroes y maestros de luchar ante cualquier adversidad que se les presente.
    Va un merecidísimo me gusta.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D. Que ninguna persona con capacidades diferentes, al igual que tu protagonista, se quede con los brazos cruzados (muy agudo además careciendo de ellos). Como ya te comenté arriba, la frase final es genial.

      Eliminar
    2. Pablo, realmente surgió el tema de los discapacitados de rebote, según iba saliendo, y en este caso poniendo un toque de humor, aprovechando la circunstancia especial de la célebre escultura. Pero siempre con mucho cariño y respeto hacia ellos. Y, sobre todo, un reconocimiento a su esfuerzo por superar las dificultades que los otros nunca encontramos. En su favor diré que muchas veces nos dan auténticas lecciones de superación y que a su lado, en muchas ocasiones, ellos son los grandes y el resto, pequeñitos.
      Gracias por tu siempre amable valoración. Un saludo y un fuerte abrazo.

      Eliminar
    3. Me ha gustado mucho ese toque que le has dado.
      Besote

      Eliminar
  3. Ingenioso y bien contado. Cruzarse de brazos, lo último.
    Enhorabuena, Mº Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafa. Parados, nunca; siempre luchando a brazo partido. ;)
      Me alegra que te guste. Otro abrazo para ti, que estoy de reparto.

      Eliminar
  4. Margarita del Brezo29/3/15 13:32

    Muy original y didáctico, María Jesús.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Margarita. Aquí siempre aprendemos unos de otros, y si no, al menos nos divertimos.
      Un abrazo cordial.

      Eliminar
  5. Buenísimo relato Mª Jesús. Va mi sincero me gusta y mi virtual abrazo a la autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isidro, te agradezco tu ‘me gusta’ y recibo tu virtual abrazo, casi casi como si fuera real. Otro idéntico va para ti, amigo.

      Eliminar
  6. ¡Muy bueno, MJ! Un sano homenaje con sentido del humor para todas las Venus que nos dejan pequeñitos todos los días.
    Abracicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, Patricia, y de lleno. Homenaje al Arte, a esa maravillosa Venus y, de paso, a esas grandes personas que nos hacen sentirnos pequeños cuando los observamos de cerca.
      Otro abracico para ti, que yo también llevo sangre mañica en mis venas. ;)

      Eliminar
  7. No es posible cruzarse de brazos ante lo que cada día tenemos que ver y superar.
    Me declaro admirador de la imaginación y sensibilidad de tus micros. Ya nos trajiste hace tiempo a otra vecina de museo de tu Venus y supongo que con esta serie vendrán otros maravillosos personajes relacionados con la pintura, escultura,... y todo por amor al arte.
    Un abrazo y suerte Mª Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, José, hay que vencer el inmovilismo en todos los aspectos de la vida. La pasividad es la peor actitud. Ya veo que te has acordado de aquella otra gran señora italiana que también fue muy bien recibida por aquí. Bueno, te agradezco tus elogios y te anticipo que sí, que llegarán más personajes y figuras ilustres a la página.
      Gracias y un fuerte abrazo para ti también.

      Eliminar
  8. La Venus de Milo con brazos no habría sido lo mismo. Un planteamiento original y un canto a la vida.
    Un abrazo, María Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, paradójicamente, para esta dama, carecer de brazos fue un éxito mo-nu-men-tal.
      Gracias por tu comentario, Ángel. Te devuelvo un enorme abrazo; el mío, de admiración.

      Eliminar
  9. Notincgas29/3/15 18:35

    La verdad es que cuantas más veces lo leo, más bueno me parece. Cada frase, te va abriendo un poco más la historia, sugiriendo una vida pasada, un presente, una personalidad...
    Y por lo que parece, tenemos aquí el principio de una saga artística. Bien por ti, Mª Jesús.
    Saludos y un abrazo con brazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo, Notincgas, el magnífico crítico de microrrelatos. Pero para tu tranquilidad te diré que esta historia empieza y termina aquí, y que la señora de Milo se retira discretamente tras la dura jornada de hoy.
      Celebro que te guste y mil gracias por tu comentario. Para ti, otro abrazo agradecido.

      Eliminar
  10. Querida Ma Jesús, eres toda un artista. El relato es muy original, muy artístico. Podría ser solamente la historia de la Venus de Milo, pero yo lo interpretó más como la historia de una mujer luchadora, que vive una realidad y sale adelanre de la mejor forma posible o, buenamente como puede. Y todo está perfectamente unido y relacionado con la escultura de la Venus.
    Genial, me ha encantado.
    Un beso fuerte, esperando la siguiente entrega.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Malu, eso es, la lucha de una mujer abnegada, que apechuga con sus problemas. Y que cuando se la cierran puertas, la necesidad y el ingenio la obligan a buscar alternativas. Todo ello envuelto en un tono de humor, para provocar una sonrisa al final, que a veces gusta. ;)
      Un abrazo inmenso y que sigas disfrutando de tus vacaciones insulares.

      Eliminar
  11. Cuántas lecciones recibimos a diario de esos maestros de la superación.
    Muy sutil, M. Jesús, tanto la moraleja como tu sentido del humor.
    Suerte y saludos.
    Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre nuestra admiración y nuestro afecto por ellos, Enrique. Y nuestro ánimo para que no se queden nunca cruzados de brazos, que no son tiempos de esperar ayudas desinteresadas…
      Gracias por tus palabras, Enrique y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Muy logrado el juego que nos planteas con la Venus de Milo y su ausencia de brazos. Muy ingenioso y con un buen mensaje. Esperamos la segunda parte, que promete. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juana, celebro que te guste la historia de esta mujer tan célebre.
      Un saludo y un abrazo para ti.

      Eliminar
  13. Salvador Pérez Salas29/3/15 22:53

    Me deja muy intrigado no saber si esa Venus es actual o no. Espero ansioso la II entrega.
    Gracias por el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Salvador, esta Venus es eterna, es la de la antigüedad clásica y la de ahora mismo, con los problemas de una mujer bella que se encuentra con una minusvalía física. El surrealismo y la imaginación, por suerte, trasciende la cronología.
      Gracias a ti por comentar, y un abrazo cordial.

      Eliminar
  14. Fantástico cierre con esa contundente frase. Enhorabuena. Un saludo, Mª Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matrioska , me alegro de que te haya gustado el desenlace.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. Genial tu relato. ¡Enhorabuena! Me gusta mucho cómo lo has escrito y el mensaje que transmite. Siempre hay que luchar, nunca resignarse.
    Atento a la segunda parte ;-)
    Saludos!
    Gabriel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que todo el mundo tiene algo bueno que potenciar.
      Gracias, Gabriel, por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Muy explítico Chusa, como siempre. Efectivamente la imposibilidad no le permite cruzarse de brazos, por eso potencia sus otras posibilidades tal y como hacen todos los días muchos ciudadanos y ciudadanas que tienen minoradas algunas de sus capacidades físicas, pero que se esfuerzan en seguir adelante y darnos ejemplo de constancia, voluntad y sobre todo superación. Un fuerte abrazo Chusa de tu amigo Abilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien lo has resumido!, –ramalazo profesional, se llama–. Pues nada más que añadir, sólo que te mando un gran abrazo y las gracias por entrar.

      Eliminar
  17. Oportunidades, como a todo hijo de vecino... pero vivimos momentos donde las exigencias físicas, a veces, demasiadas veces, están por encima de las intelectuales.
    Micro que te hace pensar. Un me gusta, merecido y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes, Rosy. "Se precisa personal con buena presencia intelectual; absténganse modelos y personas bien parecidas en general". Je, je, je... Bueno, tampoco es eso, ¿no?
      Muchas gracias, Rosy, por tu comentario. Abrazos.

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Excelente relato, muy bien construido, mis felicitaciones por las piezas tan bien colocadas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. María Navarro3/4/15 10:12

    Qué maravilla de final y qué historia tan bien construida y tan redonda. Te felicito.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!