El aviso

Esta mañana he recibido una extraña llamada. "¡Mi bebé ha muerto! ¡Ayúdale!", aulló una mujer histérica, y colgó. Con el teléfono todavía en la mano me di cuenta de que reconocía aquella voz: era la mía. Y entonces fui consciente de que no oía el habitual llanto de mi pequeño.
Escrito por Elena Garralón - Web

11 comentarios :

  1. El conductor de autobus6/4/15 13:11

    Tu relato tiene todas las pintas de gustar, en especial, al público nipón; te recomiendo que contactes con algún guionista japonés que seguro te haces de oro. Tu relato también me ha gustado,...las pelis de terror japonés entran dentro de mis gustos.

    Se me ocurre que...no estará basada en sucesos reales verdad?

    ResponderEliminar
  2. La voz de la conciencia tiene curiosas formas de manifestarse...
    Muy requetebueno, Elena.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida!
    Primero has captado mi atención y luego me has encogido el corazón. Supongo que objetivo cumplido.
    Buen estreno.
    Saludos
    Pablo

    Conductor, en mi micro, el primero del mes tienes el por qué del cambio de Cary.
    Saludos a ti también

    ResponderEliminar
  4. jo, que haya que recurrir al teléfono para que se entere....
    impactante
    felicidades

    ResponderEliminar
  5. María Navarro6/4/15 15:29

    ¡Me has puesto los pelos de punta! Qué miedito... ¡Me gusta!

    ResponderEliminar
  6. Parece que tu protagonista está en estado de shock. Nos cuentas el final de una historia que deja mucho espacio a la imaginación.
    Bienvenida, Elena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. WOW, muy bueno, bienvenida Elena, entras fuerte.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  8. ¿Es su instinto maternal? ¿Es su yo del futuro?? ¿Es su propia hija a través de la mente de la madre y de ahí su voz??? Me tienes intrigadadisima, que supongo que eras el efecto que buscabas...ahora cuenta cuenta!! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conductor de autobus7/4/15 14:27

      Por lo general suele ser el afectado, el que intenta avisar, y lo hace porque ya está muerto (me baso en películas niponas), es decir el niño.

      Salvo...que haya otro espíritu que intente ayudar, pero aquí no se da ninguna información adicional

      Eliminar
  9. Muchas gracias por vuestros comentarios y por vuestra bienvenida! Por falta de tiempo hasta ahora no los había leído.
    La explicación es la que cada uno le quiera dar, que creo que es uno de los encantos de los microrrelatos, involucrar al lector. Para mí no tiene una explicación lógica, evidentemente carece de realismo. Quizá podría ser una metáfora sobre esos momentos en los que nos damos cuenta de que hay algo que falla pero no sabemos qué. Y entonces hay "algo", un detalle (en este caso un GRAN detalle) que nos hace ver las cosas con claridad.
    Y no, jeje, por suerte no está basado en hechos reales :p

    ResponderEliminar
  10. ¡Buen estreno, Elena Garralón! Da un poco de miedo pero no mucho más que la realidad que nos circunda. Y como se suele decir, hay que temer mucho más a los vivos que a los muertos.
    Esperamos poder leerte en futuras entregas.
    Va mi "Me gusta" y mi bienvenida.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!