Destape

Bajo la atónita mirada de los asistentes al evento, destapó su rostro. Era el gran día y, aunque aparentaba una tensa calma, su interior era un ramillete de incertidumbres. Hoy sabría si sus seguidores seguían siendo sus mayores fieles.

Volvió a abrir su facebook. Tenía 99 likes y 49 "¡guapa!".
Escrito por Malu

32 comentarios :

  1. Muy bien contada esa importancia (exagerada en algunos casos) que se le suele dar al aspecto físico y, por consiguiente, a la opinión que de nuestra apariencia tengan los demás (a veces completos desconocidos) incluso en un medio como es el ciberespacio, donde la tarjeta de presentación normalmente es lo que sale de nuestro teclado. ¡Bravo!, Malu.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es Fina, quería traer a 50 palabras esa importancia que muchas personas le dan a todo en las redes sociales. Y también, como tú dices, lo fácil que resulta darle al teclado para decir, a veces, cosas que no se sienten de verdad.
      Un beso fuerte y mil gracias por estar siempre al pie del cañón con tus acertados comentarios.
      Malu.

      Eliminar
  2. ¡¡99 "likes" y 49 comentarios de "guapa"!! ¡Solamente por destapar su rostro! Y eso sería en los primero minutos. Si llega entonces a hacer un integral, ya ni te cuento, aunque creo que con lo pacatos que son en "Facebook", tal posibilidad sería imposible.
    Fresco y actual microrrelato, bien narrado y construido, como tú sola sabes hacerlo, Malu.
    Va mi "Me gusta" (o mi "I like it", si lo prefieres).
    Un besazo con todo mi aprecio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, me temo que los integrales en Facebook son más que un imposible.
      A mí sí que me gusta tu grandiosa frase: "Va mi "Me gusta"", que me sabe a gloria y te doy mil gracias por esta y por todas las que siempre me dejas.
      Un beso enorme, con todo mi cariño.
      Malu.

      Eliminar
  3. ¡Qué valiente, Malu! No sabes cómo me toca el corazón este relato. Yo me escondo mucho porque soy tímida patológica.
    Sube el marcador a 100 y a 50, de mi parte.
    ¡Besos a montón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Patricia, no me digas eso, que yo te considero a ti más valiente incluso que tu princesa de la bola de cristal.
      Todos mis "me gusta" para ti, con gritos de "guapa" y miles de besos grandes.
      Malu.

      Eliminar
  4. Antonio B.25/5/15 13:46

    ¡Eso si que es reducir la brecha digital!

    Malu, tu relato es un bonito acercamiento al mundo tangible desde el muro digital en el que a veces nos parapetamos.

    Me ha gustado.

    Un saludo, ¡Guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, ¡todo por reducir la brecha digital!
      Coincido contigo en el que muchas veces se usan las redes sociales para resguardarse o protegerse de muchas cosas o miedos que a veces son tan intangibles como irreales.
      Muchísimas gracias por tu comentario y tu piropo.
      Un beso fuerte.
      Malu.

      Eliminar
  5. Malu, con tu relato tendrás muchos más like que tu protagonista.
    Actual y, como a mí me gusta, con sorpresa final. Lo que no nos sorprende es que siempre aciertes con tus micros.
    Besote, guapa.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con sorpresa final Pablo, estos destapes no deberían ser tan importantes, sobre todo porque precisamente son hacia personas artificiales en algunos casos, de ahí mi denuncia.
      Un beso fuerte y todos mis likes para ti por destapar siempre tu corazón y tus palabras hacia todos nosotros.
      Malu.

      Eliminar
  6. Quizás estemos demasiado pendientes de lo que opinen los demás, de los likes, “me gusta” y demás muestras de conformidad, y no nos damos cuenta de que es demasiado sencillo hacer clic sobre una tecla. Pero que tengas claro, Malu que tú siempre nos encandilas con la belleza desnuda de tus palabras.
    Enhorabuena, Malu. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, que estamos demasiado pendientes del mundo virtual y nos perdemos muchas cosas importantes del mundo real. Siempre es más fácil escribir sin ver físicamente a la persona a la que se escribe que hablarle en persona. De ahí mi insistencia en la "desvirtualización".
      Un beso bien fuerte para ti, mi amiga virtual, pero a la vez real.
      Malu.

      Eliminar
  7. M. Jose Franqueza25/5/15 21:43

    Malu, es cierto que nos importa nuestro aspecto físico mas de lo que nos debería importar pero lo mas importante de una persona, al menos para mi, es su personalidad. Seguro que tu protagonista es guapa pero mejor persona. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la personalidad por encima de todo.
      Un beso fuerte Ma Jose y como siempre, gracias por pasar por aquí.
      Malu.

      Eliminar
  8. Yo me apunto a ser su seguidor y a darle “like”, siempre que escriba microrrelatos como éste, de actualidad y en el que se retrata la inseguridad de los que se aferran a las redes so-ciales para ser aceptados. No sé si a la protagonista de la historia le daría “like”, pero a estas 50 palabras le dejo un “me gusta”.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Beto, seguro que la protagonista está encantada con tu "like" y yo feliz y agradecida con tu me gusta y tu comentario.
      Un beso fuerte.
      Malu.

      Eliminar
  9. ¡Bravo, Malu! Como siempre, de una manera bella y sensible has tocado un tema interesante para todos; porque quién no filtra en mayor o menor medida lo que muestra de sí mismo a los demás. Los motivos pueden ser muchos, aunque el que tú apuntas es sin duda el más habitual: el miedo a no ser aceptado tal como uno es. Y el caso es que cuanto más vulnerables e inseguros aparecemos, más posibilidad tenemos de ganar el afecto de los otros. Pero, ¿por qué, y a costa de qué? Yo, en estos casos en que nuestra conducta parece responder a pautas instintivas, ancestrales, prefiero no sacar conclusiones definitivas sobre qué es mejor; aunque sí parece claro que nuestros miedos nos hacen menos libres.
    Enhorabuena, Malu, y gracias por hacernos pensar y disfrutar una vez más.
    Un fuerte abrazo.
    Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Enrique, así es como yo lo veo, todos filtramos la información que damos a los demás, pero cuando se convierte en obsesión es peligroso.
      Muchas gracias por tus bonitos y enriquecedores comentarios.
      Un beso enorme.
      Malu.

      Eliminar
  10. Retratas muy bien lo disparatado que es depositar en algo tan irreal la autoestima.
    Brillante y crudo relato, Malu.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose, has dado en el clavo con la palabra, disparatado. Pero real en muchos casos de esta sociedad actual.
      Un beso fuerte y gracias siempre por pasar por mis relatos.
      Malu.

      Eliminar
  11. En las redes sociales proliferan avatares de todo tipo, parece que queremos que nos juzguen por lo que decimos, más que por cómo somos en persona, o que tenemos pudor o miedo al rechazo por mostrarnos tal cual. En mi caso, a veces pienso que sería mejor utilizar un muñequito con el que me identificase, en lugar de imponer mi presencia física cada vez que aparezco, pero luego vuelvo a pensarlo y decido que es mejor dejarlo como está, sin trampa ni cartón. El caso es que a partir de una realidad muy actual has extraído, maravillosamente, un puñado de palabras que ponen de manifiesto una conducta psicológica, de la que quizá ni siquiera somos muy conscientes. Muy buen relato.
    Un abrazo, Malu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, Ángel, tan certero con tus comentarios. Probablemente no seamos conscientes de nuestra conducta, sería interesante un debate sobre cómo afectan las redes sociales a los usuarios.
      Un beso enorme y mil gracias por tus grandiosos comentarios.
      Malu.

      Eliminar
  12. No sé yo Malu, por las redes anda mucho vacilón/ona y los menos te agasajan aunque seas un coco... ;-) lo importante de esto es atrapar por lo que transmites y sientas, y no por lo que ves.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, llevas toda la razón Rosy. Y qué bonita esta frase que pones "atrapar por lo que transmites y sientas", te la robo.
      Un beso grande y gracias mil por venir siempre a mis relatos.
      Malu.

      Eliminar
  13. Notincgas26/5/15 22:51

    La vanidad es tan antigua como el hombre, pero no es pecado capital. Muy cerquita de ella, andan, sin embargo, los problemas de autoestima y de inseguridad. El "tanto tienes, tanto vales" se ha convertido ahora en "tanto gustas, tanto vales" y, en realidad, la valía depende de cosas distintas. Vale la pena recordarlo.
    Besos, Malú. Tú sí que vales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Notinc, ya me voy contenta con ese "tú sí que vales".
      Y sí, es cierto que hay que recordar qué es lo que de verdad importa de una persona.
      Un beso fuerte y gracias por comentar.
      Maly.

      Eliminar
  14. Me quedo con ese ramillete de incertidumbres, Malu, y lo pongo en agua para que florezca. Porque unas dudas bien puestas nos espolean siempre a abrir el "facebook" y lo que haga falta.
    Aquí me tienes, seguidora fiel de tus palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Margarita, contigo florece todo lo bueno, de eso no tengo ninguna duda.
      Te mando un beso fiel y agradecido.
      Malu.

      Eliminar
  15. Describes muy bien esa inseguridad en la que muchos viven al dejar en manos de los “likes” o comentarios de aprobación de los demás, cada cosa que hacen o dicen. Me ha gustado mucho, Malu, felicidades y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matrioska, me alegra que te haya gustado.
      Ojalá estas personas inseguras sepan alimentar su autoestima y dejar los "likes" para otras cosas.
      Muchas gracias, un beso grande.
      Malu.

      Eliminar
  16. Malu, en la lucha de la palabra con la imagen, la sociedad da más valor a esta. Ya lo dice el refrán: "vale más una imagen que mil palabras", pero tu relato y esta página demuestran cada día que 50 palabras pueden valer más que muchas imágenes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grande Salvador, la lucha de la palabra con la imagen ...
      Quizá habría que modificar ese refrán que no se ajusta mucho a estos tiempos virtuales en los que vivimos.
      Un beso y mil gracias.
      Malu.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!