Solo que

Iba caminando solo.

A lo lejos ve a alguien que agita su mano. Apura el paso para saludarlo, para conversar un rato. Alcanza a verle la cara, se le ríe, y pronto está cada vez más lejos.

Y desparece y así lo deja, con la risa rebotando en la niebla.
Escrito por Patricio Peralta R - Web

6 comentarios :

  1. La soledad en la niebla es más soledad.
    Me gusta mucho, es muy lírico, pero sin perder el paso de la narración.

    ResponderEliminar
  2. Antonio B.5/6/15 23:16

    Me gusta la idea de tu relato, Patricio y la forma de narrarlo.
    Sólo un pero, tiene 47 palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayyy! Gracias por el aviso, Antonio. Me extrañaba mucho que se me hubiera pasado algo así y ya me temía lo peor: me dejé tres palabras (toda la introducción) a la hora de copiarlo en la página. ¡Mil disculpas, sobre todo a Patricio!

      Eliminar
  3. Muy sugerente y poético, Patricio. Me gusta!!
    Enhorabuena y saludos.
    Enrique.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos!! https://patricioperaltar.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  5. Risas, sonrisas, charlas que quedan flotando ahí, para luego ser ubicadas, quienes mejoran los momentos que nos tocan vivir, bien Patricio me gusto mucho!!!!

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!