El tumor

Anoche me extirparon el tumor cerebral. Esta mañana lo trajo una enfermera en un pequeño frasco de cristal. Me he quedado un instante mirando aquella masa informe en su interior y he empezado a ver imágenes: la playa, huellas, unos besos… He dejado de mirarlo para que no se reproduzca.
Escrito por Ignacio Urtiaga - Twitter

15 comentarios :

  1. El mejor tratamiento: la Urtiagaterapia, leer sus relatos para recibir dosis masivas de oxígeno y vitaminas para el alma.
    Beso fuerte, Ignacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga21/9/15 10:10

      Gracias, pero en mi opinión mucho mejor la Richmondterapia que, aunque crea adicción, no deja efectos secundarios.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hay imágenes y sensaciones que, aunque placenteras, es mejor olvidar, pues si se instalan de forma crónica en nuestro interior y se expanden corremos el riesgo de morir de melancolía, ya que, en verdad, sólo fueron espejismos. A mí me ocurre algo parecido cuando terminan las vacaciones y tengo que afrontar la realidad, cada año me cuesta más.
    Tú siempre tan ocurrente. No dejes nunca de tomar retazos del mundo y de pasarlos a través de tu particular caleidoscopio.
    Un abrazo, Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga21/9/15 11:45

      Gracias por el comentario, Ángel, no dejes de estar en todas parte. Agradecemos todos tu presencia.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. Espero que con el tumor no hayan extirpado solo los buenos recuerdos de tu paciente recién operado. En cualquier caso, le queda el resto de su vida para rellenar los huecos con más vivencias agradables.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga23/9/15 11:27

      Supongo que si pidió ser operado igual es porque los buenos recuerdos se enquistaron con el tiempo.
      Gracias por tu comentario, Asun.

      Eliminar
  4. Con aquellos recuerdos que puedan ser dolorosos, lo mejor es perderlos de vista. Ya habrá tiempo de recuperar otras vivencias que no se nos pudran, como un tumor, en nuestra memoria.
    Va mi "Me gusta", Ignacio, y con él un conjunto de aplausos por tu fenomenal historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga23/9/15 11:28

      Gracias, José Antonio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ojalá se pudieran extirpar todos esos recuerdos que nos hacen daño. Un relato muy bueno, Ignacio, como todos los tuyos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga22/9/15 17:20

      Sería un gran avance para la 'Medicina'.
      Gracias M

      Eliminar
  6. Dice una amiga que la mitad de los recuerdos son falsos y la otra mitad están deformados por nuestra experiencia, pero tu personaje los tiene a la vista, son reales, y no parece que quiera repetirlos.
    Una fantástica historia.
    Saludos, Ignacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Urtiaga23/9/15 11:29

      De lo que dice tu amiga se podrían escribir varios 'cincuenta'. Me alegro de que te guste.

      Eliminar
  7. Ese tumor extirpado seguro que deja hueco para llenarlo de nuevas vivencias.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Notincgas24/9/15 6:00

    Tiene este relato un "no-se-qué" que me gusta mucho. Quizás sea que tiene un punto desconcertante, quizás sea que logra crear una corriente de simpatía hacía el protagonista, o quizás sea esa historia que insinúa y que no llega a contar.

    Sea como sea, como decía, me gusta.

    Saludos cordiales, Ignacio

    ResponderEliminar
  9. Yo llevo mucho más que un instante saboreando tu historia, Ignacio. Como dice Notincgas, "tiene algo", una especie de magia encerrada en un pequeño tarro de cristal. No quiero imaginar lo que pasaría si lo frotamos.
    Me gusta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!