Cabos sueltos

Aturdido por el golpe repaso los hechos: perpetré el robo del siglo, me deshice de mis secuaces, regresé a casa para eliminar a Elena y huir con Fabiola. Pero, ¿qué hace Fabiola acá? ¿Por qué besa a Elena en la boca? ¿Por qué me atan? Devuélvanme el botín. ¡Regresen! ¡Malditas!
Escrito por Renate Mörder - Web

32 comentarios :

  1. Antonio B.28/10/15 9:30

    Muy bueno, Renate. Realmente espectacular lo completa e interesante de tu historia. Has conseguido reducir gran cantidad de información de una forma absolutamente equilibrada, componiendo una gran historia en muy poco espacio, con un final abierto que al mimo tiempo cierra perfectamente esta carambola de traiciones y doble juego.

    Sensacional relato. ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Renate, me ha encantado. En cincuenta palabras has condensado el guión de una buena película o una novela entera y eso tiene muchísimo mérito.
    Enhorabuena.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Demasiados cabos sueltos. Y como dice Pablo, bien puede ser la idea principal para escribir un buen guión de una película.
    Felicidades, es muy bueno.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malu, el guión de un largometraje es mi asignatura pendiente. Muchas gracias. Un beso grande!

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho, Renate. Un noir extraordinario y una lección práctica de cómo la pericia femenina es única para desatar cabos.
    Me alegra encontrarte por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia a mi también me encanta encontrarte por aquí, siempre es un placer leerte. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Renate muy buen relato, en 50 palabras no se puede contar mejor esta novela negra.
    Encantado de leerte. Bienvenida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier! Estoy feliz de estar en esta casa. Un beso grande!

      Eliminar
  6. Pobre hombre... seguro que lo que le parte el alma es haber descubierto que ellas se aman.
    Buen micro, me lo he pasado bien leyéndote.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Rosy, nada peor que una doble traición. Gracias y beso enorme!

      Eliminar
  7. ¡Espléndido, Renate! Compendias en el límite de nuestras obligadas cincuenta palabras una historia mucho más densa y extensa. Por lo visto, tu protagonista no lo tenía todo atado y bien atado... Y así nos lo dejas bien claro.
    Va mi me gusta por tu magnífico microrrelato y, además, mi bienvenida a este rincón literario donde ya tienes un hueco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio por tan cálida bienvenida!! Estoy feliz de andar por aquí, Un abrazo!

      Eliminar
  8. Está claro que no se puede controlar todo y siempre quedan cabos sueltos...
    Vaya plan tenía el tipo, pobre Elena, aparte de ladrón, muy mala persona!
    Saludos y bienvenida.
    Carme.

    ResponderEliminar
  9. Si, creo que el ladrón tuvo su merecido. Gracias M Carme, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. En una palabra: Trepidante.
    Tu relato engancha desde el principio y mantiene la tensión hasta el final.
    Excelente, Renate. Mis sinceras felicitaciones.
    Saludos.
    Vicente

    ResponderEliminar
  11. Vicente, muchas gracias!,
    Es un verdadero placer encontrate por acá. Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno, me dio mucha gracia el final. Creo ellas no dejaron ningún cabo suelto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo, me alegro que te haya gustado! Un abrazo

      Eliminar
  13. Un ritmo trepidante con el título más apropiado, un buen relato que narra el golpe definitivo de un genio del mal (o eso se cree él), que está convencido de tenerlo todo calculado y actúa sin escrúpulos, que no hace sino recibir en pago su misma moneda; un personaje al que no sólo no se le toma cariño, pese a su fracaso, sino que además produce el sentimiento en el lector de que ese final que tanto le sorprende lo tenía bien empleado.
    Bienvenida y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángel, me encantó tu análisis de mi micro. Un abrazo!

      Eliminar
  14. Notincgas29/10/15 9:45

    ¡Ah, traición, tienes nombre de mujer! (perdonadme, la licencia, chicas).
    Me sumo a lo dicho. Un micro que es también el final de una historia, que es también una historia entera y que podría ser también el inicio de una nueva historia de amor y venganza.
    Bien hecho, Renate y bienvenido.

    ResponderEliminar
  15. Nooo, las chicas tenemos buen corazón ;) y en definitiva, él es un traidor traicionado.
    Gracias por tu comentario y por la bienvenida.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Magnífica novelita negra en la que el protagonista, criminal él, se convierte en víctima. Todo narrado con gran agilidad en cincuenta palabritas teñidas de noir.
    Muy bueno, Renate. ¡Bienvenida!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ma Jesús! Estoy feliz de estar aquí con todos ustedes :)
      Un abrazo

      Eliminar
  17. El repaso de los hechos de tu protagonista me parece del todo acertado: nos introduce en la historia y con sus preguntas nos da todas las respuestas que necesitamos para cerrarla .
    Que me perdone el hombre, pero aún estoy sonriendo con el desenlace, y es que con algunos golfos hay que atar bien todos los cabos.
    Un saludo, Renate, y bienvenida.

    ResponderEliminar
  18. Se lo tiene bien merecido.

    Me ha gustado es muy dinámico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Fantástico, Renate, nos has contado toda una trama en cincuenta palabras, aportando, además, mucho dinamismo. Felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!