Eclipse solar

Al encender el mundo vi que la soledad buscaba compañía y la compañía deseaba soledad. Que la niñez anhelaba envejecer y la vejez suspiraba por su niñez. Que los sueños, al llegar a su ocaso, se transformaban en terribles pesadillas. Desolado, apagué la luz y la luna tuvo que madrugar.
Escrito por Pablo Núñez - Twitter

68 comentarios :

  1. ¡Espléndido, Pablo! Recurres a unas paradojas para plantearlos un microrrelato en el que nos descubres un mundo que, cuando está iluminado por el sol (nos lo presentas como si de una lámpara fuera), no nos merece la pena. De ahí esa desolación y la búsqueda de la noche (ejemplificada en una luna que tiene que adelantar su salida -preciosa esa imagen de una luna que madruga; otra paradoja).
    Siento en tus palabras por esa imagen de un mundo apagado algo de desasosiego, de cierta tristeza. Tal vez tengan que ver esas circunstancias personales que te atribulan estos días. Pero desde aquí, yo por lo menos y no dudo que otros muchos, si no todos, "cincuentistas", te mandamos nuestros mejores deseos para que todo discurra perfectamente. Que seguro que así será.
    No te digo lo de "va mi me gusta" porque ya sabes, o puedes intuuirlo, que me ha gustado. Y mucho. Eres muy bueno, amigo. En todos los sentidos.
    Un fuerte abrazo, paisano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido José Antonio: me Imaginé un sol, que es símbolo de alegría, como el espectador que ve nuestros hechos. Observo que frecuenta la gente que nunca está conforme con lo esque tiene y desea la vida del de al lado y viceversa. Luego, el joven quiere crecer para trabajar y ganar dinero y cuando ya peinas canas, te acuerdas de tú niñez y juventud con melancolía. Ya lo dijo Rubén Darío: Juventud divino tesoro...
      Por otra parte, lo de los sueños recordé a esos inmigrantes que sueñan con un mundo mejor y ese sueño acaba en el fondo del mar.
      Muchas gracias por tus palabras y tus deseos, amigo.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  2. Después del megacomentario de José Antonio, sólo decirte que tu "Eclipse Solar" me parece deslumbrante a pesar de su mensaje fatalista.
    Ánimo y suerte con esa situación delicada por la que parece que estás atravesando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juana. Siempre me ha gustado escribir metiendo algún planeta, satélite, constelación o astro como personaje, ya sea protagonista o espectador.
      Gracias por tus deseos. Creo que poco a poco todo irá dando pasos en la dirección correcta.
      Besos.
      Pablo

      Eliminar
  3. Los eclipses solares, con su merma de luz temporal, duran lo que tienen que durar, pero siempre el sol vuelve a brillar sin que nada pueda evitarlo. La vida es eso, un continuo encender y apagar, juraría que eso es lo que nos hace crecer. Me ha encantado la sensibilidad con la que has abordado un momento difícil y gris, hasta el desánimo lo presentas rodeado de armonía y equilibrio. Felicidades por otra maravilla más y mucha fuerza, Pablo, estamos ahí. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matrioska.
      Indudablemente, el sol vuelve a aparecer para los que queremos bañarnos en su luz.
      Hay gente que no lo aprovecha, peor para ellos, pero no es mi caso.
      Gracias por tus deseos y tus sabias palabras.
      Un beso.
      Pablo

      Eliminar
  4. A veces la vida nos supera y todo se oscurece. Pero yo sé que la luz de algunos ojos, que abrasan como llamas de dragón, son capaces de iluminarnos con la fuerza de su cariño y su inocencia.
    Dile a nuestro ahijado que mi cuento de este mes es sólo para él.
    Muchos abrazos para tu chica y para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia: ese regalo es el que va a hacer que el sol salga radiante e ilumine estos días. Y los demás. Nuestros ojos ya se van llenando, poco a poco, de optimismo.
      De hecho el que ya os esté contestando, es una muestra de ello.
      Un besazo y muchas gracias.
      Pablo

      Eliminar
  5. Melancolía que se reproduce en cincuenta palabras.
    Un mundo de opuestos, donde la luz es uno el que la enciende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Ricardo. El eclipse solar lo maneja cada persona según su forma de afrontar la vida.
      Para nosotros los cincuentistas, sale todos los días el sol tres veces al día.
      Un abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  6. Me da la impresión de que la actitud de este creador es algo parecida a la de esos animales, que quizá en ese momento ya correteaban por la faz de la tierra, llamados avestruces. Ante una realidad así, desde luego, es fácil sentirse frustrado e intentar cerrar los ojos para no verla. o mirarla a media luz, como parece ocurrir. Siempre he pensado que en solo siete días no se puede hacer como dios manda algo de tanta envergadura, y la verdad es que no sé a qué venía tanta prisa, si bien mirado disponía de todo el tiempo del mundo.
    Tu relato sí que no puede producir frustración en su creador sino enorme satisfacción. Me parece una historia llena de sabiduría, si bien un tanto desesperanzada; nada que ver con la desbordante alegría y el envidiable ánimo que te caracteriza.
    Me parece también genial el modo en que has resuelto el final.
    Un abrazo, amigo Pablo, lleno de cariño y de mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Satisfacción me produce tu amistad. También el que me hicieras llegar a esta familia de cincuenta fue otra muestra de lo importante que ha sido tu aparición en mí vida. Y eso es una pequeña muestra de todo lo que tengo que agradecerte.
      En cuanto a que el mundo se hizo demasiado rápido, llevas razón. No he leído el libro pero hay uno de Luis Piedrahita que se llama "Dios hizo el mundo en siete días...y se nota" y es un título de lo más acertado.
      Un fuerte abrazo mi querido Enrique.
      Pablo

      Eliminar
  7. Pues sí, la vida está llena de aparentes contradicciones y búsquedas de sentido. Te dejo, además de un abrazo y mi apoyo incondicional, un fragmento del «Soneto de contradicciones» de mi compatriota Sor Juana Inés de la Cruz:
    «Al que ingrato me deja, busco amante;

    al que amante me sigue, dejo ingrata;

    constante adoro a quien mi amor maltrata,

    maltrato a quien mi amor busca constante.



    Al que trato de amor, hallo diamante,

    y soy diamante al que de amor me trata,

    triunfante quiero ver al que me mata

    y mato al que me quiere ver triunfante».

    Suerte, Pablo.
    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente soneto, Vicente. Resume a la perfección lo que quería transmitir con mi micro.
      Muchas gracias por tren hermoso regalo.
      Un abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  8. Pablo he leído el resto de comentarios y parece que te sucede algo en lo personal, solo decirte que cuentas con mi cariñoso apoyo y mandarte mucho ánimo en estos momentos.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Ya vamos saliendo de lo peor. Ahora queda paciencia y con vuestro cariño, fuerzas tengo de sobra.
      Un abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  9. Hola a todos. Os agradezco mucho vuestras palabras. Hoy han operado a mí hijo, el de la foto. Una operación larga y dolorosa –caderas, pelvis y dos piernas– y todo ha salido bien. Estos días estaré de hospital pero prometo que, en cuanto pueda, oíd contestaré vuestros comentarios como oíd merecéis.
    Besotes y abrazos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde pone oíd, cambiado por os. Cosas del móvil. Reitero las gracias.

      Eliminar
  10. El sol nos da vida y la luna nos salva, nos redime. La infancia y las pesadillas, la luz y los sueños, la vejez y las sombras. Y todo en manos de un dios creativo y desconcertado a la vez.
    Genial, Pablo, de luces o de sombras, pero siempre nos inundas con tus excelentes historias.
    Un abrazo cargado de ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, M. Jesús. Me alegra que te haya gustado el micro. Yo sólo veo luces desde que leo vuestros comentarios. Las sombras han huido.
      Un beso.
      Pablo

      Eliminar
  11. Un beso muy grande para tu hijo, Pablo, y también para ti. Has escrito un micro fabuloso, muy trabajado y redondo como el mundo. Me alegro de que todo haya salido bien. Seguro que mañana sale el sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Belén. El sol salió desde que empezasteis a comentar el micro y enviarme vuestro cariño. Me alegra que te haya gustado este eclipse.
      Un beso fuerte.
      Pablo

      Eliminar
  12. Creo entender que es un relato sobre el deseo y el miedo, la esperanza y la frustración. A pesar de las dudas, no nos podemos quedar quietos, en cada encrucijada a que tomar una decisión y una vez elegido el camino hay que mirar hacia delante y estar preparado para el siguiente reto, "perpetuum mobile".
    Pablo, un fuerte abrazo y un beso para tu pequeño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, lo has definido muy bien. Lo que hay que hacer es seguir siempre hacia delante y solo parar para leer cincuenta palabras.
      Le he dado tu beso a mi pequeño y él te envía otro. Yo mil abrazos.
      Pablo

      Eliminar
  13. Ese eclipse de luz ensombrece el camino de la vida, llena de contradicciones pero también de esperanza y oportunidades. Genial, Pablo. Mucha fuerza y ánimo y un abrazo para el valiente de tu hijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvador, muchas gracias por tus palabras. Siempre hay esperanza y que nunca nos falte. Recibo esa fuerza y el ánimo, que lo tengo a tope gracias a todos vosotros.
      Un abrazo
      Pablo

      Eliminar
  14. Para esos momentos en los que la penumbra se adueña de nuestros rincones, cuando ni el sol parece capaz de iluminarnos, durante esas situaciones que nos sobrepasan, nada hay mejor que la literatura para sobrellevarlos.
    Tu micro es genial y tú eres un padrazo fantástico, no cambies nunca.
    Me alegro muchísimo de que todo vaya bien.
    Un abrazo Pablo, y otro para ese campeón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sabemos aprovechar los momentos buenos, las penumbras se alejan más rápido y algunos de esos buenos momentos los da leer tus palabras y tenerte como amigo porque eres una gran persona. Me lo demuestras cada vez que me dedicas algunas palabras.
      Un abrazo muy fuerte mi querido Ángel.
      Pablo

      Eliminar
  15. Qué paradojas! Parece que nadie está contento con lo que tiene. Hay días que todo se ve medio vacío, es la sensación que transmite el micro. Pero por suerte, otros se ve medio lleno, y el sol vuelve a salir, que no se puede eclipsar cada día.
    Nos alegramos de que todo vaya bien, seguro que tienes ahí un gran luchador. Mucha suerte.
    Un abrazo cargado de soles (sin eclipsar ;-)
    Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, M. Carme. En esta página el vaso siempre se ve lleno de buenas palabras.
      Un besazo.
      Pablo

      Eliminar
  16. Ahora que tengo un rato, oíd comentaré que el micro no se me ocurrió porque estuviera pasando un mal momento. Fue en verano, en la playa, un día que salí con un poder de amigos: uno soltero y otro casado. El uno envidiaba la compañía del otro y el otro la soledad del uno. Pensé: nadie está contento con lo que tiene, y de ahí surgió.
    Otro abrazo. Sois mi familia. Lo sabéis, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fe de erratas del p... Autocorrector.
      Oíd es os
      Poder es par.
      Que paciencia con el móvil

      Eliminar
  17. Querido Pablo, me acordaba de los dos patitos, el dia 22, que operaban a tu superniño, dices que todo ha salido bien y no sabes cuánto me alegro, amigo. Un besito muy fuerte para el. Y referente a tu trabajo compruebo que todo lo que te rodea es super. Nos has deleitado con un supermicro, superfabuloso. Enhorabuena porque tienes estrella, la suerte está contigo. Un superabrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosy. Me alegra mucho que el micro te haya gustado. Y muchas gracias por la parte personal.
      Un superbeso.
      Pablo

      Eliminar
  18. En verdad que con el móvil no se escribe correctamente.
    Día y un él, van con acento.

    ResponderEliminar
  19. Antonio B.23/10/15 9:53

    No se nos da muy bien vivir el momento. Parece que necesitemos constantemente puntos de referencia nuevos en lugar de reposarnos y centrarnos en la riqueza de lo que tenemos. Dentro de tu exquisito relato, esto está magistralmente reflejado en tu última frase, cuando, aún con la luz apagada, no nos basta la oscuridad para reflexionar e introducirnos en nuestro interior, necesitamos luz, aunque provenga de la tenue iluminación de la luna.

    Me alegro de que todo haya ido bien, Pablo. Tu niño es afortunado por tenerte ahí. Un fuerte abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, tus comentarios son siempre de lo mejor de cincuenta. Tan bien ejecutados que da gusto escribir. Se nota que lees a conciencia el micro para regalarnos tu visión, siempre certera, y enriquecer el texto.
      Muchas gracias por tus palabras. Todo ha ido bien y poco a poco vamos dando pasos en el camino correcto.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  20. Así somos, imperfectos, contrarios a lo que poseemos, infelices ante lo que tenemos y codiciosos de lo que vemos. Un 50 que de una bella manera lo has expresado con una delicadeza y un buen hacer en tus letras. Consigues de forma sutil decir tanto que hay que volverlo a leer para apreciar cada sentir y cada idea.
    Magnifico micro Pablo. Eres un artista que pinta palabras siempre acertadas y preciosas.

    Me alegra saber que todo ha ido bien, son momentos delicados y de gran preocupación, pero hoy luce el sol. Un besito a tu niño y otro grande para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, M. Belén. Creo que anhelamos lo que no tenemos y no valoramos lo que sí.
      Es un placer siempre leerte, compañera.
      Un fuerte beso.
      Pablo

      Eliminar
  21. Me encanta Pablo. Así somos y así vivimos. Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pararte, Carmen. Creo que sí. por lo que observo, somos inconformistas por lo general y esto a veces es bueno y otra, no tanto.
      Un beso.
      Pablo

      Eliminar
  22. Pablo, que te voy a decir que no te hayan dicho en los comentarios anteriores. Que tu relato expresa de manera brillante y hermosa cómo somos de inconformistas, deseando siempre lo que no tenemos en lugar de disfrutar de ello y pensar lo afortunados que somos. Lo malo, es que siempre nos damos cuenta de nuestro error cuando perdemos lo que teníamos. Sirva tu relato como reflexión y todos valoremos lo que la vida nos ofrece en lugar de lamentarnos por lo que creemos que nos falta. Me ha encantado. Enhorabuena!
    Me alegro que lo de tu hijo haya salido bien. Ahora mucha paciencia y comprensión con él. Por mi propia experiencia te digo que al final conseguirá recuperarse aunque sea largo el camino. Todo mi cariño para toda tu familia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar. Tu comentario explica a la perfección lo que quería transmitir en el micro por lo que me hacen muy feliz tus palabras.
      Gracias también por las que me dedicas a título personal.
      Un besote.
      Pablo

      Eliminar
  23. Solo un genio como tú podía escribir un micro de 50 tan poético y hermoso, además de reflexivo y amargo. Una magnífica metáfora de ese defecto tan común de envidiar lo ajeno.
    Un fuerte beso, Pablo. Y otro a tu superhéroe, que ya es también el preferido de muchos de nosotros. Seguro que sus sueños son felices y su recuperación muy rápida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Asun. Lo de genio es una exageración, ya te lo digo yo. Me encanta que a una persona con tu sensibilidad y tu capacidad de análisis valores tan bien este micro. Para mí eso es un gran premio.
      Le daré tu beso a mi superhéroe.
      Un besote muy fuerte.
      Pablo

      Eliminar
  24. Que buena mezcla en un relato de tiempo, palabra y fantasía. Enciendes el sol y sale una obra de arte. Pero tiene que madrugar la luna para seguir escribiendo.
    Genial.
    Saludos.l.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose María: que bien tratas a mi escrito. Me encanta que te haya gustado y que lo expreses de una forma tan estupenda.
      Es un placer que te hayas pasado por este eclipse.
      Un abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  25. No sé si es bueno o malo, pero somos inconformes por naturaleza. Es entendible que este personaje (espero no sea tu caso) se sienta desolado con esos deseos, sin sentido, de querer ser y tener. Es una historia que nos pone a reflexionar. Pablo te reitero mis deseos de que todo vaya bien con tu hijo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beto: es cierto que somos inconformes por naturaleza. Este no es un relato autobiográfico aunque creo que a todos nos puede pasar que anhelemos lo que no tenemos. En este caso, como dije, quise dejar una historia que nos hiciera pensar. Me alegra que lo hayas visto así.
      Tus deseos con respecto a mi hijo se han cumplido y todo va estupendamente.
      Un abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  26. Anhelamos lo que no tenemos y con ello avanzamos.
    Maravilloso micro.
    Mi anhelo ahora es que todo os vaya bien a ti y a tu hijo, que parece que estáis pasando un momento difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crispín: de una conversación sobre lo de anhelar lo que no se tiene salió este micro, como creo que he puesto por ahí arriba. El soltero anhela compañía y el casado libertades que tiene el que vive solo. Así lo pongo porque fue una conversación entre uno y otro lo que me inspiró este relato.
      Mi hijo ya está felizmente en casa y recuperándose así que todo va bien.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  27. Bellísimo relato, Pablo, y con una carga de profundidad mucho más honda de lo que aparenta. Todos vivimos en un indisoluble universo de luz y de sombras.
    ¡Salud, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Notincgas. Me alegra que te haya gustado y que hayas percibido esa profundidad que quise expresar en este relato.
      Un gusto que te hayas pasado por aquí. Gracias también por ese deseo de salud.
      Un fuerte abrazo.
      Pablo

      Eliminar
  28. Querido Pablo, así es el ser humano, nunca conforme con lo que tiene. Lo has dejado reflejado maravillosamente bien en este relato, que casualidades de la vida, salió el mismo día de la operación de tu hijo. Me alegra leer que todo ha ido muy bien.
    Enhorabuena por estas 50 de este mes y un beso fuerte para Sevila a los dos Pablos.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, así es el ser humano. Por una rocambolesca casualidad, salió el 22 el relato. A Sevilla han llegado esos dos besos lleno de un aroma de cariño que hemos recibido con gran alegría.
      Gracias por pasarte. Siempre me es grato que te gusten mis escritos, como bien sabes.
      Un besote, Malu.
      Pablo

      Eliminar
  29. Hermoso relato, Pablo. Y tan verdadero. Ansiamos lo que no tenemos y cuando lo conseguimos ya queremos otra cosa. Somos así y no está tan mal porque si nos conformáramos, nos estancaríamos.
    Bueno, aunque no sabía porque nos conocemos solo de aquí, me alegra saber que haya ido bien la operación de tu hijo. Ahora mucha fuerza con la recuperación.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra: que bien expresas lo que he querido transmitir. Es un placer que te pases siempre por mis relatos dejándome tan acertados comentarios.
      Gracias por tus palabras sobre mi hijo. Todo ha ido bien y seguro que parte de culpa la tenéis los que me habéis enviado tanta fuerza por aquí.
      Un besote.
      Pablo

      Eliminar
  30. Unos más y otros menos, pero todos solemos anhelar aquello de lo que carecemos. A mí me gustaría contar con ese derroche de imaginación que tú tienes y poder ser capaz de plasmarla por escrito de una manera tan bella y poética como haces tú.
    Un abrazo para ti, Pablo, y un beso para tu hijo junto a mi deseo de una pronta recuperación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina, señora del relato 2000, usted va sobrada de imaginación que lo sé pues no me pierdo ninguno de sus relatos.
      La recuperación de mi hijo ya está en marcha y por buen camino.
      Un fuerte abrazo y me alegro que te hayas parado y que te guste este eclipse.
      Un beso fuerte.
      Pablo

      Eliminar
  31. ¡Que grande eres Pablo!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me abrumas, Raquel. Y también me encanta tu comentario.
      Un besote y me alegro que te hayas parado para decirme esas palabras que no merezco pero que me gustan recibir.
      Un beso.
      Pablo

      Eliminar
  32. Mi querido Pablo.
    He perdido la cuenta del tiempo que llevo delante de la pantalla buscando alguna palabra que darte, y resulta que están todas aquí, sentadas a mi lado, con los ojos muy abiertos. Guardan silencio y, ansiosas y pacientes, ilusionadas y expectantes, sujetan un rayo de esa luna tuya entre sus letras para volver a iluminar el mundo.
    Un fuerte abrazo. Y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Margarita: siempre me sorprenden tus comentarios porque son de una belleza que dejan mis relatos en un segundo plano y, a la vez, lo enriquecen.
      Yo los leo una y otra vez porque me llegan muy hondo y me alegran el alma. Llenan de alegría y ganas de seguir escribiendo a este cincuentista. Vuestros comentarios son un gran regalo para mí, y los tuyos, los guardo en un cofre en el que escondo mis tesoros más preciados.
      Un besote muy fuerte mi querida Margarita del Brezo.
      Volviste a sacar tu varita y llenaste de magia esta entrada.
      Pablo

      Eliminar
  33. En cuanto pueda seguiré respondiendo todos vuestros comentarios.
    De momento, y ante todo agradeciendo todo vuestro cariño, deciros que el superhéroe ya está en casa.
    Muchas gracias por todo vuestro cariño. No hay duda que sois parte de mí familia.
    Y una vez que todo ha acabado felizmente, hablemos de nuestra pasión: las cincuenta palabras
    Abrazos y besos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  34. María Cueto10/11/15 20:17

    Adelantar la luna cuando las contradicciones y la insatisfacción humana comienza es una gran razón para un eclipse, a ver si al volver a probar todo ha terminado. El viejo se siente joven, el niño no quiere ser otra cosa y así con todo.

    Sorprendente juego de luz y sombra, muy bonito Pablo. Un beso
    María Cueto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría verte por aquí, María. La vida está llena de claroscuros y hay que lidiar con los días negros para que vuelva la claridad.
      Un beso muy fuerte y ojalá vea por aquí un relato tuyo muy pronto.
      Pablo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!