Aquel encuentro

Era otoño su estación favorita. Mirar el baile de las hojas, sentir el viento despeinando su cabello... Era un día perfecto. Hasta aquel encuentro.

Ojos color azul cielo y una sonrisa que le iluminó el alma. Se olvidó del baile de las hojas y, torpemente, trató de arreglarse el cabello.
Escrito por Marisol - Twitter

14 comentarios :

  1. Hola Marisol, lo primero darte la bienvenida a esta familia de 50 palabras.
    Tu relato demuestra que una mirada y una sonrisa son capaces de cambiarte el día e incluso la vida.
    Marisol me han gustado mucho, tus primeras 50 palabras, ahora ya esperando tu siguiente micro.
    Un beso y enhorabuena,.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién dijo que el amor es sólo asunto de la primavera?
    Buen micro, Marisol.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Marisol, bienvenida a la familia cincuentista. Precioso micro, en el que nos demuestras que cuando alguién irrumpe en tu vida y llega a tu corazón, vuelve tu vida del revés y todo lo demás pasa a ser secundario. Me ha encantado. Enhorabuena. Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito es el amor! Y qué bien contado ese instante en el que todo cambia y empiezas a percibir las cosas que te rodean de distinta manera y a otro ritmo. Muy bien narrado, Marisol. Un saludo y bienvenida.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito lo has contado, Marisol. Esta es la magia de las palabras. ¡Bienvenida! Me ha encantado.
    Un beso.
    Pablo

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida, Marisol. Qué bello micro sobre la llegada súbita del amor. Me gusta cómo está contado y, como siempre, la dulzura que emanan tus palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. A todos nos puede llegar a cautivar la belleza que existe en aquello que nos rodea, hasta el punto de deleitarnos y recrearnos en ella, pero esa percepción se altera cuando es sustituida, de repente, por otra belleza mayor que se superpone a todo, como bien has contado
    Un saludo y bienvenida

    ResponderEliminar
  8. Notincgas9/12/15 9:50

    Relato muy otoñal, y al mismo tiempo, fresco y luminoso como una mañana de primavera.
    Saludos cordiales, Marisol, y bienvenida.

    ResponderEliminar
  9. Primero creí encontrar el amor en tu relato, pero después me dejó la sensación agridulce de haberme perdido. Todo era perfecto... hasta que sucedió el encuentro. Estaba integrada con la naturaleza, el clima, las hojas... pero luego me hice consciente de mí misma, de mis defectos, de mis temores. Será augurio para algo malo? Saludos!

    ResponderEliminar
  10. ¿Será esto también un efecto del cambio climático, que ya el amor no necesite de la primavera para aflorar?
    Muy bonito relato y muy bien contado.
    Va mi me gusta e intuyo, Marisol, que no será el último que te dedique como tampoco será esta tu última microhistoria.
    Un saludo y bienvenida a este rincón cincuentista.

    ResponderEliminar
  11. Tal cual: el pelo desordenado, el rubor en las mejillas, un ligero temblor en las rodillas, el corazón desbocado y no saber qué hacer con las manos. ¡Qué sensación tan bonita y qué bien lo has contado, Marisol!
    Bienvenida

    ResponderEliminar
  12. Alguien que se queda mirando las hojas y el viento, de naturaleza romántica, seguro que reacciona con torpeza con ese amor a primera vista.
    Relato ligero con palabras que, como las hojas, también bailan.
    Saludos y bienvenida!
    Carme.

    ResponderEliminar
  13. Marisol, pero qué bonito lo has contado, coincido con todos los comentarios, sobre todo con aquello de por qué solo relacionamos el inicio del amor o enamoramiento con la primavera. Aquí nos has dejado bien claro que los colores ocres, el viento e incluso esas bajadas de temperaturas propias del otoño, bien pueden traernos algo más que frío y lluvia.
    Me ha encantado, bienvenida.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  14. Qué malas pasadas nos juega el enamoramiento. Cuando queremos agradar, nos ponemos nerviosos, nos tropezamos, se nos traban las palabras... Así y todo, esa sensación es inigualable. Me gustó mucho cómo lo has contado, y el detalle del pelo me parece genial.
    Un beso y bienvenida, Marisol.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!