Un apellido inolvidable

Se topó con ella en la cola. "¡Qué elegante, atractiva y sensual… qué bien huele!".

—Alicia Carreño —oyó decir al de la ventanilla. Repentinamente retornó a una infancia de infierno, al olor de inclusa, al cinto sobre sus piernecitas desnudas...

"¡Qué pestazo a pachulí, qué ordinaria… será buscona, la tía!".
Escrito por Rosy Val - Web

33 comentarios :

  1. Rosy, al enterarme que esta Alicia Carreño es una maltratadora de niños a mí también me huele mal y, sobre todo, empiezo a notarle lo ordinara que es. Me gusta el tono humorístico que emplea en este micro. Le deseo un buen 2016 y le doy un abrazo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beto, a mi protagonista le pasa que el daño que le hicieron de niño, no ha podido superarlo. Hoy es un apellido, mañana puede ser otra cosa...
      Gracias, amigo, por visitar mi escrito.
      Un abrazo y feliz 2016.

      Eliminar
  2. Nadie puede escapar de su pasado y cuando se ha sembrado el miedo en los corazones infantiles, el repudio será una mancha indeleble.
    Saludos, Rosy. Lo mejor para el próximo año.
    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué resumen tan estupendo...
      Gracias, Vicente, los mismos deseos para ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Vaya contraste. Dos partes bien definidas que no dejan indiferente. Como siempre, muy bien contado. Los fantasmas del pasado siempre nos acompañan.
    Un beso y feliz 2016.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, gracias por tus hermosas palabras, son un aliciente.
      Un abrazo.
      Feliz 2016

      Eliminar
  4. A veces sólo somos lo que el pasado y los recuerdos nos permiten ser, como los que se disparan con ese apellido, sinónimo de tormento e infelicidad y que puede apropiarse de cualquier percepción y pasarla por el filtro de la fatalidad.
    Buen relato sobre la lacra de los traumas, Rosy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que me comentes...
      Gracias, Antonio, un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encanta tu micro, Rosy. Es el dibujo perfecto de la percepción encadenada a un recuerdo. Felicitaciones.
    Un abrazo y ¡feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, guapa, en efecto, mi protagonista está encadenado a un mal recuerdo.
      Un abrazo y feliz 2016.

      Eliminar
  6. Somos la suma de lo que fuimos, por eso, antes de valorar a una persona, conviene reunir todos sus datos. También existe el perdón y las segundas oportunidades.
    Te mando un abrazo fuerte, Rosy, junto con el deseo de que sigamos leyéndonos en 2016 y más allá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero lo mismo, Ángel que nos sigamos leyendo.
      Gracias por esos sustanciales comentarios.
      Un abrazo y feliz 2016, también para ti.

      Eliminar
  7. Dos sentimientos contrarios, dos aromas, dos sensaciones, dos instantes. Que bien nos muestras ese cambio de humor al oír un simple nombre, un apellido que lleva grabado a fuego desde su pasado.
    Genial Rosy. Un beso grande y feliz 2016, que nos sigamos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª Belén, es una suerte que me leas.
      Un beso enorme y que el 2016 te de muchos triunfos.

      Eliminar
  8. Has creado un nombre para la historia de 50 Palabras, ¿existirá de verdad alguna Alicia Carreño? ¿Te imaginas que cuando vayamos a recoger el premio que nos van a dar por nuestro Mundo se nos acerque la encargada de entregarlo y se nos presente como Alicia Carreño? Las malas personas suelen prosperar en esta vida, aunque tampoco nos cuentas en qué cola te la has encontrado. En fin, que me has dejado con un montón de enigmas.
    ¡Feliz año, Rosy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Patricia, ese nombre es inventado pero bien podría existir... aunque llegado el caso, pienso negarlo todo...
      Ah, también me niego a darte pistas acerca de la cola", no lo necesitas, andas sobrada de imaginación...;-)
      Un besote y feliz 2016.

      Eliminar
  9. Cuando el pasado envuelve al presente inesperadamente puede pasar de todo. Pero lo que está claro es que ya no vamos a seguir viendo las cosas de igual manera. Muy interesante, Rosy. Un abrazo y buen e inspirador 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malo, cuando no se pasa página en su momento.
      Gracias, juana, también para ti un 2016 atiborrado de musas.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me gusta la forma que tienes para describir el contraste entre las dos en un desafortunado encuentro entre mal tratadora y maltratada. Genial.

    felices letras para el próximo año.
    Un brazo de los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, jose maria, una vez leí que un niño maltratado, pudiera dar de mayor alguna sorpresa... a mi protagonista ya ves, le cambia la percepción de las cosas.
      Un abrazo para los dos, y feliz año nuevo

      Eliminar
  11. Notincgas30/12/15 7:46

    Vivimos en un tiempo en el que escasean los héroes y abundan los villanos con olor de pachulí.
    Parafraseando a Forges, sólo resta decir: ¡Mundo!
    Saludos cordiales, Rosy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mundo!, está mu malito...
      Gracias, Notincgas.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Muy bueno, Rosy. Es increíble cómo puede cambiar la percepción de una misma cosa por un detalle nimio. En este caso es el apellido el que devuelve a tu protagonista a tiempos pasados de vejaciones, haciéndola rechazar lo que un segundo antes admiraba. Una idea muy buena y una ejecución fantástica. Felicidades y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matrioska, qué bien me captas... no me faltes nunca...;-)
      Un besote.

      Eliminar
  13. Un ejemplo perfecto de lo subjetiva que puede llegar a ser nuestra opinión sobre lo que nos rodea. En este caso los motivos para que lo blanco se convirtiera en negro eran sobrados.
    Enhorabuena, Rosy. Un fuerte abrazo, y a estas alturas ya, desearte un muy Feliz Año nuevo. Espero que lo estés pasando bien estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Enrique, por estar ahí, siempre, con esos hermosos comentarios, que me animan a seguir juntando palabras.
      También te deseo lo mejor del 2016, aunque no sé yo si, el pobre, sabe lo que le espera.
      Un besote.

      Eliminar
  14. Ay, ay, ay, si llego yo a encontrarme con la petarda de Alicia Carreño, le canto las cuarenta y las que hagan falta. Los niños que maltratan y acosan en la infancia suelen ser unos monstruos de adultos y encima usan pachuliiii... Buagggg ... Qué horror...
    Me ha encantado Rosy. Te mando un beso enorme y mis mejores deseos para 2016.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida que Alicia Carreño es una bellísima persona... no te enfades con ella, si te la encuentras, ;-)
      Un beso Malu, de nuevo ¡feliz año!

      Eliminar
  15. Qué bien has reflejado ese cambio inmediato, y tan opuesto, de humor. Ojalá siempre fuera tan consciente y fácil.
    Lo que sí es muy fácil es trasladarte mis mejores deseos para el Año Nuevo y que sigamos disfrutando de tus letras.
    Un beso, Rosy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita, y aprovecho para darte la ¡ENHORABUENA!, por la selección de tu micro. Acabo de pedirle un deseo al nuevo año, y estoy segura que me lo va a conceder...
      Un besote

      Eliminar
  16. No se puede disfrazar el pasado con una fragancia, el recuerdo es más poderoso. Me ha gustado mucho, Rosy. Un abrazo y feliz 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Salvador, si no olvidamos un pasado nefasto, corremos el riesgo de de no disfrutar de un presente glorioso...
      Un abrazo y feliz 2016 también para ti.

      Eliminar
  17. Rosy, los malos recuerdos de la infancia núnca se olvidan, sobretodo si se trata de algo tan fuerte como un maltrato. El pasado siempre vuelve cuando menos te lo esperas. Muy bien expresado con eee cambio de opinión al reconocerla. Estupendo micro. Besos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!