Margarita vengadora

Cuando terminé de deshojar la margarita, me agaché para tomar otra. Sin embargo, fue la margarita la que se las apañó para cogerme a mí. Mientras me arrancaba orejas, nariz, dedos, manos, pies, piernas, brazos, no paró de preguntarme:

—¿Te parece divertido? Responde. ¿Te parece divertido? ¿Sí? ¿No? ¿Sí? ¿No?
Escrito por Plácido Romero - Twitter
(Anónimo hasta febrero)

27 comentarios :

  1. Muy bien relato. Ingenioso y divertido. Muy divertido. ¡Enhorabuena! Me ha gustado mucho.
    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, genial. Creo que al protagonista no le habrá parecido divertido.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy original y divertido, aunque he sentido cierto dolor ajeno con tanta arrancadura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, ja... Muy bueno. Y sí, así debe ser como nos ven las plantas a los humanos que muchas veces maltratamos la flora indiscriminadamente.
    Muy original y muy ingenioso, felicidades.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  5. Quizá la margarita también esté enamorada y se dedique a partir de ahora a deshojar humanos. Me ha parecido ver una persona pequeñita en manos de una margarita gigante, al estilo de Alicia en el País de las maravillas.
    Muy buen micro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Acabas de desmontar el mito de la margarita,autor/autora anónimo
    Muy bueno, mucha suerte
    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Si es que... hay que tener cuidado con lo que se pregunta ;)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este relato se le podríamos dedicar a algún vegetariano insensible que otro.
      Muy bueno

      Eliminar
  8. ¡¡Desmembrando al hombre (o a la mujer)!!
    Fantástico relato el que nos has dejado, amigo o amiga sin nombre (hasta el 2 de febrero).
    Va mi me gusta y mi enhorabuena. ¡Sí o sí!

    ResponderEliminar
  9. Aparte del matiz humorístico, el microrrelato lleva implícita una crítica por la indolencia con la que los seres humanos tratamos a la naturaleza y a los animales, cuando no es crueldad pura y dura. Al final, la margarita quedaría enterada de si el margarito la quiere o no, y al desaprensivo ser humano lo veo hecho una piltrafilla, y creo que no le van a aceptar ni en la ONCE. Irónico y divertido. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Coincido con Enrique, este relato nos hace reflexionar y deja claro cómo, a veces sin darnos cuenta, tenemos muy poco respeto por los seres vivos y los recursos naturales. Acabamos con bosques, ríos, mares, etc. Ecosistemas que son hogar de criaturas tan importantes como nosotros.
    Muy bueno, anónim@.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno el relato. Pero, una duda: ¿la quiere o no la quiere? Debe ser uno de esos relatos con final abierto. Jajaja
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, muy divertido. XD

    ResponderEliminar
  13. Puede ser el principio de una revolución. Ha comenzado con las margaritas, pero tal vez siga con los animales que se rebelan contra sus cazadores, con las mascotas que doblegan a sus dueños o, peor aún (y esto si que es inquietante y real) con el planeta, que a través del clima comienza a devolver a los hombres su maltrato.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Este micro hará que nos pensemos muy bien la próxima vez cómo hay que tratar a otro ser vivo, aunque no hable ni se queje.
    Buen micro.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Genial relato, con estilo muy calderesiano (del también genial cuentista catalán Pere Calders).

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Se me había pasado. Es todo un honor que me digan que mi micro recuerda a los de Pere Calders. Me parece un escritor genial.

      Eliminar
  16. Pues a tu personaje no sé, pero a mí sí me ha parecido muy divertida tanto la historía en sí como la manera de contarla. Enhorabuena, no es nada fácil componer relatos cómicos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Jajajajajaajjaja. Ay que risa. Yo hice uno hace tiempo diciendo que no me gustaba deshojar margaritas, por si acaso Nunca más!!!! Jajajajaja Buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  19. En este relato el autor muestra una gran imaginación, es una historia muy divertida. Me gusta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Muy buen el relato. Me encanta el toque humorístico e imaginativo.
    Salu2

    ResponderEliminar
  21. La rebelión contra el hombre que, aunque humorísticamente enmarcada, nos tendríamos bien merecida por el poquito respeto que tenemos hacia el resto de seres vivos. Muy original. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Burbujita17/1/16 18:28

    Nos ponemos en la piel de los demás?,Duele,no duele ..Si es a tí no me duele!,pero c'est la Vie!

    ResponderEliminar
  23. Una magnífica idea que bien puede invitar al debate o tomarse como simple divertimento. El caso es que está además contada de un modo excelente. Este estupendo sentido del humor me es familiar...
    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar
  24. Eso sí que es justicia poética. Me encanta porque además de divertido llama a la reflexión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Divertida y muy ingeniosa venganza floral. un abrazo.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!