Una razón para un gesto

Fuimos vecinos. Compartimos juegos e infancia, pupitre y aficiones. Soy amigo de su marido y un tío para sus hijos. Sé que piensa que me conoce bien. Puede que algún día sea cierto, si aprende a interpretar mi gesto de triste resignación cuando alguien me pregunta por qué sigo soltero.
Escrito por Ángel Saiz Mora
(Anónimo hasta febrero)

24 comentarios :

  1. Una triste historia de amor platónico contada con muy buen ritmo.
    Este tipo de amor siempre resulta obsesivo, autodestructivo y empobrecedor. El amor y la resignación no casan bien, y eso se percibe perfectamente en tu relato, desconocid@ 12.3, con esa pusilánime falta de voluntad del protagonista por tomar las riendas de sus sentimientos.
    Un buen relato.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ya sé que el protagonista es un hombre, pero, que me perdonen los varones, un relato rebosante de tanta sincera sensibilidad creo que debe ser obra de una mujer, y añado que bastante especial. Enhorabuena, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Si tenía razones desde la infancia, ¿por qué no se decidió en su día? Y ya que no se decidió en su día, ¿por qué no se lo dice ahora?
    Creo lo mismo que Antonio, que le faltó voluntad antes y ahora también.
    Me gusta el ritmo del micro y la historia también.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  4. Historias como esta se repiten en el mundo más de lo que imaginamos. Aunque coincido con los comentarios anteriores y pienso que al protagonista le faltó audacia en su momento, le valoro también ese silencio, pues hay que saber callar cuando nuestras palabras están fuera de tiempo, dejar en paz a los que de ella gozan y buscar la felicidad en otra parte.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos, anónim@.

    ResponderEliminar
  5. Sigue en la eterna espera el personaje de este micro cuento. Pobre, creo que tendría que continuar con su vida aunque le sea un poco imposible porque siempre se topa con su amor.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Una gran muestra de la realidad oculta. Genial relato.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la historia pero sobre todo, el magnífico título que le has puesto. Buen relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas veces la realización de los deseos no concluyen en finales felices. Esa espera eterna puede ser la felicidad masoquista del personaje del relato.
    Me gustó dar lectura a este micro.

    ResponderEliminar
  9. No coincido con Gloria ni con Malú. Lo siento.
    Muchas veces hay cosas que no se pueden decir por cientos de causaso quizás sólo por una, pero... no se pueden expresar con palabras.
    No subestimemos la sensibilidad masculina, pues además en temas de amores, son muy similares las de ellos y ellas.
    Bonito, sencillo y sincero relato.
    Un abrazo al autor y un me gusta.

    ResponderEliminar
  10. Es una opción no desdeñable para un enamorado convertirse en un buen amigo de la mujer que ama, si es que las circunstancias se lo permiten. Estar ahí, en silencio, a solas con su secreto, en una melancolía que, sin duda, también tiene sus dulzuras y sus compensaciones, pues puede seguir viéndola y, de vez en cuando, recibir alguna de sus atenciones y hasta su cariño. Muchos enamorados que pierden al ser que aman porque se va lejos o, simplemente, porque son rechazados, se conformarían con ese papel. Como dice Vicente, hay muchas historias como ésta en el mundo. En literatura, me viene a la memoria la de Cyrano de Bergerac, el emotivo drama de Edmond Rostand.

    ResponderEliminar
  11. Genial historia... el amor imposible siempre sera una buena inspiración...
    Estoy alucinado con este juego del anonimato, y no puedo evitar especular quien puede ser el autor. Yo creo que es A.S.M.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  12. Gonzalo García13/1/16 0:47

    Me ha gustado como refleja la frustración de alguien que sabe a ciencia cierta que sólo puede haber un amor en su vida, también que nunca será correspondido como quisiera, que ha de conformarse con unas migajas, con mirar desde fuera una felicidad que nunca será la suya.

    ResponderEliminar
  13. Se me ocurren muchos adjetivos para definir al personaje, y no todos positivos, pero por encima de todo me parece un tipo honesto.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  14. Parece que lleva años callándose lo que siente. Ha sido buena persona y no ha complicado las cosas. Ha elegido ser tío, amigo,.... Entiendo que en ocasiones quiera otra cosa, pero... tiene que guardarse el gesto, ser consecuente con lo que ha decidido. Y si un día quiere quitarse la máscara, ok, pero entonces hara algo más, va a tener que hacerlo.
    Todo este rollo solo indica una cosa: que estas 50 palabras dan para hablar de los personas un rato largo. Y por lo tanto, en mi opinión, es un buen micro tocando temas fundamentales

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay! los amores platónicos que difíciles de olvidar. Tal vez la cobardía o sentimientos no correspondidos hicieron que el protagonista no se decidiera en su momento e incluso ahora solo pone un gesto que quiere que ella interprete, difícil situación.
    Me ha gustado el relato, muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Desconocemos los motivos por los que el protagonista núnca se ha atrevido a confesarle a ella que la ama. Al menos demuestra lealtad y ser un buen amigo aunque no pierde la esperanza.
    He visto el gesto de enamorado del protagonista.
    Me ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Que bueno y que frecuente. Enhorabuena.
    Saludos al anónimo o anónima.

    ResponderEliminar
  18. Yo veo un tipo conforme y resignado, tal vez agazapado desde el principio en su timidez. En cualquier caso es un bonito relato de un amor, para mi, desesperanzado.
    Saludos a su autor/a.

    ResponderEliminar
  19. Expresivo gesto que apoya toda la comunicación verbal. Muy conseguido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Cuando las cosas no suceden como deseamos que sucedan, la resignación se convierte en una compañera inseparable. Muy bien contado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Que triste encontrar al amor de tu vida y no ser correspondido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. No me atrevo a juzgar al personaje desconociendo todas las circunstancias que lo han relegado a ese papel tan doloroso y tan lleno de insatisfacción.
    Me gusta mucho el modo tan ágil y elegante, y eficaz también, con que lo has contado. Saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  23. Conformarse con ser mero espectador de la vida de tu amor. Romántico y triste. Me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. bueno pues ya sabes que soy un genio con la informática y no se como llegar, tampoco si vas a leer este comentario sobre un relato con retraso, pero es que me ha parecido ver que has quedado finalista en radio cinco y nos gustaría leer el relato, Por supuesto felicidades de los dos.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!