Final abierto (Amantes: epílogo)

—Tú ponle puntos suspensivos y deja que, una vez, sea ella quien elija...

Obediente, oprimió tres veces la tecla. Sintió el frío de la navaja sobre su cuello y comprendió que jamás debía haberle negado el amor durante ocho entregas de la saga a un personaje con semejante carnadura humana.
Escrito por Silvina Palmiero - Twitter
Parte I | Parte II | Parte III | Epílogo

18 comentarios :

  1. ¡Guau, Silvina! ¿Cómo pudiste hacerle eso? Con ese carácter se merece un príncipe o un dentista... (Esto es de una canción española).
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Quiero escuchar esa canción! :-) Realmente, la autora ha sido muy cruel... Un abrazo, Patricia.

      Eliminar
  2. Una serie de amores diferentes, nunca fáciles, pero eso a los amantes no les importa, pues superarán cualquier obstáculo para dar rienda suelta a sus sentimientos. Es el caso de este personaje, deseoso de tener una oportunidad, aunque sea a costa de coaccionar a su padre o madre literario. Esperemos que ella le corresponda para que la navaja detenga su avance y no se produzca una desgracia. Un buen final para una serie original, a la que quizá puedan seguir otras. Me atrevo a animarte a ello.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel, yo espero lo mismo que tú pero, entre nosotros, no le veo buen final a ese autor. Gracias por la generosidad de tus comentarios y por la lectura que has hecho de toda la serie. Intentaré tomar tu consejo: ya veremos qué dicta la inspiración. Muchos saludos!

      Eliminar
  3. Parece ser que el personaje tiene más poder que el autor y con esos puntos suspensivos dejas un final abierto, ¿continuara?
    Buen relato Silvina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es que los puntos suspensivos tienen mucho peligro Silvina.
    Un beso.
    Malu.

    ResponderEliminar
  5. Un final tan abierto como delicioso, tenso y escalofriante. Que sugiere que el creador está siempre amenazado por su obra.
    Excelente, Silvia.
    Un abrazo.
    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si está "amenazado" por su obra, lo que sí creo es que es responsable por ella, como por un hijo que se trae al mundo. No me caen bien los creadores crueles con sus personajes, algo de eso es lo que he querido plasmar aquí. Gracias Vicente por tus calificativos. Otro abrazo para ti!

      Eliminar
  6. Muy bueno, Silvina, nos dejas un fantástico cierre con un final abierto. :) Me ha encantado todo el conjunto de amantes. Felicidades y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Matrioska. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Anónimo9/5/16 13:53

    Este relato me recuerda a "Misery", un relato obsesivo de Stephen King.
    Aunque no sé si la persona obsesionada es real o forma parte de la saga.

    ResponderEliminar
  8. Silvina, si es que a veces los puntos suspensivos los carga el diablo y derivan las historias por caminos insospechados e indeseados.
    Buen relato.

    ResponderEliminar
  9. Los puntos suspensivos... dejan muy libre la imaginación. Muy bueno, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, Malu, Pilar y Maite: muchas gracias por sus comentarios y por apreciar el misterio de los puntos suspensivos... A mí siempre me han parecido un signo de puntuación de lo más atractivo. Les mando un gran cariño a todos.

      Eliminar
  10. Opino que es un relato abierto. No sólo el final. El protagonista, al que le han negado el amor en toda una saga, toma vida para reclamarlo. O puede ser como bien han dicho algún compañero, una persona obsesionada con la obra del autor que se identifica con el protagonista.
    Me ha gustado tu relato. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo y Olga: gracias por pasar y comentar. En realidad, la idea del relato es que es el personaje quien, harto de que su autor le niegue el amor, decide tomar vida y también las riendas de su destino, aunque sea a costa de su propio creador. Pero leyendo vuestros comentarios, he comprendido que también está abierto a la otra interpretación. Además, si a alguien he conseguido recordarle lejanamente a Stephen King, eso ya me deja con una sonrisa de oreja a oreja. Les mando un abrazo.

      Eliminar
  11. Excelente saga, Silvina, y este epílogo abierto lo corrobora. El amor inanimado ha tomado el control en tus relatos y en éste último no podía ser menos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por haber leído y comentado tan favorablemente toda esta serie, lo aprecio mucho viniendo de un autor de grandes sagas!! Te mando un cariñoso saludo.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!