La Blanca Caperucienta Durmiente

Había una vez, en un castillo, una mujer licántropo y sus hijas brujas que envidiaban a su hermanastra Blanca Caperucienta. Entonces decidieron mandarla donde su abuela esperando que un ogro la devorara en el camino. Caperucienta, al oírlas, cruzó el espejo parlante del armario, aventurándose en nuevos y desconocidos mundos.
Escrito por Jean Durand - Web
Anónimo hasta septiembre

18 comentarios :

  1. Después de un título y el nombre de la protagonista con referencia a tantos títulos de cuentos famosos, tu protagonista ha optado por Alicia en el País de las maravillas.
    Buen relato, muy original.
    Un abrazo amig@

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 2:15

      Hola Javier, puede ser Alicia, como Narnia, Oz, etc...
      Saludos y gracias por tus palabras!!!

      Eliminar
  2. Quizás, de tantas historias que atesora, a algún cuentacuentos se le han cruzado los cables y de su boca ha salido este híbrido tan llamativo. Je, je, je.
    Un relato con mucho encanto.
    Saludos, anónim@.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 2:18

      Hola Vicente, la verdad el relato nació hace décadas, cuando molestaba a mi madre al confundir y mezclar los cuentos, le decía que contaría la Blanca Caperucienta Durmiente...
      Saludos.

      Eliminar
  3. No todo el mundo le daría sentido a semejante batiburrillo de historias maravillosas. No es tu caso.Enhorabuena y suerte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Menuda mezcla de cuentos. Supongo que al final no comerán perdices (¡pobrecitas!), ninguno.
    Original. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 20:48

      Hola Olga, pues no se si coman perdices precisamente, lo que si es seguro de que les mandaran a cortar la cabeza a las pobres avecillas.
      Saludos!!!

      Eliminar
  5. Original mezcla de cuentos infantiles. No es fácil salir airoso, pero lo has logrado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 20:49

      Hola Carmen, agradezco lo de "original". Un enorme beso para ti.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Has dejado un poco revuelto al mundo de los cuentos. Eso es lo bueno de la libertad de la fantAsía.
    Buen micro y original .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 20:51

      Hola Pilar, muchas gracias por tus palabras. Si que ha quedado algo revuelto, pero me dicen que viene de Kansas un fuerte tornado que quizás solucione todo.
      Un beso y un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡La cantidad de gente que puede convivir en el castillo de tu imaginación! Y sin necesidad de dragones custodios. ¿Hay sitio para mí?
    Un saludo estival

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/8/16 20:55

      Hola Margarita, por supuesto que hay sitio para tí... Déjame consultarle a Perrault, Andersen y los hermanos Grimm que personaje proponen ellos, por mi parte creo que podría ser el personaje principal de "Las nuevas ropas de la emperatriz".
      Saludos!!!

      Eliminar
  8. Parece como si un libro de cuentos se hubiese caído al suelo, se hubiesen desparramado sus hojas, y los personajes anduvieran todos revueltos como en una feria. O quizás es que alguien ha intentado poner las hojas tal y como estaban y se ha armado un lío tremendo.
    O puede que un beodo, en un cantina, tras unas cuantas copas de más, se haya puesto a perorar sobre los cuentos que le contaban sus padres cuando era un niño.
    Pero ese popurrí tiene sentido y deja abiertas muchas puertas a muchos otros cuentos, a muchas otras historias, como si tales personajes estuviesen en una baraja y en cada partida apareciesen de diferente forma sobre la mesa de juego.
    Me imagino a multitud de personajes de los cuentos infantiles llamando a las puertas de esas cincuenta palabras con el deseo de entrar también en la historia, pero tendrá que ser en otra ocasión.
    Creo que este sería un buen cuento para contárselo a algún niño, pues despertaría mucho su imaginación y le haría participar constantemente cada vez que alguno de sus progenitores introdujese alguna variante en la historia.
    Enhorabuena por la originalidad y por recordarnos que siempre seremos unos niños llenos de fantasías. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo13/8/16 4:52

      Hola Enrique, estas cerca del motivo, mi madre que contaba cuentos, los solía mezclar sin razón alguna, por ello decíamos que el único cuento que conocía era el de la Caperucienta. Años después, parientes lejanos que uno vuelve a ver, me recuerdan de las historias de la Caperucienta, que decidí rescatar hoy en 50 palabras.
      Por cierto que si estimula la imaginación como tan bien observas, es algo que no había notado y que ahora pienso poner en practica con mi hijita pequeña.
      Saludos Enrique y gracias por comentar.

      Eliminar
  9. Buena mezcla de cuentos, como dicen, pero los malos siguen siendo malos, jeje ... Original aparición de la mujer licántropo.
    Sería bueno que Blanca Caperucita no se durmieral al cruzar el espejo, pues no sabe qué puede encontrar al otro lado.
    Buena historia
    Un beso
    Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo13/8/16 4:53

      Hola Carme, los malos nunca cambian, verdad?
      Esperemos que Caperucienta al cruzar el espejo del armario, no se encuentre con Gollum y si con algún amable espantapájaros.
      Otro beso para ti y gracias por comentar.

      Eliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!