Mantis religiosa

A éste lo encontró en las páginas de sucesos. Siete años por violación. Esperó pacientemente a su primer permiso carcelario. Seducirlo fue fácil. Como los doce anteriores, una vez dentro de ella eran más vulnerables que nunca. Una cuchillada fue suficiente. De vuelta al convento rezó trece avemarías como penitencia.
Escrito por Stbn
Anónimo hasta septiembre

14 comentarios :

  1. Tu personaje casi me parece el brazo ejecutor de la justicia divina, ya que la de los hombres, da la impresión, que no le satisface enteramente. Muy bien armado y escrito. ¡Y con final sorpresivo!, ¿qué más se puede pedir? Enhorabuena y suerte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una monja vengadora y justiciera que engaña a los hombres y cuando los ha seducido los asesina. Ya dice el dicho que el hábito no hace al monje, en este caso monja.
    Buen relato, muy bien narrado, me ha gustado.
    Abrazos amig@,

    ResponderEliminar
  3. Guauuuuuuu. Muy bueno y bien contado!!! Me gusta esta religiosa. Jeje

    ResponderEliminar
  4. Ahora que están tan de moda las películas de superhéroes este relato bien podría inspirar una. Me gustaría verla.
    Muy ingenioso.
    Saludos, anónim@.

    ResponderEliminar
  5. Me hubiera gustado saber dónde le dió la cuchillada. El brazo armado de Dios no da sablazos torcidos.

    ResponderEliminar
  6. La monja asesina. Muy buena tapadera, si señor. La justicia divina que dicen.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Un brazo vengador en toda regla. Muy bien contado y muy bien elegido el título.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Esta monja se toma la justicia por su mano y luego vuelve a su mundo tras rezar para ser absuelta de su pecado. Con tan pequeña penitencia no le importa repetir.
    Que se preparen los malos!
    Enhorabuena.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Supongo que cuelga los hábitos mientras ejerce de mujer araña. ¡Qué bueno!
    Un saludo estival

    ResponderEliminar
  10. Amante y religiosa, una combinación mortal.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  11. Me gustó esta vengadora religiosa. No sé por qué me da que lleva la penitencia de por vida.
    Besos.
    Malu.

    ResponderEliminar
  12. Vaya con la religiosa! ya es buena mantis... ;-)
    Saludos!
    Carme.

    ResponderEliminar
  13. Relato redondo contado con gran fuerza y maestría.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1/9/16 15:48

    Impactante final. Ella no cree en la justicia humana y por si acaso se la toma por su mano. Besos

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!