La cocina de la Sabiduría

—Estás preparada: toma, cocina —dijo la maestra mientras le entregaba a Minerva la cuchara de palo.

Minerva observó cautelosamente el gran caldero lleno de agua hirviendo y pasta con forma de letras. Al removerlo todo, cada vez más intensamente, vio combinarse a las letras formando todos los libros del mundo.
Escrito por Salvador Gallego de Aymerich - Twitter

16 comentarios :

  1. Minerva como diosa de la sabiduría es lógico que al cocinar aparezcan todos los libros del mundo.
    Buen relato Salvador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Claro, la gracia y la maravilla es darle forma a esa sucesión de letras. Muy chulo tu relato, Salvador. Suerte y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mucha imaginación has puesto en tu relato, Salvador. Tanta como en todos los libros del mundo.
    Suerte con lectores y jurado.

    ResponderEliminar
  4. Ese caldo de cultivo primigenio de palabras y textos consigue un sabroso relato con aroma mitológico, Salvador. Da gusto catarlo, leerlo y saborearlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ya nos gustaría poder nutrirnos del contenido de ese caldero, pero eso debe quedar reservado a los dioses. Los mortales habremos de conformarnos con algunas gotas.
    Un saludo, Salvador

    ResponderEliminar
  6. Cristina Aguas5/10/16 10:26

    ¡Fantástico! Un viento mitológico lleno de poesía. Salvador, sin duda te invitaron a tomar un plato de esa sopa.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito y muy imaginativo. Seguro que de esa sopa has extraído tu micro, Salvador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡En serio, todos los libros del mundo! Quiero un poco de esa sopa para que me ayude a darle forma a uno de mis libros.
    Genial microrrelato, Salvador, me ha encantado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Un plato de sopa para mí. Me encanta tu plato de cincuenta palabras. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  10. Yo también quiero algo de esa sopa inspirado. Magnífico relato, Salvador. Enhorabuena. Un saludo. Gloria

    ResponderEliminar
  11. Salvador, nos muestras el origen de todos los libros en manos de Minerva, la diosa de la sabiduría.
    Buen micro.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Deliciosa sopa! Tu relato es todo un alarde de imaginación. Enhorabuena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Una historia y una narración muy bellas. Felicidades, Salvador. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Ah, será por eso que, a veces, cuando me siento a escribir, me llega un olor como de sopa... Toda la vida pensando que era la vecina.
    Saludos, Salvador

    ResponderEliminar
  15. De mis platos preferidos y ahora en invierno, más todavía, ¿será por eso que tengo más inspiración en otoño e invierno?
    Un beso Salvador.
    Malu.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!