Geometría

Me encuentro en una esfera, dándole mil vueltas a las cosas, sin parar de girar. Tú vas en un cubo, con todas tus normas, empujando un lado hasta caer sobre otro.

Estoy esperando que nuestros cuerpos geométricos coincidan en un mismo espacio euclídeo y, pese a nuestras diferencias, poder circunscribirnos.
Escrito por M. Carme Marí - Web

31 comentarios :

  1. Muy buen micro, M. Carme. La geometría siempre me ha atraído y agradezco que la hayas imbricado tan bien dentro de un relato. Te felicito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias M.José. La geometría era más entretenida que las operaciones matemáticas ;-)
      Celebro que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Carme, ojalá estos amantes platónicos encuentren la dimensión adecuada para que sus diferentes líneas geométricas logren dibujar un mismo trazado. Me gusta la utilización de este lenguaje geométrico para hablar de amor, reunir en un mismo texto una ciencia tan exacta como las matemáticas con algo tan frágil y volátil como el amor.
    Buen relato, Carme, me ha gustado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito comentario siguiendo la línea matemática del relato
      Parece que podemos hablar del amor con muchos lenguajes :-)
      Un beso.

      Eliminar
  3. Como dijo alguien alguna vez, respecto a hombres y mujeres en general: "Somos diferentes, pero viva la diferencia". Las distancias que parecen separar,a veces no son tales, sino que complementan. El saber cuándo ocurre eso es un misterio que depende de dos figuras geométricas. Por el contrario, hay veces en que unas supuestas líneas paralelas nunca llegan a tocarse.
    Un relato matemáticamente interesante, Carme
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues más o menos ahí está el relato: dos figuras geométricas distintas buscando comparación con dos formas de ser distintas - alguien que le da vueltas a las cosas, y alguien muy "cuadriculado" con sus normas. Pero quién sabe si al coincidir pueden encontrar más puntos en común de los esperados, y luego...
      Un beso.

      Eliminar
  4. Parece que la Geometría puede llegar a ser perfecta para una relación, espacio-tiempo. Y, si las diferencias se subsanan una teoría perfecta.

    Me gustan estos micros que aúnan ciencia y ficción
    Besicos, tocaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La geometría tiene mucho de perfección, las relaciones ya no tanto porque dependen de las personas, pero se pueden acercar bastante ;-)
      Encantada de que te guste.
      Un beso

      Eliminar
  5. Geyna López.29/3/17 16:03

    Como ingeniera (aunque soy Ingeniera
    en alimentos) te puedo felicitar por la forma en la que implicaste la geometría. Por lectora, me emociona tanto tu relato. Buen trabajo. Saludos M. Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Objetivo conseguido.
      Gracias por tu comentario Geyna.

      Eliminar
  6. Matemáticamente, preciso; narrativamente, redondo.
    Saludos, Carme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocionalmente, contenta.
      (de todos vuestros comentarios)
      Muchas gracias Manuel,
      un abrazo

      Eliminar
  7. ¿Te digo la verdad? La geografía se me daba regular, pero con tu micro lo he entendido perfectamente. Nunca le vi el romanticismo a las matemáticas, pero tu micro rezuma belleza, poesía y es puro romance.
    Ese poder coincidir en el espacio euclídeo me parece precioso. Y lo de circunscribirse... un acierto tu historia. Enhorabuena.
    Un beso grande.
    Malu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyoyoy Malu... me dejas con una ancha sonrisa con tu comentario.
      Y te mando una pirámide de besos.
      Carme.

      Eliminar
  8. ¿Coincidirán alguna vez? Espero que sí.
    Muy original el micro. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii!!
      Yo soy de naturaleza optimista, así que apuesto por un encuentro en un espacio reducido, con lo que eso de circunscribirse está hecho.
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  9. Con exactitud matemática narras una historia de amor entre seres diferentes que se atraen.
    Cuando uno deje de darle tantas vueltas a todo y el otro se decida a saltarse las normas, seguro que podrán circunscribirse. O inscribirse en un Registro Civil, si ven que va para largo.
    Me ha encantado tu micro, Carme. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta que pases la inscripció al registro civil - buena aportación!!
      Muchas gracias tocaya.
      Otro beso de vuelta.

      Eliminar
  10. Carme, has sido capaz de relatar una historia de amor entre dos cuerpos geométricos diferentes. Deseo que encuentren ese lugar común que necesitan para amarse.
    Muy buen micro.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que por aquí, en algún rincón del blog, les podemos hacer un rinconcito para ese encuentro.
      Gracias Pilar, un beso para ti.

      Eliminar
  11. Muy original. Una carta de amor en toda regla y es que cuando las aristas se cruzan los ángulos dejan de ser obtusos.
    jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito eso que dices, Luisa, de las aristas y los ángulos.
      El amor está en todas partes, en las esferas, cubos, etc., depende de donde nos metamos los humanos. Aunque es mejor no encerrarse en ninguna parte.
      Un abrazo.
      Carme.

      Eliminar
  12. Pues no des más vueltas al asunto, Carme. Tírate de cabeza dentro del cubo y que sea lo que la geometría ordene.
    Muy majo relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo, de cabeza a por el otro cuerpo (geométrico).
      Como resultado saldrán unos cubosferas preciosos, ya verás.
      Un beso!

      Eliminar
  13. Seguramente ambos tenéis cosas que aprender él uno del otro, porque ni es bueno tanto dar vueltas a las cosas ni ser tan cuadriculado ante una realidad que no lo es. Si llegáis a ccircunscribiros estoy seguro de que vuestros hijos serán geométicamente perfectos.
    Interesante y simpático relato, Me.Carme, con muchas fórmulas dentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tienes razón Enrique, la realidad siempre es más sencilla que lo que nos montamos en la cabeza.
      Te mando un beso viajando en una esfera, para que llegue rodando.
      Carme.

      Eliminar
  14. Genial, original y gráfico, Carme. Me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asun, celebro que te guste.
      La verdad es que mi inspiración fue gráfica: una foto de una joven dentro de una esfera.
      Besitos para ti también.

      Eliminar
  15. Yo soy como un dodecaedro. No hay forma de que nadie case conmigo.
    Curioso micro. Saludos, M. Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito poliedro el dodecaedro Plácido.
      Para encontrar tu figura geométrica complementaria quizá tienes que pasearte por más espacios (euclídeos o no ;-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Carme, has diseñado un relato genial. Este amor, a priori imposible, entre Doña Esfera y Don Cubo, puede hallar una dimensión en el que sí sea factible. Sólo es cuestión de que encuentren el punto de intersección.
    Lo dicho: Un relato genial. Bravo.
    Petó.

    ResponderEliminar

Si no tienes cuenta, elige "Nombre/URL" en lugar de "Anónimo". ¡Gracias!